viernes, 30 de julio de 2010

¿QUIÉNES ESTARÁN A LA DERECHA E IZQUIERDA DE JESÚS?

“La madre de los hijos del Zebedeo se acercó a Jesús con ellos, y le adoró manifestando querer pedirle una gracia.

Jesús le dijo: ¿Qué quieres? Y ella le respondió: Dispón que estos mis dos hijos tengan su ASIENTO en tu Reino, uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

Jesús les respondió: No sabéis lo que pedís.¿Podéis beber el cáliz que yo tengo que beber?

Le contestaron: Sí que podemos. Les dijo Jesús: El cáliz que yo he de beber, lo beberéis; pero sentaros a mi diestra o a mi siniestra, no me toca a mí dároslo, sino que será para AQUELLOS a quienes ha destinado mi Padre".

Puede que no era el momento para que Jesús anunciara quienes serían los elegidos porque aún estarían entre ellos.

Si en el Reino de los Cielo alguien puede y debe de estar sentado a la derecha e izquierda de Jesucristo, son sus padres terrenales: San José y la Santísima Virgen María.

La Santísima Virgen porque nació INMACULADA, esposa VIRGEN y madre del Hijo de Dios.

San José, porque fue varón justo, humilde, esposo CÉLIBE, y padre adoptivo de Jesús.

Son las dos criaturas HUMANAS con más dignidad y méritos que han existido y que puedan existir.

Esta elección tiene para nosotros un significado muy profundo.

Jesús, al actuar como cualquiera de nosotros, eligió para sus padres terrenales la máxima DIGNIDAD ante su PADRE DIOS.

Que sean precisamente una VIRGEN y un CÉLIBE los que tengan más categoría y nos representen y nos defiendan ante Dios nos debe llenar de orgullo.

Por el contrario, deberíamos avergonzarnos porque estamos viviendo en una sociedad tan INHUMANA que lo único que pretende es que las adolescentes pierdan muy pronto su VIRGINIDAD.

La CASTIDAD y el CELIBATO, están tan ridiculizado, denigrado y despreciados, que sólo se enaltece y protege la “PROSTITUCIÓN del AMOR”.

¿Qué pensará Jesús y sus Padres que fueron humanos, de esta nuestra sociedad, que como cada día nos estamos pareciendo más a los ANIMALES, nos van a tener que proteger, como lo quieren hacer ahora con los toros y así terminaremos siendo los más “Políticamente correctos”?

miércoles, 28 de julio de 2010

LA RESIGNACIÓN ES UN SUICIDIO COTIDIANO

Opino que Honoré de Balzac querría pensar que al sentirnos impotentes ante tantas injusticias y calamidades no nos quedaría otra alternativa que resignarse y aceptar PASIVAMENTE ir muriendo poco a poco, o desaparecer, si no se ESPERA algo mejor.

El que sea capaz de convertir en ACTIVA esa resignación suicida, podrá encontrar una fuente misteriosa de agua que le abrirá el apetito de seguir viviendo en medio de tantas adversidades.

El pasado 12 de Junio Beatificaron a mi amigo LOLO, Manuel Lozano Garrido, que nació en Linares el 9 de Agosto de 1.920 y murió el 3 de Noviembre de 1.971.

En 1.942 contrajo una enfermedad (espondilitis) que le deformó por completo el cuerpo y le dejó inválido y durante 28 años sujeto a una silla de ruedas, en los últimos diez años completamente ciego, y, a pesar de todas estas adversidades, aceptó una resignación tan ACTIVA, que publicó diez libros y miles de artículos.

Sus compañeros y amigos periodistas que le conocieron lo llamaban “Cronista del amor y que convirtió su dolor en alegría”.

A un médico que estaba enfermo le sugirió:

“El porvenir no es tuyo, ni de los médicos, sino de Dios. A ti sólo te toca la hora por la que pasas. Vívela con ilusión y fecundízala intensamente. Cárgala de esperanza, siémbrala de amor”.

Laín Entralgo, después de haber leído una obra de LOLO, exclamó:

“En la vida no hay más que dos extremos: el SUICIDIO o la SANTIDAD. Lolo escogió la mejor parte, la heroicidad, estúpida aparentemente; pero verdadera en su insuperable FONDO.”

Por suerte existen muchos LOLOS que sin llegar a la santidad, han sabido y saben vivir ante las adversidades corporales ineludibles; con FE y ESPERANDO con resignación ACTIVA alcanzar una VIDA MEJOR.

lunes, 26 de julio de 2010

¿SE ESTÁ PROSTITUYENDO EL AMOR?

