sábado, 24 de noviembre de 2012

¿PUEDE EL HOMBRE COMPORTARSE COMO UN ANIMAL?

          Aunque el “HOMBRE, (por definición) ES UNA ANIMAL RACIONAL”.

 Si supiera comportarse en muchas ocasiones como un  ANIMAL, sería más HUMANO y por lo tanto más HOMBRE.

WALT WHIMAN dijo:

“Creo que podría transformarme y vivir con los animales.¡Son tan apacibles y dueños de si mismos!

Me paro a contemplarlos durante tiempo y más tiempo.

No sudan ni se quejan de su suerte, no se pasan la noche en vela, llorando por sus pecados. No me fastidian hablando de sus deberes para con Dios.

Ninguno está insatisfecho, a ninguno le enloquece la manía de posser cosas.

Ninguno se arrodilla ante otro, ni ante los congéneres que vivieron hace miles de años.

Ninguno es respetable ni desgraciado en todo el ancho mundo”.

Joseph Wood Krutch dijo:

“La nuestra es una causa perdida y no hay lugar para nosotros  en el universo natural; pero a pesar de todo no lamentamos ser humanos.

“Mejor MORIR como HOMBRES que vivir como ANIMALES”.

Porque si el hombre ha  RAZONADO y por lo tanto ha encontrado a DIOS viviendo de acuerdo con las leyes NATURALES y DIVINAS habrá superado su HUMANIDAD para convertirse en algo SUPERIOR.

Pero por desgracia la mayoría VIVEN como ANIMALES irracionales que sólo saben BEBER, COMER y a veces, dar COCES contra todos que les molesten o le impidan su caminar como BESTIAS.

viernes, 23 de noviembre de 2012

¿Por qué el "AMAR y SER AMADO" es el SÚMMUM de la FELICIDAD'?

        Porque el “AMAR y SER AMADO” es la EXISTENCIA de la Santísima Trinidad.


         DIOS PADRE ama al DIOS HIJO y al SENTIRSE amado por el HIJO surge el DIOS ESPÍRITU SANTO.

         El AMOR TRINITARIO que es INVISIBLE se nos pasaría desapercibido si no fuera por las maravillosas OBRAS que nos RODEAN creadas por ELLOS.

         Por eso, el AMARSE Y SER AMADOS es la ESENCIA de DIOS y constituyen el SÚMMUM de la FELICIDAD DIVINA.

         También para nosotros el súmmum de la Felicidad está en “AMAR Y SER MADOS” ya que somos imágenes y semejanza de Dios.

         La Real Academia de la Lengua dice que la FELICIDA es un “Estado de ANIMO que se complace en la posesión de un BIEN” (que yo añadiría ESPIRITUAL).

         Todos creemos que teniendo SALUD y DINERO somos felices; pero no es del todo verdad, porque la felicidad es algo más profundo y gratificante.

         La Salud y el Dinero pueden dar cierto grado de tranquilidad y bienestar; pero si no van acompañados del “AMAR y SER AMADO”. No dan la FELICIDAD.

         ¿Por qué unos ENAMORADOS en los que se da, como en nadie, el AMAR y SER AMADO” están dispuesto a dejarlo todo y vivir con pan y cebolla? 

         ¿Como se puede comprender que unos ENAMORADOS comiendo pan y cebolla TRAIGAN al mundo un NUEVO SER con capacidad para amar y ser amado, si no lo viéramos continuamente?

¡¡¡Y queremos comprender el Misterio de la Santísima Trinidad!!!

Todos los que han AMADO a Dios y al PRÓJIMO, como lo hicieron tantos santos y mártires que, al sentirse amados por DIOS y por los prójimos que ellos habían amado, se sintieron los más felices del mundo.

         Voy a relatar lo que Olga Bejano, una joven que estuvo pentaplégica durante 20 años en los que no podía moverse ni hablar.

         Estaba conectada a un respirador artificial y se alimentaba por sonda.
         Sólo podía ver unos segundos si alguien le levantaba el párpado derecho.
         Comparaba su relación con Dios con un ENAMORAMIENTO.

“OIR, SENTIR y PENSAR es lo único que puedo hacer solita”.

