sábado, 30 de abril de 2011

¿SE APARECIÓ JESÚS RESUCITADO A SU MADRE?

Sabemos que Jesús Resucitado se apareció a las mujeres, a María Magdalena, a los discípulos de Emaus, a todos los Apóstoles y de un modo muy cariñoso al incrédulo Tomás.

¿Por qué los Evangelios nada dicen del encuentro de la Madre con su Hijo resucitado?

Al no encontrar las expresiones adecuadas para comunicar un encuentro tan cargado de vivencias personales, prefirieron guardar el más absoluto silencio como lo más ELOCUENTE.

“Tu has sido mi esclava como Dios, mi madre como hombre, has creído siempre en mí y como aceptaste la voluntad de mi Padre, y has sufrido, como madre, más que yo, te he convertido en CORREDENTORA”.

Le diría Jesús, mas con el corazón que con palabras, a su Madre en el abrazo más humanamente divino.

Cuando clavado en la cruz, te oí GRITAR: Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado? (Eloi, Eloi, Lamma sabacthanis) se me paró el corazón al pensar que no habías cumplido la voluntad de tu Padre; pero cuando el: Consummatum est (Todo esta realizado) llegó a mis oídos, sabiendo que la humanidad estaba REDIMIDA, saltó de tanta alegría mi corazón, que me sentí la mujer y madre más feliz de todos los tiempos.

Si una vez profeticé que “Me llamarían bienaventurada todas las generaciones” ahora que te abrazo Glorioso, gritaría para que todo el mundo me oyera:

Alzad, oh puertas, ¡Vuestros dinteles!
levantaos, ¡Eternos portales!
Para que entre el REY de la GLORIA.(Salmo 23).

lunes, 25 de abril de 2011

¿Por que JESUCRISTO siendo DIOS se HIZO HOMBRE?

Porque al hablarnos como HOMBRE con la autoridad que demostró como DIOS, que era, se puso a nuestra altura, y aunque nos predicó algo muy distinto a lo establecido; era necesario que lo supiéramos y lo aceptáramos si de verdad queríamos CREAR y vivir en un MUNDO MEJOR.

Puso patas arriba y subvirtió todo lo que hasta entonces se daba por sentado:

Había que poner la OTRA MEJILLA, en vez de VENGARSE.
AMAR a los enemigos, en vez de ODIARLE.
De hacer el BIEN a los que nos ODIAN.
De BENDECIR a quienes nos MALDICEN.
De PERDONAR hasta SETENTA veces siete.

También se daba por sentado que Dios había bendecido a los ricos con la riqueza y que eran afortunados.

Jesús se alzó y proclamó todo lo contrario diciendo: “Dichosos vosotros, los pobres”, si se lleva la pobreza con dignidad, resignación y sin revanchismos, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Estableció, la IGUALDAD de la mujer frente al hombre, concediéndole el mismo valor y la misma dignidad.

Véase el trato con María de Betania, hermana de Lázaro. María Magdalena, la Cananea, la Adúltera y la Samaritana.

Dijo que el sábado era para el hombre y no el hombre para el sábado.

Queda bien claro que las leyes de Dios han sido concebidas para nuestro servicio como seres humanos.

Los Diez Mandamientos no son imposiciones prohibitivas con fines recaudatorios, sino como normas sapientísimas para nuestra convivencia.

Alguien podría pensar que Jesucristo vino para poner el mundo al REVÉS y lo que hizo fue ponerlo al DERECHO.

Por eso dijo tan categóricamente: YO soy el CAMINO, la VERDAD y la VIDA.
A muchos de sus contemporáneos, y a los de hoy, les parecería poco práctico, absurdo e impracticable un mundo al DERECHO.

San Pablo lo describe como la SABIDURÍA paradójica de DIOS:

“Los judíos piden milagros y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a un Cristo Crucificado, que es escándalo para los judíos y locura para los gentiles.”

La LOCURA de Dios es más sabia que la sabiduría HUMANA.

¿Cómo sería el mundo si TODOS viviéramos no al REVÉS como está sino al DERECHO como Dios lo quiere?

viernes, 22 de abril de 2011

¿QUÉ DIRÍA HOY JESUCRISTO DESDE LA CRUZ?