La expresión tan repetida, tan traída y llevada y deseada de “Hacer el Amor” tal como se la considera y se acepta por la mayoría, es la más denigrante y hace que lo más grande que existe como es el AMOR, quede rebajado a lo más animal del ser humano.

Cuando se quiere cambiar un comportamiento que no es el “políticamente correcto”, se empieza por cambiar la palabra.

Por ejemplo, para darle categoría, que injustamente no han tenido los homosexuales, se les concede la palabra Matrimonio que según lo define la Real Academia de la Lengua Española es la “Unión de hombre y mujer”.

Por lo tanto no sería correcto aplicárselo a la unión homosexual, a no ser que ahora sea más “políticamente correcto”; pero “incorrecto e injusto” para los demás.

Queda claro que con las palabras se empiezan a dar o quitar categorías. Por algo hay que empezar.

Con el AMOR se está intentado, rebajarlo desvirtuarlo y prostituirlo y posiblemente sea por el hecho de que DIOS sea AMOR. Y esto tampoco es “políticamente correcto”.

Es justo que al acto más sublime y por el que nos parecemos más a Dios al ser PROCREADORES de una nueva vida, se le llame “HACER EL AMOR”, porque es lo más digno y grandioso que pueden ejecutar dos seres.

Para darle categoría de AMOR a un hecho tan deleznable y CRIMINAL como es desfogar una pasión caprichosa e irresponsables de un momento, se le llama “HACER EL AMOR”.

Si queremos llamar a las cosas por sus realidades, gusten o no, habría que decir: “PROSTITUIR EL AMOR”.

viernes, 23 de julio de 2010

HAY QUE CREER PARA VER Y NO VER PARA CREER

CREER PARA VER es de sabios, inteligentes, inventores, investigadores, aventureros, héroes y santos, porque gracias a que han creído en sus ideas, en sus teorías, en sus investigaciones, en sus principios morales, éticos y religiosos, han conseguido ver en la realidad lo que en su día creyeron.

El creer para ver también es de gente sencilla, humilde y que han sabido aceptar con los razonamientos adecuados, sin prejuicios y sin haber sido manipulados, lo que le han enseñado o propuesto alguien que tenía autoridad y conocimiento para ello, a cambio de nada y sí de mucho provecho para el creyente.

VER PARA CREER es de ignorantes un tanto soberbios que se la dan de listos o no les interesa creer en ciertas cosas y tampoco las quiere ver. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

¡En cuánta cosas CREEMOS antes de verlas!

Siempre creemos y esperamos que de un espermatozoide y un óvulo surja una maravillosa y complicada vida.

Creemos en todos los milagros de la naturaleza porque después vemos sus realidades.

El que todo un Dios como es Jesucristo esté realmente presente en la Eucaristía, es un milagro que hay que CREER para VER después como se convierte en REALIDAD lo que prometió Jesucristo:

“EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE, MORA EN MÍ Y YO EN ÉL", siempre y cuando se LE reciba con una FE auténtica, profunda y plenamente consciente.

Si piensa con la FE que MUEVE MONTAÑAS, que Jesucristo está a su lado, siempre que lo quiera tener, LO tendrá. ¿Cómo? Lo sabrá si así lo piensa.

Pasados ocho días de la Resurrección, otra vez estaban dentro los discípulos y Tomás con ellos. Vino Jesús, cerradas las puertas, y, puesto en medio de ellos, dijo: La paz sea con vosotros. Luego dijo a Tomás: Alarga acá tu dedo y mira mis manos, y tiende tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo, sino fiel. Respondió Tomás y dijo: ¡Señor mío y Dios mío!.

Jesús le dijo: Porque me has visto has creído. DICHOSOS los que SIN VER CREYERON”.

miércoles, 21 de julio de 2010

LA GRAN PARADOJA UNIVERSAL

El mundo social, político, judicial, familiar y religioso está plagado, muchas veces, de leyes, normas y comportamientos absurdos y contradictorios, o sea de paradojas

NACEMOS para MORIR. He aquí la realidad más absurda que se nos plantea, si a ese MORIR no se le da la transcendencia adecuada, porque si tuviéramos que vivir eternamente con la única vida que conocemos…¡¡¡

Para unos, sería terrible saber que no se puede esperar otra vida, o que nunca se acabarían los sufrimientos

Para los que sepan darle la transcendencia razonable y revelada de que el MORIR no es el final trágico, sino un despertar a una NUEVA VIDA, no es tan absurdo nacer para morir.