         “Me levanto PENSANDO en Él, durante el día pienso en ÉL y al acostarme, cuando más relajada estoy, en la oscuridad y el silencio, es cuando ÉL se siente mejor para hacerse OÍR”.

“Soñé que Dios me decía que mi sufrimiento iba a ser muy FÉRTIL”.

(Posiblemente pensaba  y deseaba Olga lo de San Pablo, cuando dijo:
“Completo con mis sufrimientos la Pasión de Cristo”).

¿Se le puede dar a la vida una FERTILIDAD más fructífera y SER MÁS FELIZ? 

martes, 20 de noviembre de 2012

TENDREMOS QUE CABALGAR EN TRES DE LOS CUATRO CABALLOS DEL APOCALIPSIS

         Así que el Cordero abrió el primer de los siete sellos, vi y oí a uno de los cuatro vivientes, que decía con voz de trueno: Ven. Miré y vi un caballo BLANCO, y el que montaba sobre él, tenia un arco. y le fue dada una corona (símbolo del AMOR, la CASTIDAD).


         Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo viviente, que decía. Ven. Salió otro caballo BERMEJO, y al que cabalgaba sobre él le fue concedido quitar la paz de la tierra (Símbolo de la OBEDIENCIA).

         Cuando abrió el  sello tercero, oí al tercer viviente que decía: Ven, Miré y vi un caballo NEGRO, y el que lo montaba tenía una balanza en la mano (símbolo de la POBREZA).

         Cuando abrió el sello cuarto, oí la voz del cuarto viviente, que decía: Ven, Miré y vi un caballo BAYO, y el que cabalgaba sobre él tenía por nombre MORTANDAD.

         Fueles dado poder sobre la cuarta parte de la tierra para MATAR por la espada (Por no haber guardado la CASTIDAD) y con el HAMBRE (Por haber preferido la RIQUEZA) y con la PESTE (Por haber DESOBEDECIDO) y con la FIERAS de la tierra.(Por haber sido atrapados por la MUERTE.” (Apocalipsis cap.6).
  
Si queremos llegar con seguridad a nuestro ÚLTIMO y definitivo destino tendremos que cabalgar:

         En el caballo NEGRO que es el de la POBREZA evitando que se nos encabrite y nos meta en el lodazal de las RIQUEZAS con sus poderes, ambiciones, usuras, corruptelas e injusticias.

En el BERMEJO que es un color rojizo, cabalgaremos OBEDIENTES y sumisos a lo que Dios nos mande; pero si se encabrita y nos tira a la rebelión, a ponerlo todo en cuestión y querer caminar por nuestra cuenta sin caballo, no sólo, no  llegaremos al final del camino, sino que  caminaremos a ciegas y sin rumbo.

         En el BLANCO símbolo de pureza o CASTIDAD trotaremos limpios, alegres y acariciados por una brisa descontaminada; pero si el caballo se pone farruco, entra en celos y nos arroja al barro de la promiscuidad, quedaremos atrapados en sus ciénagas y allí moriremos.

         El BAYO cuarto caballo que es la MUERTE nos perseguirá, temiendo siempre a que en cualquier momento se ponga al galope tendido y nos alcance inevitablemente, estando enfangados en las ciénagas

         Nadie duda de que nuestros caballos de batalla, son:             

         Saber vivir en POBREZA para  no caer en las trampas de la RIQUEZAS

         Librarnos de los tsunamis del SEXO mediante una cierta CASTIDAD.

         Dominando nuestras rebeldías OBEDECIENDO a Dios.

         Jesucristo vivió POBRE, CASTO y OBEDIENTE.

         Los que se consagran de por vida exclusivamente a Dios y aspiran a la perfección hacen voto de POBREZA, CASTIDAD y OBEDIENCIA.

sábado, 17 de noviembre de 2012

¿Qué es lo que realmente QUIERE DIOS de NOSOTROS?

         De nosotros no quiere NADA porque lo tiene TODO.


         Lo que realmente quiere es DARNOS todo lo que tiene; pero para eso hay que saber y querer poner la mano.

         Aunque nos parezca mentira sus DIEZ MANDAMIENTOS no son leyes RECAUDATORIAS ni PUNITIVAS.