1ª- Palabra: Padre, perdona a todos los que me odian porque no me conocen, están manipulados y porque el PERDÓN es la VENGANZA de los grandes hombres.” Y TÚ eres algo más.

2ª- Estaréis conmigo en el Paraíso aunque hayáis robado a los poderosos por aquello de que “el que roba a un ladrón, tiene cien años de perdón”, si habéis devuelto lo robado o al menos lo habéis repartido entre los pobres.

3ª- Mujer ahí tienes a tantos hijos descarriados, tú que sabes mejor que yo tocar los corazones porque por tus venas corre sangre humana y la sangre tira. No dejes de aparecerte como lo hiciste en el Pilar, en Guadalupe, en Lourdes en Fátima y en tanto otros lugares y no te importe permanecer oculta en tantas ermitas repartiendo favores.

4ª- No dirá Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado? Porque ya sabe que el amor que Dios nos tiene es superior al que le tuvo a ÉL y porque “convenía que UNO muriese en beneficio del pueblo.”

5ª- Tengo sed de que por fin comprendan muchos que si tengo clavada mi mano derecha e izquierda es porque no se la doy a nadie, sólo tengo el corazón abierto para todo el que sinceramente sea honrado, buena persona.

6ª- Podrá seguir diciendo que, por su parte, todo está cumplido, porque al cumplir la voluntad de su Padre ha dejado trazado el camino de la salvación al proclamarse como El Camino la Verdad y la Vida.

7ª- A tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu porque mi cuerpo seguirá siendo inmolado incruento en la Eucaristía y caminaré al lado de todo el que me de su mano, porque TÚ sabes que mi delicia es estar entre los hijos de los hombres.

jueves, 21 de abril de 2011

¿CÓMO REPARAR HOY A UN CRISTO CRUCIFICADO?

Cuando en estos días de Semana Santa estemos ante un CRISTO CRUCIFICADO, podríamos decirle, para reparar tanto desprecio y odio por tantos ignorantes manipulados, lo que dejó escrito Gabriela Mistral, seudónimo de Lucía de Godoy, escritora Chilena, premio Novel de Literatura.

" Esta tarde, Cristo del Calvario,
vine a rogarte por mi carne enferma:
pero al verte, mis ojos van y vienen
de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.

¿Cómo quejarme de mis pies cansados
cuando veo los tuyos destrozados?

¿Cómo mostrarte mis manos vacías,
cuando las tuyas están llenas de heridas?

¿Cómo explicarte mi soledad,
cuando en la cruz alzado estás?

¿Cómo explicarte que no tengo amor,
cuando tienes rasgado el corazón?

Ahora ya no me acuerdo de nada,
huyeron de mí todas mis dolencias.

El ímpetu del ruego que traía
se me ahoga en la boca pedigüeña.

Y sólo pido no pedirte nada
estar aquí, junto a tu imagen muerta,
ir aprendiendo que el dolor es solo
la llave santa de tu santa puerta."

También podríamos recitarle el siguiente soneto anónimo del siglo XVI.

" No me mueve, mi Dios para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de quererte.
TÚ me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme el ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y de tal manera,
que aunque no hubiera cielo yo te amara
y aunque no hubiera infierno te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues, aunque lo que espero no esperara,
Lo mismo que te quiero te quisiera."

miércoles, 20 de abril de 2011

EL Vía Crucis INELUDIBLE de cada uno

Si Dios no perdonó ni a su Hijo Unigénito de que sufriera su VIA CRUCIS, ¿Qué hará con nosotros, puesto que todos somos hijos de Dios?

En la 1ª estación, Jesús es condenado a muerte por Pilato.
Todos nosotros NACEMOS condenados a MORIR

En la 2ª estación, Jesucristo carga con la CRUZ
Se nos carga con la cruz cuando llegamos al uso de razón y adquirimos la conciencia del bien o del mal.

En la 3ª Jesús cae por primera vez
¿Quién no ha caído por primera vez en la pubertad y adolescencia y ha querido y sabido levantarse?

En la 4ª Jesús se encuentra con su Madre.
Todas nuestras madres han sufrido, en muchos momentos de nuestras vidas y nosotros con ellas.

En la 5ª Simón de Cirene ayuda a Jesús a llevar la cruz
¿Cuántas personas leales, sinceras y buenas nos han ayudado en nuestro duro caminar?