En la ideología materialista, atea y progresista, se están imponiendo leyes injustas y contradictorias.

Un juez por muy injusto o prevaricador que sea, dicta una sentencia condenatoria sin haber escuchado al culpable.

Ahora los que se precian, pregonan y prometen defender los Derechos Humanos y a los más débiles, imponen una ley que permite matar al más débil e indefenso, como es el nasciturus.

Para contrarrestar la bajada en la natalidad, se les ocurrió lo del cheque bebe, que ahora, creo que está suprimido por motivos crematísticos y no por venirse a razones y evitar las críticas justas.

Siempre se ha dicho que el juicio que condenó a Jesucristo fue el más INJUSTO, de todos los tiempos, cuando, en realidad, fue el único juicio JUSTO, porque se dio la Gran Paradoja de que fuimos nosotros los CONDENADOS y ABSUELTOS, al mismo tiempo.
.
Jesucristo al ser injustamente condenado adquirió un capital que repartiría mediante cheques NOMINATIVOS para que el que lo mereciera recibir, podría comprar un poco de felicidad TERRENA y una vida ETERNAMENTE feliz

lunes, 19 de julio de 2010

VIVIMOS CRUCIFICADOS SIN CRUZ

Se dice crucificado cuando se está clavado en un madero en cruz.

Gran parte de nuestra vida estamos crucificados por miles de sufrimientos sin madero en que sustentarnos.

Vivimos siempre inseguros, inestables, cabreados y angustiados por sufrimientos reales o imaginarios sin más ayuda que la propia o la que nos puedan dar y sin mucha esperanza de que se despeje el horizonte.

Cuando los cristianos vivían en las catacumbas y se reían de ellos porque se declaraban seguidores de UN CRUCIFICADO, es cuando más orgullosos se sentían de Jesús y más confianza tenía precisamente por estar Crucificado, porque sabían que toda la fuerza venía de la CRUZ.

“Lejos de mi gloriarme en otra cosa que nos sea en Cristo y en Cristo Crucificado”, decía y sentía San Pablo cuando era perseguido y torturado.

Muy pocas veces nos apoyamos en la CRUZ de Cristo que es la única que nos puede sostener, porque tememos que si la aceptamos, vamos a sufrir como ÉL y hasta es posible que nos avergoncemos de ser seguidores de uno que está crucificado.

“A la manera que Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en ÉL, tenga la vida eterna” Esto es lo que le dijo Jesucristo a Nicodemo.

“Que cada uno cargue con su cruz y me siga, porque mi yugo es suave y mi carga ligera”.

“Venid a mí todos los que andáis con trabajos y cargas, que yo os aliviaré”.

Jesucristo no dice que nos va a LIBRAR de los trabajos, cargas y las cruces diarias, sino que nos ALIVIARÁ, que no es poco, dado que somos peregrinos.

Que no tema el que quiera ser amigo de Jesucristo, que su cruz le oprima y le esclavice, todo lo contrario, esa CRUZ será siempre su tabla de salvación de otras muchas crucifixiones sin MADERO.

viernes, 16 de julio de 2010

¿Por qué nacemos FELÍZMENTE CONDENADOS?

Esto que parece una manifiesta contradicción, (un condenado, no puede ser feliz) es una gozosa y triste realidad.

Nacemos condenados a una vida feliz o desgraciada y en muchas ocasiones nos condenamos para ser felices.

Al enamorarse de alguien, ya se está encadenando felizmente.

El drogadicto se condena para disfrutar

Los que forman una pareja y tienen hijos, se condenan gozosos entre ellos y cuidan de sus hijos.

Los hijos quedan encadenados a sus padres y son felices.

El que encuentra un empleo, se esclaviza y se siente feliz porque ha conseguido el trabajo tan deseado.

La misma tierra está condenada a depender del Sol, del aire, de las lluvias, y sólo se siente feliz dando sus frutos.

¿Por qué sucede todo esto?

Si una imagen vale más que mil palabras, al comprobar cómo nos condenamos voluntariamente a una felicidad o infelicidad, nos está diciendo que si venimos a este mundo es para morir CONDENADOS a una vida FELIZ o INFELIZ, eternamente y en gran parte depende de nosotros.

miércoles, 14 de julio de 2010

¿POR QUÉ DIOS TIENE UN PUEBLO PREDILECTO?

