martes, 30 de octubre de 2012

¿HA MUERTO DIOS?

         Esta frase tan categórica, tan lapidaria, tan absurda y tan contradictoria,  porque si Dios, no tuvo PRINCIPIO, tampoco puede tener FIN, la pronunció Friedrich Nietzsche en el siglo pasado.


         Es posible que al ver el  mundo tan caótico que le rodeaba y no comprender que Dios no interviniera. Sentenció “Dios ha muerto”

         Si echamos un vistazo a la historia comprobaremos que la humanidad, desde su comienzo, ha sido un caos organizado, de lo contrario no existiríamos.

         Y comprobaremos: “Que cualquier tiempo pasado, no fue MEJOR, sino PEOR

         Como la historia se repite, ahora también podríamos decir que Dios ha muerto o al menos, parece que mira al otro lado porque da pánico lo que tenemos encima y lo que nos puede venir en lo económico, en lo moral, en lo religioso, en la injusticias, en la corrupción, en las divisiones sociales, familiares, en lo bélico, en lo nuclear etc,etc,

         Efectivamente todo esto es verdad; pero también es verdad que estamos rodeados de infinidad de COSAS BUENAS y si existe mucha GENTE MALA que son las que más alborotan y se MANIFIESTAN,  también  EXISTE mucha más GENTE BUENA trabajando y calladita.

         Nos quejamos de esta perra vida y la queremos y la defendemos como gato panza arriba porque comprobamos que este mundo ni explota ni se acaba porque jamás ha prevalecido a la larga el MAL contra el BIEN

         Es posible que DIOS PADRE, se haya tenido que desentender un poco de los humanos al tener que ocuparse de controlar, por ejemplo los cien mil millones de soles que tiene nuestra galaxia, la Vía Láctea.

         Y en nuestra galaxia hay mil millones de púlsares que son estrellas de neutrones en rotación, que dan seiscientas cincuenta vueltas por segundo y su densidad es de mil millones de toneladas por centímetro cúbico.

         Y galaxia como la nuestra se conocen cien mil millones.

Pero Jesucristo, que siendo DIOS se hizo HOMBRE no puede ESTAR MUERTO ni lejos de nosotros, porque lleva nuestra sangre  y la sangre TIRA.

Bastante tarea tiene con bregar con más de quince mil millones de humanos y cada uno de su padres y de su madre.

Sabemos cómo NACIÓ, cómo VIVIÓ, cómo MURIÓ, cómo RESUCITÓ, cómo ASCENCIÓ a los Cielos y cómo, sobre todo se QUEDÓ con nosotros, cuando prometió:

Yo ESTARÉ (Y estar significa presencia física) con vosotros TODOS los días hasta la consumación de los siglos”
          
         Mas de uno pensará y hasta se quejará, con equivocada razón, de que Jesucristo no tome más cartas en este CAOS ( que yo llamaría ORGANIZADO) que nos angustia.

         Jesucristo con la sabiduría, como Dios que es, ensambla todas las piezas de este rompecabezas, a veces trágico o maravilloso.

         Nadie podrá negar que Jesucristo desde la CRUZ y no desde un trono ha sido el único que cambió, y cambiará el curso de la historia, cuando ÉL lo crea conveniente y que siempre será para nuestro bien.

         Porque guiar por el desierto a un pueblo inteligente, trabajador y obediente, llevándolo a un oasis, sería coser y cantar.

         Pero que Jesucristo consiga llevarnos al PARAÍSO sin otro vehículo que el AMOR, viviendo casi siempre en medio del CAOS, es lo misterioso y grandioso. 

sábado, 27 de octubre de 2012

¿CUAL FUE LA TRILOGÍA CASTELLANA MÁS GLORIOSA?

         Creo que con motivo de que TVE está ofreciendo una serie sobre Isabel la Católica, vendría  bien releer el siguiente artículo publicado en 2009.


Ávila, Fontiveros, Madrigal de las Altas Torres: Castellana trilogía de Teresa, Juan e Isabel. Geográfica y personal pirámide que ahondaron y ensancharon España, porque pusieron a Dios en la cúspide.

Haría falta que Teresa recorriera de nuevo España enseñando y viviendo: “Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero, que muero porque no muero” Así aprenderíamos a no vivir por vivir, o a morir por morir, y nos recitara aquellas coplillas suyas:
Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda,
La paciencia todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene, nada le falta
Sólo Dios basta.