En la 6ª Una mujer enjuga el rostro de Jesús
¿Quién no ha sido alguna vez comprendido y consolado por una buena mujer?

En la 7ª Jesús cae por segunda vez
Las caídas en la madurez son más humillantes y problemáticas; pero más enriquecedoras si sabe levantar a tiempo.

En la 8ª Jesús consuela a las afligidas mujeres de Jerusalén
¿Cuántas veces algunas mujeres, olvidando sus propios problemas o tragedias se han compadecido de uno que está pasando por malos momentos.

En la 9ª Jesús cae por tercera.
Apenas quedan fuerzas para levantarse de las caídas en la vejez.

En la 10ª Jesús es despojado de sus vestiduras.
A veces, en el atardecer de la vida nos vemos vacíos de méritos y sólo nos queda un cuerpo achacoso.

En la 11ª Jesús es clavado en la Cruz.
Los que tengan verdadera fe aceptarán gozosos sentirse ya como una piltrafa humana.

En la 12ª Jesús muere en la cruz.
A muchos no les importará morir sufriendo si con ello borran sus pecados y se sienten perdonados.

En la 13ª Jesús es bajado de la cruz.
Muchos desearán que le bajen de una cruz y no de un trono real.

En la 14ª Jesús es sepultado.
Ya que todos tenemos que cumplir la condena de morir, ¿Quién no desea ser sepultados por los seres queridos?

Todos los que hayan preferido y querido recorrer su ineludible Vía Crucis por la calle de la AMARGURA como lo hizo Jesús y no por CALLEJUELAS placenteras y tortuosas, RESUCITARÁN a una NUEVA VIDA.

martes, 19 de abril de 2011

¿Por qué es tan ODIADO EL CRUCIFIJO?

Cuenta la leyenda que en cierta ocasión una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga.

Esta huía rápida de la feroz serpiente; pero el reptil no desistía.

Huyó un día y ella la seguía, dos días y la seguía.

Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo:

¿Puedo hacerte tres preguntas?

No acostumbro a darle este privilegio a nadie; pero como te voy a devorar, puedes hacerlo, – contestó la serpiente.

-¿Pertenezco a tu cadena alimentaria? – dijo la luciérnaga
- No – contestó la serpiente.
-¿Te hice algún mal?- No- contestó la serpiente.
-Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?

-¡Porque no soporto verte brillar!

Si todos esos crucifijos ignorados y colgados de tantas paredes pudieran hacerle las siguientes preguntas a los que quieren que desaparezcan. ¿Qué responderían?

¿Acaso he sido un tirano, que he abusado de mi poder estando clavado en una cruz cuando sólo hice el bien?

¿Es que no puedo servir de ejemplo para que vuestros hijos aprendan a ser buenos, honrados y trabajadores?

¿Qué culpa tengo yo de que muchos que se llaman seguidores míos me enarbolen para ocultar sus pecados y fechorías?

¿Es paradójicamente tan grande mi PODER desde esta CRUZ que os sentís injustamente tratados?

Si fueran sinceros y olvidaran muchos prejuicios, nos le moviera un injusto odio y fueran un poco razonables, se quedarían sin respuestas.

lunes, 18 de abril de 2011

¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE UN CRUCIFICADO?

Mucho odio y venganza si el que está crucificado ha sido un Tirano que ha tenido esclavizado a su pueblo enriqueciéndose él y sus turiferarios.

Creo que se debería esperar algo de admiración y compasión si el que está clavado en la Cruz, lo único que ha hecho es socorrer y ayudar a todo el que se lo ha pedido a cambio de nada y que como agradecimiento a tantos favores lo han condenado a muerte en cruz.

Se puede y se debe esperar TODO, porque el que está crucificado es Jesucristo, DIOS y HOMBRE verdadero.

Viéndose Dios ignorado y despreciado porque estaba muy lejos decidió ponerse a nuestra altura, haciéndose HOMBRE y morir en CRUZ para que supiéramos que todo su poder INFINITO ahora sería el de la CRUZ.

“Aunque la doctrina de la Cruz de Cristo es necedad para los que se pierden, es PODER de Dios para los que se salvan.