Por las Sagradas Escrituras sabemos que durante muchos siglos, Dios tuvo como pueblo escogido a Israel a quienes se reveló como el ÚNICO DIOS, dado que los demás pueblos se fueron separando y dispersando por el mundo independizándose de los descendientes de Adán y Eva.

Aquel pueblo escogido, al encerrarse en si mismo y no admitir en su seno a los gentiles, hoy llamaríamos inmigrantes y por otras muchas causas, dejaron de ser los predilectos de Dios.

Jesucristo como Dios y como hombre verdadero vino para crearse un pueblo PREDILECTO, su IGLESIA en la que caben todos los pueblos, razas, lenguas y culturas.

Por muy inmigrante que sea, en cuanto se Bautiza, adquiere los “Papeles” con todos sus derechos, privilegios y obligaciones.

Es evidente que la Iglesia hoy no peca por egoísta ni insolidaria; pero Jesucristo lo debe estar pasando muy mal, por los pecados internos, como lo ha reconocido el Papa.

Quiero recordar que ya Pablo VI dijo, por entonces, que el humo de Satanás estaba entrando en la Iglesia.

Ahora, posiblemente habría que reconocer que Satanás ha montado dentro de la Iglesia un despacho oculto con mucho poder.

Los que pasan por ese despacho, salen tan débiles que prevarican en lo que el demonio sabe que nunca falla, como son los pecados de la carne.

Siempre se le ha criticado a la Iglesia de ser demasiado rigurosa en aplicar el SEXTO MANDAMIENTO y ahora mucho más, como si no hubiera otros más importantes; pero bien sabía y debe seguir sabiendo, que cuando se abre la mano en este Mandamiento, se rompen muchas barreras.

Antes, en la sociedad civil y en sus buenas costumbres se miraba mucho todo lo que tenía que ver con el SEXO; pero ahora parece que no hay otra diversión que el SEXO y sus adláteres y como, por desgracia, todo se pega, la Iglesia, tan criticada y vapuleada, no ha sido una excepción.

Conviene recordar que cuando Jesucristo dijo que las puertas del infierno no prevalecerían contra su Iglesia, demuestra que Satanás lo estaría intentando continuamente; pero que jamás PREVALECERÍA, lo que quiere decir que la Iglesia siempre saldrá victoriosa de todos los ataques internos y externos.

lunes, 12 de julio de 2010

Dios mío, Dios mío, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?

Este grito desgarrado de Jesús en la cruz, es el TESTIMONIO histórico y notarial más verídico y misterioso de todos los tiempos.

Ello está demostrando que lo que los Evangelistas contaron de la Muerte y Crucifixión de Cristo fue tan real que no dudaron en dejarlo escrito en la misma lengua aramea que usó Jesús: ¿”Eloi, Eloi, lamma sabacthani”? “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?

Los discípulos de Jesucristo debieron quedar traumatizados y desconcertados al oír el GRITO de Jesucristo, por el hecho de que lo lanzara ÉL que se había declarado públicamente que ERA DIOS.

Es lo que la sociedad de todos los tiempos está gritando desde que fue arrojada del Paraíso, porque quiso ser como Dios, deseo que sigue vigente por nuestra parte y Dios lo tiene aceptado y quiere concedérnoslo, a su modo, y para ello estamos condenados a seguir gritando pidiéndole humilde y resignadamente su ayuda.

En el grito de Jesucristo, como hombre, estamos todos representados. ¿Quién no ha lanzado ese grito más de una vez en su vida? Y ¿Quién no ha sentido, que tarde o temprano, Dios le ha ayudado y en respuesta a ese grito resignado le ha surgido una FE y nueva ESPERANZA de alcanzar ese prometido PARAÍSO?

El día que la humanidad entera deje de gritarle a Dios implorando su AYUDA y sólo se preocupe de lo de aquí abajo, sin levantar siquiera los ojos hacia arriba, será porque ya está FINIQUITADA.

De momento, gracias a Dios existen muchos que con FE y ESPERANZA siguen gritando con humildad.

martes, 6 de julio de 2010

LOS DERECHOS DE ARRIBA Y LAS OBLIGACIONES DE ABAJO

Desde el primer momento en el que Dios nos da la vida nos está concediendo todos nuestros DERECHOS Divinos y humanos y al mismo tiempo nacen todas nuestras OBLIGACIONES.

El derecho a la vida que nos da Dios, exige que los padres y la sociedad cumplan con la obligación de ayudar y jamás impedir que esa vida vea la luz, crezca y se desarrolle de acuerdo con las condiciones que ha impuesto el DUEÑO de ese derecho.

