sábado, 30 de junio de 2012

El Santo JOB, YAVÉ y Satán

         Si hay algo que todo el mundo teme, rechaza, odia y desconoce lo que vale, es el DOLOR.

Como en esta vida. “Hay que tener más paciencia que el Santo Job, Leamos brevemente lo que cuenta la Biblia.

“Había en tierra de Hus un varón llamado Job, hombre íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Un día Yavé preguntó a Satán: ¿De dónde vienes? Respondió Satán: de dar una vuelta por la tierra.

- ¿Has reparado en mi siervo Job, pues no lo hay como él en la tierra, varón íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?

- ¿Acaso teme Job a Dios en balde? ¿No le has rodeado de un vallado protector a él, a su casa y a todo cuanto tiene? Pero extiende tu mano y tócale en lo suyo y veremos si no te maldice en tu rostro.

Yavé dijo a Satán: - “Mira, todo cuanto tiene lo dejo en tu mano; pero a él no lo toques”.

Satán no se anduvo por las ramas y empezó a hacer de las suyas arrebatándole  todos sus hijos de un modo cruel y escalonado, aniquilando su ganado y todas sus tierras.

“Ante tales tragedias, Job echándose en tierra, adoró diciendo: “Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo tornaré a ella, Yavé lo dio y Yavé lo ha quitado. ¡Bendito sea el nombre de  Yavé!”

Satán consiguió que Yavé le diera permiso para que sin matar a Job hiciera con su cuerpo lo que quisiera y con todo el ensañamiento lo hirió con una úlcera maligna desde la planta de los pies hasta la coronilla de la cabeza. Rascábase con un tejó y estaba sentado, sobre la ceniza.

“Díjole entonces su mujer: - ¿Aún sigues tú aferrado a tu integridad? ¡Maldice a Dios y muérete!; Pero Job replicó: “Como mujer necia has hablado. Si recibimos de Dios los bienes. ¿Por qué no también los males?

Yavé bendijo las postrimerías de Job más que en sus principios.  Tuvo catorce hijos y tres hijas. Vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos y a los hijos de sus hijos hasta la cuarta generación y murió anciano y colmado de días.

 Job fue una prefigura de lo sucedería con Jesucristo.

Hoy podríamos pensar que si Dios le preguntara a Satanás:

- ¿De dónde vienes?

- De dar una vuelta por la tierra, y posiblemente le respondería:

- He visto a un tal Jesús que hace muchos prodigios en tu nombre y predica una doctrina que me está haciendo mucho daño.

- Ese Jesús es mi hijo en quien tengo puestas todas mis complacencias.

- Pero ¿No será Dios como TÚ?

- Pues sí; pero ahora es un HOMBRE verdadero.

- Entonces está invadiendo mi reino y por lo tanto, me lo cargaré.

-Te doy permiso para que lo tientes, y azuces a tus seguidores para que lo persigan y lo odien; pero te advierto que cuando tu consigas lo que sé que piensas hacer con EL, habrás perdido la GUERRA aunque hayas ganado muchas batallitas.

- Perderás poder terrenal, te arrebataremos a muchísimos seguidores de mi Divino Hijo, para  DIVINIZARLOS y te quedarás tú solito con tus  SATANIZADOS.

miércoles, 27 de junio de 2012

¿Tiene que ser MÍSTICO un cristiano?

        El famoso teólogo jesuita Karl Ranher dijo:

          El CRISTIANO del siglo veintiuno será un MÍSTICO o no será ya cristiano.

          La Real Academia de la Lengua Española dice que MÍSTICO es el que tiene “EXPERIENCIA de lo DIVINO”.

         El Sadhu de la India Sing escribió el siguiente relato:

         “Un día estaba sentado a la orilla de un río del Himalaya. Saqué del agua una piedra grande, hermosa y la partí. Su interior estaba completamente SECO. Esta piedra había estado mucho tiempo dentro del agua; pero el agua no había penetrado en ella. Lo mismo le ha ocurrido a los europeos.