Que Juan nos sacara de la noche oscura del cuerpo, para meternos en la noche clara del alma.
Que su “llama de amor vivo” nos iluminara nuevas esperanzas, matara tantos egoísmos y nos centrara  en el hondón del alma, quemara las alas de este mundo que tan angustiado y confuso anda, porque apenas quedan hombres, todos somos máquinas.
No sabemos lo que es el amor, la represión y la templanza. Nos avergonzamos de Cristo crucificado y de los sentimientos nobles del alma. La tierra en que vivimos, la tenemos minada de odios y vilezas y, aun así, no levantamos la  mirada para que cuando salte hecha añicos, sólo se quiebren las máquinas y no los hombres, que para eso tienen alma.
La tierra no es nuestro sepulcro, es el primero y último peldaño para subir al eterno mundo. Y nos recordara aquello de:
“Olvido de la criado,
memoria del Creador,
atención a lo interior,
y estarse amando al AMADO”

Que Isabel se asomara  desde su atalaya y estrechara en sus brazos TODAS  las Españas, derribara injusto privilegios, socavase criminales revanchas y nos lanzara a la conquista de nuevos mundos, auque ya no los haya. Hemos nacido para ser conquistadores y no para ser dominados por utópicas ideologías, por hombres sin conciencia y miras muy bajas.

Dios casi no tiene amigos en España, muy pocos quieren ser santos o héroes, eso es de épocas pasadas, de hombres de grandes renuncias y que no estafaron  a España.

Si las tierras son malditas o santas por los hombres que en ellas vivieron. Si en Palestina está Tierra Santa, de Ávila podría decirse que es la Jerusalén de España.   

martes, 23 de octubre de 2012

¿Cómo se pueden SOPORTAR las cruces REALES o FANTASMAS?

         He dicho bien SOPORTAR y no SUPRIMIR, porque la cruces REALES o IMAGINARIAS que nos OPRIMEN, ni Dios las puede SUPRIMIR porque, si así quisiera hacerlo, habría evitado que nos OPRIMIERAN,  como tampoco lo hizo con su propio Hijo.


         Recordemos que en el Padrenuestro NO decimos: LÍBRANOS de las tentaciones, sino “No nos dejes CAER en la tentación”.

         Y también cuando Jesucristo dijo: “Venid a mi todos los que andéis cargados con trabajos y cargas y yo os ALIVIARE”; no dijo: os QUITARÉ las cargas.

         Porque si Dios debiera SUPRIMIRNOS todos los males, ni moriríamos ni tendríamos que trabajar.

         La triste realidad de la vida nos demuestra que NADIE, sea rico o pobre, sano o enfermo está libre de sentirse OPRIMIDO por alguna cruz REAL o IMAGINARIA.

         ¿Qué hacer cuando una cruz nos OPRIMA y nos angustie?

         ¿Cabrearnos? ¿Pensar que Dios nos ha olvidado o preguntarle con soberbia que por qué a mí?. O llegar a lo más absurdo, inútil y perjudicial diciendo que Dios no existe?

         Estos comportamientos no conducen a nada, a lo más: DARSE CABEZAZOS contra un muro infranqueable.

         No hay más solución para sobrellevar cualquier clase de cruz REAL que aceptarla con RESIGNACIÓN y humildemente pedir a Dios que nos eche una mano para poder sobrellevarla, pensando que después del CALVARIO vendrá la RESURRECCIÓN.

         Otra cosa muy distinta es cuando la cruz es FANTASMA o imaginaria, sintiendo MIEDO que sobrevenga algún mal POSIBLE.

         ¿Cómo SOBRELLEVAR y no digo LIBRARSE de ellas?

         Esto no o es fácil porque el  MIEDO es libre y oprime; pero si ese MIEDO se acepta como TRIBUTO que habría que pagar para que no llegue a convertirse en Cruz REAL y se aprovechan esos momentos de angustia en SUPLICAR a Dios su ayuda, confiando plenamente en ÉL, se harían mas llevaderas.

viernes, 19 de octubre de 2012

¿CÓMO HABLAMOS CON JESUCRISTO?

                   Creo que la pregunta más correcta debería haber sido

                        ¿Cómo NO hablamos con Dios?.
Porque, realmente, cuando asistimos a Misa, Comulgamos o rezamos, movemos los labios, pensamos algo, cosas buenas, todo hay que decirlo; pero no HABLAMOS con Jesucristo.