Conviene saber que cuando se procrea una vida, surgen dos dueños, Dios como Propietario o arrendador y la mujer que alquila su cuerpo, como arrendataria y por lo tanto, ella adquiere la OBLIGACIÓN de cumplir ese contrato, cuyo incumplimiento debería ser penalizado y jamás convertirlo en un DERECHO, lo que es manifiestamente una OBLIGACIÓN.

Lo que tristemente sucede es que los de ABAJO se están convirtiendo en los de ARRIBA, se está pervirtiendo la naturaleza de las cosas por intereses espurios, ignorando o no reconociendo que la naturaleza ya se está vengando con la disminución de la natalidad, teniendo que fomentarla con el cheque bebé. La contradicción es manifiesta.

Dios concede a los padres el DERECHO y al mismo tiempo la OBLIGACIÓN de alimentar y educar a sus hijos, siempre que lo hagan como Dios manda y no los gobiernos de turno, que la única OBLIGACION del Estado es que sea una educación humana, ética y moral; pero jamás por conveniencias ideológicas partidistas y siempre tienen la obligación de ayudar económicamente, sin nada más a cambio.

Se habla y se defiende, al menos en teoría, en muchos casos, LOS DERECHOS HUMANOS.

Como tenemos derecho al “PANEM ET CIRCENSES” de antaño, se crean los Sindicatos con las subvenciones y, a veces con mimo, para que defiendan nuestro Derechos al TRABAJO, que sería nuestro PAN.

También se fomenta y se subvencionan el Cine, la Prensa, la Radio y la Televisión, que sería nuestro CIRCO.

Cuando sube al poder un gobierno agnóstico, ateo y laicista, y sólo considera el ser humano, como cuerpo sin alma, es natural que sólo se crea OBLIGADO a defender sus necesidades materiales.

Lo injusto, antidemocrático y más propio de una dictadura es cuando los DERECHOS DIVINOS que tienen otros muchos ciudadanos, que con sus impuestos pagan el “PAN y CIRCO”, no son protegidos por el Gobierno, sino que son criticados, ridiculizados y atacados.

La Iglesia católica tan vituperada es la única que defiende por igual los Derechos Divinos de todos, creyente o incrédulos, sin subvenciones ni favores y teniendo que aguantar calumnias e injustos ataques y además defiende los DERECHOS HUMANOS, a veces, mejor y más desinteresadamente, que el Gobierno.

domingo, 4 de julio de 2010

TAMBIÉN DIOS TIENE SUS CAPRICHOS

Hay caprichos que valen millonadas y otros que son baladíes ridículos, deleznables o misteriosos e INEXPLICABLES.

Dios ha tenido conmigo TRES caprichos inexplicables e incomprensibles para mí.

Tendría yo unos 17 años, un domingo de invierno, y lo sé por el sol que me daba en la acera por donde venía de la Iglesia de oír Misa y comulgar, distraído, cuando de pronto, como en un chispazo, SENTÍ a Dios presente muy dentro de mí.¿Cómo fue? No lo puedo explicar. Creo que fue un capricho de Dios Padre.

Jamás LO he vuelto a sentir habiendo oído Misas y comulgado miles de veces y lo tengo grabado en mi recuerdo como si hubiera sido ayer.

Otro domingo, por esas fechas, al salir de presenciar un partido de futbol, entré en la Ermita de la Virgen de mi pueblo, que estaba cerca del campo para hacer la visita al Santísimo que todos los días la realizaba en mi Parroquia.

Nada más entrar me arrodillé en el último banco, distraído y con prisas porque tendría que alcanzar a mis amigos para ir al cine con ellos y al observar que el Santísimo estaba en Exposición Menor, VI, no sé cómo que allí estaba PRESENTE Jesucristo.

Tampoco he vuelto VERLO nunca, aun después de muchas horas de oración delante del Santísimo.

Angustiado porque mi hermana mayor tenía que viajar a Madrid para operarse de un quiste hidatídico, entré una tarde en la Iglesia para hacer la visita de todos los días e hice la promesa de no ir al cine durante dos meses, única diversión por aquellos tiempos y también, dije así de pasada:

“Señor si mi hermana se salva y TU me llamas, TE SEGUIRÉ”.

Me olvidé por completo de aquel ofrecimiento.