         Durante siglos han sido bañados por el Cristianismo. No obstante el cristianismo no ha penetrado en mucho de ellos. La culpa no es del cristianismo, sino de la dureza de sus corazones”.

         Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz, Santa Margarita María de Alacoque y otros muchos santos y santas, tuvieron unas “Experiencias tan a lo DIVINO” que el mismo JESUCRISTO rompiendo la piedra de sus corazones, los inundó de revelaciones, arrobamientos y éxtasis.

         Dios ha querido que a través de las vidas y testimonios escritos de estos ELEGIDOS, que yo llamaría MÍSTICOS PASIVOS porque han RECIBIDO de Dios todos esos dones, hayan ayudado a que los que yo llamaría MÍSTICOS ACTIVOS pudieran fortalecer su CREENCIA de que Jesucristo es un personaje tan REAL y PRESENTE en la EUCARISTÍA como el sol que nos alumbra y que sigue a nuestro LADO como si fuera nuestra sombra.

         Por lo tanto, todo CREYENTE puede ser un MÍSTICO ACTIVO si TIENE una FE tan profunda que al VIVIRLA con todas sus consecuencias:

        Reciba a Jesucristo en la Eucaristía en toda su GRANDEZA y no por RUTINA, y si durante el día es consciente de que Jesucristo CAMINA a su lado, gozará de una “Experiencia de lo Divino”.

        Los Místicos Activos son los más queridos por Dios porque son los que tiene que nadar siempre contra corrientes inmundas para orillarse y estar con Jesucristo en la intimidad.

sábado, 23 de junio de 2012

¿Qué le aprovecha al hombre GANAR todo el mundo si PIERDE su alma?

       Cuando me entero que ha muerto un gran artista, escritor, magnate, político o famoso en olor de multitudes no puedo evitar pensar:

        Me gustaría poder entrar en lo más profundo de ese tal TRIUNFADOR.

        ¿Habrá sido verdaderamente FELIZ en medio de todo ese BOATO y RIQUEZAS?

        ¿Habrá pensado alguna vez que todo lo que ha conseguido ha sido gracias a que Dios le ha DOTADO de esas facultades y no solamente a su trabajo?

         Si ha sido CREYENTE; y no ha vivido de acuerdo con esas creencias porque ha disfrutado de todos los placeres en PALACIOS suntuosos UNOS días, que eso es la vida TERRENAL.

         ¿En donde VIVIRÁ toda la ETERNIDAD?

          El que haya sido Ateo, Agnóstico, o Anticlerical y por lo tanto ha ignorado a Dios y hasta es posible que le haya odiado, jugándoselo todo a UNA CARTA.

         ¿Qué le sucederá en esa IDA sin RETORNO?

         ¿Para qué le servirá todo el DINERO, PODER y FAMA que se han ido a la tumba con él?

         Si Cristina Onassis, antes de suicidarse dijo:

         Soy tan pobre, tan pobre que solo tengo DINERO.

         Algunos, por desgracia, podrían decir:

         Me siento ante Dios tan desgraciado tan desgraciado que si pudiera, ahora mismo me SUICIDARÍA ya que mi suerte está echada "Alea iacta est".

miércoles, 20 de junio de 2012

¿Salimos GANANDO al perder el PARAÍSO?

         Nuestros Padres fueron ambiciosos, al querer ser como dioses y al no obedecer perdieron el Paraíso; pero ganaron la LIBERTAD.

        Si hubieran obedecido y no ambicionado ser como dioses, ahora disfrutaríamos de un Paraíso Terrenal, siempre lo mismo eternamente y con un cuerpo inmortal; pero al fin cuerpo…y veríamos a Dios; pero nunca podríamos participar de su ESENCIA.

        No todas las ambiciones son malas por aquello de que “La avaricia rompe el saco”.