Hablar, lo que se dice hablar, es algo distinto, muy profundo e íntimo, porque hay que SER conscientes de que Jesucristo, en PERSONA está con nosotros y aunque creamos que Dios está ALLÁ arriba, lo tenemos a tiro de PENSAMIENTO.

Lo primero que hay que hacer para poder hablar con cualquier persona es tenerla PRESENTE físicamente o audible

A Jesucristo no lo podremos tener físicamente presente, pero cuando LO recibamos en la comunión, si PENSAMOS y nos lo IMAGINAMOS que está PRESENTE, podremos entablar una íntima conversación.

Realmente para todo esto hay que TENER, no solamente FE, sino sobre todo VIVIRLA que es mucho más que tenerla

La Vizcondesa de Jorbalán, hoy Santa María Micaela del Santísimo Sacramento nació en Madrid en 1.809 de padres cristianos y pertenecientes a la nobleza flamenca.

Al tener que acompañar a su hermano Conde de la Vega y del Pozo a París cuando fue nombrado embajador, se vio en la necesidad de asistir enjoyada a reuniones protocolarias y frecuentar teatros y bajo los trajes elegantes llevaba el cilicio.

Así dejó escrito:

“Salía del teatro y salones sin haber PERDIDO un solo instante la PRESENCIA DIVINA”


Ofrecí a Jesús enviarle cada día muchos PENSAMIENTOS a todos los Sagrarios del mundo para que tenga amor y mi corazón por compañía”.

Es muy triste comprobar que apenas dedicamos, aunque sean unos minutos en PENSAR en Jesucristo, en la Virgen e intentar hablar con ellos amigablemente y no sólo para PEDIRLE algo.

Se cuenta que un Fraile preguntó a Roma que si mientras REZABA podría fumar, a lo que le respondieron negativamente.

Otro preguntó si MIENTRAS fumaba podría REZAR, al que  respondieron que ¡¡Ojala fuera capaz!!.

lunes, 15 de octubre de 2012

¿SE PUEDEN CREER LAS VISIONES?

           Voy a relatar una VISIÓN que contó, en el capítulo XXXVIII de su autobiografía, Santa  Teresa de Ávila, cuya festividad celebramos hoy.


         “Otra vez me acaeció así otra cosa que me espantó mucho.

Estaba en una parte adonde se  murió cierta persona que había vivido harto mal, según supe, y muchos años. Mas había dos años que tenía enfermedad y en algunas cosas, parece que estaba con enmienda.

 Murió sin confesión, mas con todo esto no me parecía a mí que se había de condenar.

 Estando amortajando el cuerpo, vi  muchos demonios tomar aquel cuerpo, y parecía que jugaban con él y hacían justicia con él, que a mí me la puso gran pavor, que grandes garfios le traían de uno en otro.

Como le vi llevar a enterrar con la honra y ceremonia que a todos, yo estaba pensando la bondad de Dios, cómo no quería fuese  difamada  aquel  alma, sino que fuese encubierto ser su enemiga.”

“Estaba yo medio boba de lo que había visto. En todo el oficio no vi
más demonios; después, cuando echaron el cuerpo en la sepultura, era la multitud que estaban dentro para tomarle, que yo estaba fuera de mí de verlo, y no era menester poco ánimo para disimularlo.

Consideraba qué harían con aquel alma, cuando así se enseñoreaban del triste cuerpo.

Pluguiera el Señor que esto que yo vi, cosa tan espantosa, vieran todos los que están en mal estado, que me parece fuera gran cosa para hacerlos vivir  bien.

 Todo esto me hace más conocer lo que debo a Dios y de lo que me ha librado.”

Opino que esta VISIÓN debería ser CREÍDA, puesto que Santa Teresa fue nombrada Doctora de la Iglesia. 

La muerte para los ateos o no creyentes, es el final de la vida, sin más, después no hay nada.
 
Para el creyente, la muerte es el comienzo de otra vida infinitamente mejor. No obstante, la muerte es una meta a la que deberíamos llegar en plenas facultades, no físicas, sino espirituales.

Si alcanzamos la vejez, posiblemente lleguemos hechos unos guiñapos; pero nunca, vacíos de espiritualidad.