Los judíos piden señales, los griegos buscan sabiduría, mientras que nosotros predicamos a Cristo CRUCIFICADO, escándalo para los judíos, locura para los gentiles, más PODER y SABIDURÍA de Dios par los elegidos.

Porque la LOCURA de Dios es más sabía que los hombres, y la FLAQUEZA de Dios, es más poderosa que los hombres.” (Cor.I).

Hoy podríamos decirle al CRUCIFICADO la siguiente oración de Lope de Vega:

“Pastor, que con tus silbos amorosos
me despertaste del profundo sueño.

Tú que hiciste cayado, de ese leño
en que tienes los brazos poderosos,
vuelve los ojos a mi fe, piadosos,
pues te confieso por mi amor y dueño,
y la palabra de seguir te empeño,
tus dulces silbos y tus pies hermosos.

Oye, Pastor, que por amores mueres
no te espante el rigor de mis pecados
pues tan amigo de rendidos eres.

Espera, pues, y escucha mis cuidados.

Pero ¿cómo te digo que me esperes,
si estás, para esperar, los pies clavados?

sábado, 16 de abril de 2011

¿POR QUÉ DIOS PERMITIÓ QUE SU HIJO FUERA CRUCIFICADO?

Que Dios sea UNO en esencia y TRINO en persona y sin PRINCIPIO, es algo que supera con creces nuestra inteligencia por muy dotado que se sea.

Que Jesucristo siendo Dios haya tenido que nacer de una Virgen para hacerse HOMBRE es también algo que no podemos comprender cómo ha podido suceder.

Como tampoco podríamos comprender, si antes de verlo, como lo vemos, nos hubieran dicho que por la unión de un espermatozoide y un óvulo, saldría un SER tan complicado y perfecto.

¿Hubieran podido comprender nuestros antepasados que un bicharraco metálico de varias toneladas se sostendría en el aire y así la TV los móviles, etc etc.?

Si ningún padre, por muy degenerado, permitiría que un hijo fuera crucificado.

DIOS LO PERMITIÓ y aquí no hay misterio, es que por una vez en la historia fue LEGAL y NECESARIO lo tan traído y llevado de que “EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS”.

La Purificación y Redención de esta humanidad corrompida, injusta, criminal y tan alejada de Dios era un FIN TAN IMPORTANTE y NECESARIO que Dios tuvo que permitir la CRUCIFIXIÓN de su hijo por ser el único MEDIO que justificaba el fin.

Sic Deus dilexit mundum ut Filium suum Unigetitum daret.(Jo.3.16) (Amó Dios tanto al mundo que le dio su Hijo Unigénito).

Si fuéramos conscientes de lo que le ha costado a Dios y a su Hijo nuestra SALVACIÓN debería ser nuestra mayor preocupación aunque sólo fuera por agradecimiento.

jueves, 7 de abril de 2011

Al crearnos Dios ¿Por qué no dijo QUE ERA BUENO?

“Dijo Dios: HAYA luz. Y vio Dios ser BUENA la luz.”
“Dijo Dios: Haya firmamento. Y vio Dios ser bueno.”
“Dijo Dios: Júntense en un lugar las agua de debajo de los cielos. Y vio Dios que era bueno.”
“Dijo luego: Haga brotar la tierra hierba verde y árboles frutales. Y vio Dios ser bueno.”
“Dijo luego Dios: Haya en el firmamento de los cielos lumbreras para separar el día de la noche. Y vio Dios ser bueno.”
“Díjose entonces Dios: HAGAMOS al hombre a nuestra imagen y semejanza.”

¿Por qué dijo Dios HAGAMOS en plural y no HÁGASE como en los otros días de la creación ni tampoco que era BUENO?

Bien es verdad que al final de toda la creación vio Dios ser muy BUENO todo cuanto había hecho; pero al no especificarlo en aquel momento. ¿No seria porque tendría ya sus dudas?

“Viendo Yavé cuánto había crecido la maldad del hombre sobre la tierra y que su corazón no tramaba sino aviesos designios todo el día, se ARREPINTIÓ de haber hecho al hombre en la tierra, doliéndose grandemente en su corazón.”

Cuando Dios dijo: HAGAMOS al hombre a nuestra imagen y semejanza, ACTUARÍA en plural porque posiblemente fue una decisión consensuada de las tres Divina Personas, ya que Jesucristo y el Espíritu Santo tendrían que jugar un papel muy importante en el devenir de la raza humana.