        Si no fuera por los muchos ambiciosos altruistas, aventureros, héroes y Santos el mundo no habría progresado.

        La obra CUMBRE de toda su Creación, fue el hacernos Dios a su imagen y semejanza.

        Adán y Eva ambicionando ser como dioses, creyendo la mentira de Satanás, comieron la célebre manzana.

        Adán, Eva y Satanás ignoraban que Dios, en el fondo, lo que quería era que fuéramos como ÉL.

        Dios no fue menos ambicioso al querer disfrutar del amor HUMANO que le podríamos dar LIBREMENTE aquí en la tierra, ya que en el MÁS ALLÁ no podríamos AMAR a Dios en libertad.

        Y por eso decidió hacerse HOMBRE para que nosotros pudiéramos ser DIOSES.

        Pero si para Dios, el tomar nuestra NATURALEZA, le supuso vivir la vida que vivió y morir como murió, para nosotros no podría ser más fácil porque lo que estaba en juego no era nada menos que llegar a ser como DIOS, participando de su DIVINA ESENCIA.

        Dios no quería darnos gratis algo tan sublime, porque lo gratis no se aprecia y porque además algún mérito tendríamos que hacer para conseguir algo tan SUBLIME y ETERNO.

        También quiso que aun en este mundo pudiéramos participar de su ESENCIA DIVINA que es el AMOR puesto que bien claro dijo:

       “VENID a mi todos los que andéis angustiados con trabajos y cargas y yo os ALIVIARÉ”.

        El VENID significa que sigue aquí ABAJO con nosotros.

        Y lo mismo cuando Dijo: Yo ESTARÉ con vosotros todos los días, porque el ESTAR requiere presencia física.

        Esa presencia física la tenemos en la EUCARISTÍA, cuando dijo:

       “El que COME mi carne y BEBE mi sangre, MORA en mí y YO en ÉL” y el MORAR en uno es lo más unitivo.

       Todo esto como es tan GRANDIOSO y al mismo tiempo tan fácil como es COMULGAR, se nos pasa casi desapercibido; pero no para Jesucristo porque cuando LO recibimos, ÉL sí que hace en nosotros su obra de AMOR silencioso y santificante.

sábado, 16 de junio de 2012

¿Cómo se puede IR y VOLVER sin MOVERSE?

               Una vereda, que serpea extensos pinares, conduce a un agreste paraje, donde las aguas ventisqueras estrenan garganta y los picachos contemplan, de lejos, impávidos desde su atalaya, la soledad de una casita con su majada.

            Un pastorcillo desciende de las montañas con su perro, sus cabras y el frío que le viene pisando los talones. Ardillero se cuela detrás y se sienta en sus patas traseras junto al rescoldo de la chimenea y con la lengua colgando no pierde de vista a su pastorcillo que anda preparando la cena."Vaya vida perra que nos chupamos los dos" - dice el pastorcillo al tiempo que le echa algo de su comida al perro.

           La noche juntó el cielo con la tierra y el frío se tumbo en los campos. Dentro de la casita, la luz tenue del fuego y un pastor cincelado a golpe de ilusión y soledad. El valle enfurecido al sentir encima el peso del frío y de la noche, desencadenó una tormenta y como llovido del cielo, aparecía y desaparecía con el relámpago un hombre que se acercaba a la casita. El perro ladró, la puerta golpeada chirrió al ser empujada y el agua y el frío se colaron de cara.

            - ¿Hay cobijo para un viejo calado?

- Donde cabe uno, mejor dos. "fuera la soledad" arrímese aquí - dijo el pastorcillo amontonado leña y soplando el rescoldo.
-  Amaneció un sol que jugaba al esconder con las nubes. El juego despertó al perro y a las cabras. El campo bostezó y se llenó de trinos. Pastor y desconocido se vieron bien las caras, se observaron profundamente y congeniaron.

            - ¿ Qué tiene en ese maletín?