         Mientra nos llega ese final, si queremos vivir sin temores y un tanto tranquilos, deberíamos, intentar, al menos, ser capaces de mirar la muerte; pero de cara y tenerla aceptada, con la seguridad de que como obedece órdenes de Dios Nuestro Padre, nos dará la gracia para recibirla.

sábado, 13 de octubre de 2012

ABRAHAM, MOISÉS, SAN PEDRO y SAN PABLO, fueron elegidos para un MISMO OBJETIVO

        En todas las Culturas y Civilizaciones conocidas han adorado a Dioses o Divinidades mitológicas; pero en ninguna de ellas han tenido tan CERCA a su Dios ni han gozado de una comunicación tan dialogante como en la Hebrea y la Cristiana.


         El hombre siempre ha buscado, busca y buscara comunicarse con un ser SUPERIOR y transcendente porque lo lleva en su ESENCIA por su PROCEDENCIA.

         Aunque la Biblia está plagada de pasajes en los que Dios se comunicó con sus Profetas, solo voy a relatar los cuatro más importantes de los muchos que tuvo.

Abraham, que por fin engendró en la ancianidad a su hijo primogénito Isaac de su esposa estéril Sara, también engendró a su otro hijo Ismael de su esclava Agar.

         “Dios quiso probar a Abrahan y llamándole, dijo:

-Anda, toma a tu hijo, a tu hijo unigénito, a quien tanto amas, a Isaac, y ve a la tierra de Moriah, y ofrécemelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te indicare
        
Abraham  aceptó sin rechistar un mandato tan cruel y MISTERIOSO porque provenía nada menos que del mismo DIOS y porque pensaría que era castigo a su ADULTERIO aunque  fue ofrecido y aprobado por Sara.

 Moisés cuando  estaba apacentando el ganado de su suegro Jetró y que antes había MATADO a un egipcio porque estaba maltratando a un hebreo vio que una zarza ardía sin consumirse y al acercarse,  Yavé desde la zarza  le dijo:

-Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob y al preguntarle  Moisés que cuál era su nombre, dijo Dios: YO SOY EL QUE SOY;

-Esto dirás a los hijos de Israel:

- Yavé el Dios de vuestros padres me manda a vosotros para sacaros de la esclavitud de los egipcios.

Moisés respondió: No van a creerme y me dirán que no se me ha aparecido Yavé quien le dijo:

- Toma el cayado que tienes en la mano y al tirarlo a tierra se convirtió en una serpiente y Moisés salio corriendo huyendo de ella; pero Yavé le dijo que la cogiera de la cola y se convirtió en cayado.

- Aunque lleguen a creerme, Señor yo no soy hombre de palabra fácil  pues soy torpe de boca y se me traba la lengua.

 -Yo estaré en tu boca y te enseñaré lo que has de decir; le dijo Yavé 

Jesucristo que era Dios le dio a Pedro, que le NEGÓ tres veces, las llaves del Reino de los Cielos.

San Pablo fue elegido por Jesucristo para que ABRIERA las puertas de su Iglesia a TODOS, creyentes o gentiles, cuando en el  camino de Damasco le dijo: Yo soy Jesús a quien tú PERSIGUES.

No cabe duda de que Dios eligió a Abraham, a Moisés a Pedro y a Pablo para que cada uno y en su tiempo condujeran al pueblo elegido a la TIERRA PROMETIDA.

Lo misterioso es que Abraham, posiblemente, fuera constituido padre de muchos y distintos pueblos por haber sido ADÚLTERO.

A Moisés  no le tembló el pulso al castigar a los egipcios con las diez plagas, precisamente por haber sido un ASESINO

¿A San Pedro le confió capitanear la BARCA de su Iglesia siempre atacada por fuertes oleajes tormentas, aunque  LE NEGÓ tres veces?

A San Pablo que LE ensanchó los horizontes de su INCIPIENTE Iglesia. fue el más perseguido por haber sido antes PERSEGUIDOR.

Estos cuatro hombres cumplieron y siguen cumpliendo su OBJETIVO gracias a que  Dios ha estado, está y estará detrás, porque Dios  sigue queriendo que les seamos IMPRESCINDIBLES y ,a veces, precisamente por nuestros defectos para que sepamos que sin la ayuda de Dios no podremos SALVARNOS.

Por lo tanto, AHORA los que se embarquen en la BARCA de Pedro, si cumplen las normas de convivencia y supervivencia, tengan la seguridad de que arribarán a PUERTO SEGURO.  

sábado, 6 de octubre de 2012

¿Cómo se puede SER siempre JOVEN?