Yo estaba enamoradísimo platónicamente, lo permitido por la edad y por los tiempos de entonces, cuando de un modo casual cayeron en mis manos unas revistillas de “Bromas y de Veras” tituladas, “Valientes” y “Dios lo quiere”.

De una manera misteriosa se produjo en mi interior un deseo tan profundo de dedicar mi vida por completo al servicio de Jesucristo y llegar a ser misionero de infieles que fui aceptado en la Compañía de Jesús, en donde pasé los mejores 14 años de mi vida.

Solicité ser enviado a nuestra Provincia del Ecuador para ser destinado a las misiones, fui aceptado; pero al final por razones ajenas a mi, no me enviaron. Pasados los años, fue admitida mi petición de ir al Japón y tampoco se cumplió mi deseo.

Al dudar de si realmente Dios me había llamado y todo había sido la ilusión juvenil, le dije a mi Padre Espiritual al comienzo de mis estudios de Teología, que si antes de ordenarme me sucedía algo inexplicable, era señal de que Dios no me había llamado y que por lo tanto no debería ordenarme.

Sucedió lo inexplicable; pero lo mas INEXPLICABLE fue que en aquellos momentos cruciales de mi vida, no me ACORDÉ de que Jesucristo me había llamado, cuando aceptó mi PROMESA de seguirle si me llamaba. Promesa que solamente recordé cuando murió esa hermana y yo estaba casado y con tres hijas.

jueves, 1 de julio de 2010

UN PROGRESO A LA INVERSA

Algunos partidos con unas ideologías completamente materialistas, ignorando o despreciando lo que el ser humano tiene de espiritual, han querido crear una sociedad progresista a ultranza con el señuelo utópico de LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD.

Pretender que todos los ciudadanos sean libres, es muy loable y deseable; pero al desvincularlos de Dios y sus principios éticos y morales, han caído en un LIBERTINAJE en lo moral, económico y social.

Ahora se quiere echar el FRENO; pero sin querer volver a los principios éticos y morales de siempre que gracias a los cuales, aunque posiblemente sin tanto progresismo interesado para unos cuantos ha SOBREVIVIDO, cosa que se está poniendo en peligro.

Hay que “Dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios, lo que es de Dios”; pero con equilibrio.

Al pretender dárselo todo al Cesar, se está esclavizando a TODA la sociedad porque se le está obligando a vivir en la MENTIRA, sólo la VERDAD de Dios nos podrán dar la auténtica LIBERTAD.

Las ideologías que han luchado por la IGUALDAD siempre han pretendido igualar al pobre con el rico, al analfabeto perezoso con el estudioso trabajador, al malo con el bueno, al obrero con el empresario.
La mujer con el hombre.

Ahora estamos sufriendo las funestas consecuencias por haber luchado y hasta conseguido algunas de esas igualdades.

Se ha pretendido y demagógicamente pregonado que “Tanto monta, monta tanto el capital como el trabajo” sin tener en cuenta que muchos capitales asfixiados por las reivindicaciones, no de los trabajadores, sino de los que se aprovechan de ellos, han tenido que cerrar empresas y por lo tanto han dejado de crear riqueza, sin la cual nada se puede repartir, que tanto les gusta y quieren hacer algunos manirrotos buscando votos.

Nos están FRENANDO y volviendo marcha atrás de tal modo, que si antes se les quitaba a los ricos para dárselo a los pobres, se les limitaba los beneficios a los empresarios para dárselo a los obreros, pues ahora, casi se nos está imponiendo que hagamos lo contrario. De sabios es rectificar si se tiene la humildad de reconocer el empecinamiento.

“Amarás al prójimo como a ti mismo” y “Amaos los unos a los otros” que es la auténtica FRATERNIDAD, predicada por Dios y tan deseada por todos; pero que se ha convertido en FRATRICIDA por sentimientos ideológicos revanchistas fomentados y protegidos por quienes deberían prohibirlos y por la ambición de algunos pueblerinos que queriendo ser cabecitas de ratón antes que colitas de león, crean enfrentamientos entre ellos mismos, olvidando que en la UNIÓN está la FUERZA y la auténtica Fraternidad.

Ante la crisis galopante económica y social se pretende echar el FRENO y buscar y pedir constantemente el CONSENSO, la colaboración con cheques en blanco, queriendo olvidar y echar marcha atrás.

La culpa de toda esta REVOLUCIÓN hacia atrás la tienen todos aquellos que han predicado, y han fomentado un PROGRESO completamente materialista sin respetar los márgenes Divinos y naturales, y ahora nos estamos AHOGANDO.