          - Un Stradivarius - al tiempo que lo sacaba con mucho mimo y se lo colocaba con rito, casi sagrado, entre barbilla y hombro.

            - Yo también sé tocar - dijo cogiendo el caramillo - pero me gusta más eso.

            - Si quieres, yo te puedo enseñar.
           
           - Quiero aprender cuanto me enseñe. La soledad me ha reventado el alma de ambiciones.¿Cómo deja el mundo que yo ambiciono y se viene al mío que desprecio?

- Eso es el mundo. Unos van y otros vienen. Muy pocos saben de dónde vienen y a dónde van. Unos suben y otros bajan. Saber subir sin soberbia y bajar sin caer, es lo que importa. Un día me quise ir como tú y me fui. Ahora vuelvo. Para volver, necesariamente hay que ir. Merece la pena arriesgarse. La vida es eso, riesgo. Ya lo verás. Lo tienes que ver y vivir tú. Será tu vida, no la mía. Ni tú me puedes empujar nuevamente, ni yo retenerte. La vida que es maravillosa y única la de cada uno es de nuestra exclusiva propiedad; pero recuerda que la de aquí abajo es un PARÉNTESIS.

         Durante años compartieron soledad-ilusión, enseñanza-aprendizaje, fantasía-experiencia, ímpetu-calma, sabiduría-ignorancia,  coraje-madurez, vejez-juventud.

          De este amasijo salió un pastor con el bagaje de arte y conocimientos suficientes para enfrentarse a un mundo nuevo, desconocido y dispuesto a estrenar nueva vida.

        A la puerta de la casita se quedó un día el viejo mirando al pastorcillo, con el maletín del stradivarius, alejarse por la vereda, cabalgando en su ilusión y pensando:

      “Qué bonito ver PARTIR de nuevo la propia ilusión y al mismo tiempo sentir ya el descanso del RETORNO.”  

        IR y VOLVER sin moverse y no obstante VIVIR. Qué descanso tener ya casi VIVIDA la VID. Cuánta ilusión, cuánta nostalgia. Eso es la vida.

miércoles, 13 de junio de 2012

EGOÍSMO y AMBICIÓN. Dos caras de una Moneda

          Cuando Eva supo por Satanás que si comía del árbol prohibido seria como Dios, se despertó en ella el deseo, un tanto egoísta, no de ser poderosa como Dios sino de ser ADORADA.

          Normalmente las mujeres no AMBICIONAN el poder, sino ser agasajadas, conquistadas, en una palabra, ADORADAS.

          En la mujer se dan varias paradojas: Son PASIVAS y realmente son las más ACTIVAS porque engendran y crían nuevas VIDAS.

         Al ser las mujeres los CIMIENTOS de los EDIFICIOS ostentados por los hombres y por lo tanto un tanto desconocidas, surge en ellas ese deseo innato y justo de ser reconocidas y como son las más SACRIFICADAS, cariñosas, fieles, verdaderamente amantes se merecen ser ADORADAS y sin pretenderlo, son las que MANDAN.

         Pero por ese oculto EGOÍSMO, se creen con el derecho a tener siempre la razón, que no se equivocan y muy pocas veces reconocen sus errores, ni piden perdón porque sería como caerse del PEDESTAL.

         Cuando por no caer del pedestal son intolerantes, poco comprensivas y un tanto marimandonas, convierten, a veces, la convivencia en un avispero porque no cumplen la llamada “Regla de Oro” tan bien expresada por Gandhi cuando afirmó:

         “Tú y yo somos un todo. No puedo hacerte daño sin herirme”.

         Tampoco cumplen el mandato del Evangelio:

         “Lo que queráis que os hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente”.

          Adán, comió de la manzana AMBICIONANDO ser poderoso sin darse cuenta que en el pecado llevaba la penitencia.

          Porque el hombre ambiciona PODER público y social que a veces lo consigue; pero individualmente si quiere gozar de un poco de poder familiar, se tiene que comportar un tanto sumiso.