¿Por qué Dios nos creó temiendo que posiblemente le respondiéramos hasta con odio?

Cualquier padre de familia numerosa, respondería a esta pregunta, que se embarcó en tan arriesgada aventura porque el AMOR es CIEGO y lo hizo con LOCURA de la que no se arrepentía porque el AMOR a los hijos, sean como sean, es lo más importante que habría hecho en su vida.

Pues Dios nos creó por una Locura de AMOR y CIEGO, a lo DIOS y porque fue una prolongación diversa y multiforme a su VIDA INFINITA en seres FINITOS; pero con los que tendría que tener una preocupación amorosa, divertida y entretenida.

Cuanto mayor sea la riqueza interior de un auténtico creador más intentará y podrá plasmar en su obra de arte todo lo que tiene por dentro.

Dios como SUPREMO artista ha querido plasmar en nosotros una pequeña parte de su INFINITO poder CREADOR, que en algunos de los humanos se ha convertido en algo maravilloso, por la gracia de Dios y por su trabajo.

viernes, 1 de abril de 2011

JESUCRISTO, ¿fue DIOS o sólo un SUPERHOMBRE?

La categoría real y verdadera de cualquier persona, sólo se debe calibrar por sus dichos y hechos, honradamente comprobados y demostrados y no por sus mentiras, engaños, manipulaciones, cinismos e hipocresías.

¿Quién se atrevería a decir, por muy superhombre que fuera, lo que Jesucristo dijo:

“El Padre obra continuamente y YO ni más ni menos”
“El Padre y yo somos uno”
“El que ME ve, ve al Padre”
“YO soy el Camino, la Verdad y la Vida”
“YO soy la Resurrección y la vida”
“YO soy la luz del mundo”
“El que me sigue no anda en tinieblas”
“Yo soy el buen pastor”
“Yo he vencido al mundo”
“Sin mí nada podéis hacer”
“Venid a mi todos los que andéis cargados con trabajos y cargas y yo os aliviaré”
“Aprended de mi que soy manso y humilde de corazón”
“Yo estaré con vosotros todos los días hasta la consumación de los siglos”
“El que come mi carne y bebe mi sangre, mora en MI y YO en él”

Todos estos y muchos más lo dijo Jesucristo con la autoridad que le daba el ser “UNO con el PADRE.

Algún loco prepotente también los pudiera haber proclamado; pero jamás los podría haber confirmado como lo demostró Jesucristo con los siguientes portentos.

Resucitó a su amigo Lázaro.
Resucitó a la hija de Jaíro.
Al único hijo de una pobre viuda, también lo resucitó.
Entres otras muchas curaciones milagrosas, limpió de lepra a diez y sólo uno volvió para agradecérselo. ¡¡Así somos de agradecidos con Dios, muchas veces!!
El milagro más difícil, porque no dependía de ÉL sino de la LIBERTAD humana, fue el conseguir que Zaqueo, hombre riquísimo, dijera: “Señor doy la mitad de mis bienes a los pobres, y si a alguien he defraudado en algo, le devuelto el cuádruplo.” ¿Conseguiría Jesucristo hoy este milagro entre tanto corrupto?

“Si no hago las OBRAS de mi Padre, no me creáis; pero si las hago, ya que no me creáis a mi, creed a las obras, para que sepáis y conozcáis que el Padre ESTÁ en MI y YO en el PADRE.”

La OBRA cumbre con la que demostró Jesucristo su DIVINIDAD, no fue provocar con su PODER INFINITO, como Dios que era, un tsunami universal que nos obligara a ser como Dios quiere y a ser felices por obligación.

Ni DIOS puede TOCAR nuestra LIBERTAD.

Todo abuso de poder, aún el de Dios, no CONQUISTA, avasalla y esclaviza.

Jesucristo dejándose CRUCIFICAR consiguió crear, no un tsunami, sino una marea silenciosa y persistente, de sudor, lágrimas y sobre todo de SANGRE derramada en la CRUZ con la que ha conquistado y sigue conquistado lo más DIFÍCIL y deseable: Las VOLUNTADES y CORAZONES de muchos.