         Horizontes Perdidos fue una película en blanco y negro que al verla me impactó cuando yo tendría unos 16 años.


         Los habitantes de  una ciudad perdida entre las nieves del Himalaya permanecían jóvenes mientras no la abandonaban.

         Creo haber leído que en unos fenómenos paranormales se han detectado indicios de que en el MÁS ALLÁ viviremos siempre como jóvenes.

         No hace falta vivir de pura ficción ni creer en fenómenos paranormales para saber que aun en ESTE MUNDO se puede SER siempre JOVEN.

Aunque en lo físico y material se tendrán que aceptar las leyes inviolables de la naturaleza, se podrá, con los cuidados adecuados, prolongar un tanto la juventud y retrasar la vejez.

En la parte anímica existen jóvenes que son unos viejos y ancianos que son unos niños.

El que esté ya entrado en años y por lo tanto ha trabajado, ha luchado, ha sufrido, ha gozado y sobre todo si ha INVOCADO al Señor y ha recibido el espíritu de la SABIDURÍA  seguirá siendo siempre JOVEN porque en la SABIDURÍA:

“Hay un espíritu inteligente, santo, único y múltiple, sutil, ágil, penetrante, inmaculado, claro, inofensivo, benévolo, agudo, libre, bienhechor.
Es amante de los hombres, estable, seguro, tranquilo, todopoderoso, omnisciente, que penetra en todos los espíritus inteligentes, puros, sutiles.
Porque la sabiduría es más ágil que cuanto se mueve, se difunde su pureza y lo penetra todo.
Porque es un hálito del poder divino y una emanación pura de la gloria de Dios omnipotente, por lo cual nada manchado hay en ella.
Es el resplandor de la luz eterna, el espejo sin mancha del actuar de Dios, imagen de su bondad.
Y siendo una, todo lo puede y PERMANECIENDO la misma, todo lo renueva, y  a través de las EDADES se derrama en las almas santas, haciendo amigos de Dios y profetas.
Que Dios a nadie ama sino al que MORA con la SABIDURÍA”.(Cap.7 del Libro de la Sabiduría)
   
      Por lo tanto el que sepa y quiera MORAR en la SABIDURÍA, se SENTIRA siempre Joven.

martes, 2 de octubre de 2012

DIOS TAMBIÉN TE ANDA BUSCANDO


                            Caminante, caminando
                            por calles y por campos.
                            Busco a Dios
                            y no lo hallo.
                            Tropiezo con las piedras del camino,
                            con el peatón
                            me voy dando codazos.
                            La lluvia
                            me moja de nostalgia.
                            El sol
                            me da esperanza.
                            La luna
                            ilumina mis noches negras.
                            El árbol
                            me da su sombra.
                            La flor
                            Despierta  mis primaveras.
                            El llanto del niño
                            me deprime.
                            La injusticia del poderoso
                            me subleva.
                            El dolor me angustia.
                            El placer me embriaga.
                            A todos hago mi pregunta,
                            me miran... y como si nada.
                            Clavan sus silencios allá,
                            muy allá en el fondo del alma.
                            Gota a gota van formando una imagen,
                            que debe ser la de Dios,
                            porque
                            ni la siento,
                            ni la intuyo,
                            ni la veo.
                            Sólo sé que allí
                            ha quedado un hueco,
                            por donde debo seguir buscando
                            y esperando encontrarme a Dios de cara.
                            En mi mano,
                            Encerrada  llevo la vida
                            para cuando encuentre a Dios
                            regalársela.
                            La vida me sobra,
                            porque me rebosa la esperanza.
                            No me regañes, Señor,
                            si en mi puño
                            tengo tu vida encerrada;
                            me da miedo que me domine
                            por eso aquí la tengo apretada.
                            Si me das una vida más larga,
                            aquí tienes mi mano,
                            ábrela con cuidado,
                            dentro hay una flor muy extraña,
                            si la riegas mucho,
                            sus hojas me aplastan,
                            si no la riegas,
                            sus raíces me devoran las entrañas.
                            No sé qué hacer con ella,
                            tanto miedo me da retenerla,
                            como tirarla.
                            Ponla, Señor, en tus manos.
                            Trázame Tú el camino
                            y lo seguiré 
                            por valles, mares y montañas.
                            No hay vida más limpia
                            que la del caminante
                            que caminando
                            Te anda siempre buscando.