          También suele decirse que detrás de un gran hombre, hay una mujer.

sábado, 9 de junio de 2012

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE EN LA VIDA?

           Leyendo la entrevista, que hace tiempo, le hizo un periodista al Prior, no recuerdo si fue al de la Cartuja de Miraflores o al benedictino de Santo Domingo de Silos, me hizo impacto la siguiente frase: Lo más importante en nuestra vida es saber ESTAR EN EL SEÑOR. 

En esta frase se encierra la quinta esencia del verdadero creyente.

No es lo  mismo estar CON el Señor, que estar EN el Señor.

 Estar CON, significa estar al lado, durante un tiempo, estar EN, es que estamos dentro del Señor, que es algo más íntimo,  acogedor y casi permanente.

            No soportamos la soledad, buscamos la compañía física, aunque, a veces, es cuando más solos nos sentimos.

Todos necesitamos de un hogar, un calor. Muchos lo buscan en cualquier sitio menos en la casa, en la Iglesia, en el campo o en el pensamiento. Dios está a TIRO de PENSAMIENTO.

Además Jesucristo nos dijo que si le amamos y guardamos su palabra, el “Padre nos amará y vendrán y harán su MORADA en nosotros”.

            UNUM EST NECESSARIUM (Una sola cosa es necesaria). Estas palabras tan categóricas le  dijo Jesús a Marta, hermana de Lázaro, al quejarse de que su hermana María estaba escuchando al Maestro y no le ayudaba a preparar el convite a Jesús. María estaba magnetizada porque a través de aquellos ojos y voz acogedora, intuía toda la DIVINIDAD de aquel hombre.

Por eso Jesucristo dijo que María había escogido la mejor parte. Había descubierto lo que era ESTAR EN EL SEÑOR.

AMBULA CORAM ME ET ESTO PERFECTUS (Camina en mi presencia y serás perfecto). Esto fue lo que Yavé mandó a Abraham, padre de todos los creyentes.

Si realmente caminamos en la presencia de Dios, seremos perfectos, nos sentiremos realizados y por lo tanto felices.
Santa Teresa dejó escrito lo siguiente:

"Viénenme días que me acuerdo de lo que dijo San Pablo de que:  “Vivía él, pero ya no era él, sino que era CRISTO el que VIVÍA en él” aunque a buen seguro que no sea así en mí. Que ni me parece vivo yo, ni hablo, ni tengo querer, sino que está en mí QUIEN me gobierna y da fuerza: y ando casi fuera de mí y así me es grandísima pena la vida. Y la mayor cosa que yo ofrezco a Dios por gran servicio es cómo, siéndome tan penoso estar apartada de EL, por su amor quiero vivir”.  

San Juan de la Cruz dejó escrito lo siguiente:
          Olvido de lo criado.
          Memoria del Criador,
          atención a lo interior,
          y estarse amando al Amado.
          Mi alma se ha empleado
          y todo mi caudal en su servicio.
          Ya no guardo ganado,
          Ni ya tengo otro oficio;
          Que ya sólo en AMAR es mi ejercicio.

AMAR y ser AMADO por Dios es lo que haremos por toda la ETERNIDAD.

miércoles, 6 de junio de 2012

¿Por qué es tan FÁCIL EQUIVOCARSE y tan DIFÍCIL CORREGIR?

         A veces, es muy fácil emprender un camino; pero reconocer que va equivocado, teniendo que volver lo andado, humilla y cuesta trabajo.

¡Qué caras se pagan algunas equivocaciones y muchas no tienen arreglo!

Lo más triste es cuando uno creyendo y esperando hacer un bien, provoca una tragedia, como por ejemplo, la de unos padres que por complacer los caprichos de un hijo, ponen en sus manos mucho dinero,  no lo vigilan, ni lo educan, y  no sólo se convierte en  un inepto, sino que cae en la droga y otros vicios.

         Existe una gran equivocación, que por suerte tiene fácil arreglo.

         El que haya vivido en pecado y alejados de Dios; pero si sabe y quiere echar un vistazo a su vida presente o pasada y, al tener la suficiente honradez de conocer su mala vida, lo reconoce, se arrepiente y pide perdón a Dios, todo se arregla, ASÍ de FÁCIL.

Puede que alguien crea que Dios fue de demasiado bueno y se EQUIVOCÓ al crearnos libres y  habernos hecho a su imagen y semejanza.

Si se equivocó, lo pagó bien caro al tener que tomar nuestra NATURALEZA humana y Jesucristo con su obediencia y muerte en cruz, recobró nuestra libertad para poder ser como DIOSES en el otro Paraíso.

         Dios no se equivocó, fue su obra maestra  porque Dios no quería una humanidad aborregada y ser amado por todos y  por IMPERATIVO.

  El quería que el que le obedeciera y AMARA, lo hiciera LIBREMENTE.

 El que se salvara y consiguiera la eterna felicidad, podría pensar que el don de la salvación no sólo habría sido un DON GRATUITO de Dios, sino que también el había merecido algo.

 Un don gratuito, como sería el de la salvación, humilla y un AMOR a Dios por IMPOSICIÓN, no es AMOR.

sábado, 2 de junio de 2012

SILOS, camino de la FELICIDAD

         En este libro publicado hace años se cuenta que una treintena de monjes renunciando a muchas cosas, recluidos voluntariamente de por vida en el Monasterio Benedictino de Santo Domingo de Silos han encontrado el tesoro escondido del Evangelio porque viviendo su fe a tope, habiendo sabido rodearse de compañeros leales y solidarios, están conviviendo íntimamente con Jesucristo y pueden decir como San Pablo: “Vivo yo, ya no soy yo, es Cristo quien vive en mí” y aquello otro de Santa Teresa y San Juan de la Cruz “ Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero, que muero porque no muero”.

El que aun viviendo fuera del monasterio, tenga los mismos sentimientos, sepa que ha encontrado también el tesoro escondido.

 Por lo tanto el que lo quiera encontrar, tendrá que fabricarse su propio monasterio de cristal para poder ver e imitar todo lo bueno de fuera y evitar que lo mucho de malo que existe le contamine.

           Leamos las reflexiones que un monje Cartujo:

         ¿ Soy  feliz…? Y eso… ¿ Qué  es?

         Yo no disfruto de la vida, pero…¿ Es que la vida tiene mayor disfrute que saberla disfrutar sencillamente?

         El ser monje está anticuado. ¿En la forma…? Posiblemente. En el fondo… mientras la tierra dependa del Cielo, lo mío es de plena vigencia.

         Es que la tierra ha llegado a su plenitud y no necesita del Cielo…Cuanta más plenitud, más dependencia de Dios si no queremos que nos destruya una colectiva soberbia.

¡Mi vida es estéril!. ¿Existe esterilidad más criminal que engendrar por pasión frutos de muerte y fertilidad más sublime que pudrirse como semilla ignorada en la tierra?

En mi vida no hay lucha ni competitividad… Luchar día y noche para ser un ángel en la tierra. ¿Acaso es fácil competencia?
        
¿No es demasiada mi soledad? El hombre nunca está mejor acompañado que cuando sabe  estar sólo con Dios.
        
¿Que soy un santo o un héroe? Tampoco es para  tanto, sencillamente soy un aventurero de Dios que ando buscando el tesoro escondido, que está al alcance de todos.

¿Qué vivo ansiando la muerte?; pero no para bajar de esta cruz, sino para que me desclave las manos y abrazar a mi Dios.

         SÓLO UN PROBLEMA TENGO, Señor, pero su solución no depende de TI, aun siendo Dios como eres, también los demás su buena parte tienen. Por eso aquí me tienes quemando mi vida y dándoTE lo que los demás TE quitan.