         El AMAR a DIOS sobre todas las cosas, no excluye que podamos tener otros muchos amores.

         Pero si no amamos con MAYÚSCULA, los amores con minúscula, serán cualquier cosa menos AMOR.

         Si se dice que el AMOR con AMOR se paga.

         ¿Cómo pagaremos el AMOR INFINITO que Dios nos tiene que hasta su HIJO se entregó a la muerte por nosotros y nadie tiene mayor amor que el que da la vida por los demás?

         Cuando tenemos el compromiso de tener que obsequiar por agradecimiento a una personalidad muy rica y poderosa, nos volvemos locos para encontrar el regalo adecuado.

         Con Dios, nada de eso, es todo muy fácil.

         A Dios le encanta que le ofrezcamos nuestros sufrimientos, adversidades, problemas, pequeños sacrificios, por ejemplo: como botón de muestra:

         He sido injuriado, ofendido, malinterpretado por alguien amigo o enemigo, pues ni me vengo ni me defiendo y digo: Dios mío TE ofrezco este silencio que TÚ sólo sabes.

         Este pequeño detalle y otros similares son los más PRECIADOS  por Dios.
 .
Todo esto es tan MISTERIOSO, tan SUBLIME y tan INCOMPRENDIDO por nosotros porque tenemos la cabeza y el corazón repleta de otros pensamientos y amoríos.

El día que seamos capaces de AMAR a DIOS de verdad y por encima de todo, podremos vivir a ras de tierra y comprenderemos lo que dijo San Agustín: “AMA A DIOS y HAZ lo que QUIERAS” ya que siempre haremos lo que DIOS QUIERE que hagamos.

         Ese AMOR de DIOS será tan LUMINOSO, FUERTE y ARROLLADOR que podremos decir lo de San Pablo: “Vivo yo, ya no soy yo es Cristo quien vive en mi”

martes, 13 de noviembre de 2012

Aunque a Dios nadie LO HA VISTO, algunos LO OYERON, y otros LO SINTIERON

         Moisés OYÓ a Dios que desde la zarza que ardía y no se consumía le dijo: “YO SOY EL QUE SOY”.


         Dios LLAMÓ a Abraham ordenándole le sacrificara en holocausto a su hijo Issac.

         La Santísima Virgen María no necesitó OIR La voz de Dios, sino que fue la del Ángel Gabriel quien le anunció su concepción porque se sintió PLENA DE GRACIA DIVINA.
        
         Todas las órdenes que recibió San José fueron a través de ÁNGELES.

         San Pedro, San Juan y su hermano Santiago OYERON a Dios en el Monte Tabor en presencia de Moisés y Elías que les dijo: ÉSTE ES MI HIJO PREDILECTO.

         San Pablo que nunca VIO a Dios, se enamoró de tal forma de JESUCRISTO que cuando le OYÓ decirle: Yo soy Jesucristo a quien tu persigues, le siguió de tal forma que llegó a decir “Mihi vivire Christus est” (Mi vivir en Cristo).

         Paul Claudel, gran poeta, dramaturgo y diplomático francés se SINTIÓ llamado por Dios en la Nochevieja de hace 123 años, como lo cuenta el mismo:

         “Fui a Notre Dame de París para asistir a los oficios de Navidad.
           Yo no creía en nada; pero me parecía que en las ceremonias católicas encontraría inspiración para escribir algo…
            Los niños del coro vestidos de blanco estaban cantando lo que después supe que era el Magníficat.
          Entonces fue cuando se produjo el acontecimiento que ha dominado toda mi vida.
         En un instante mi corazón fue TOCADO y creí. Creí con tal fuerza de adhesión, con tal agitación de todo mi ser, con una convicción tan fuerte, con tal certidumbre que no dejaba lugar a ninguna clase de duda…
         ¡Dios existe, está ahí! ¡Es alguien, es un ser tan personal como yo!
         ¡Me ama! ¡Me llama!

         La misma noche de ese memorial día de Navidad tomé una Biblia y por primera vez escuché el acento de esa voz tan dulce y a la vez tan inflexible de la Sagrada Escritura que ya nunca ha dejado de resonar en mi corazón”.

         García Morente. Filósofo, agnóstico, convertido a la fe (Creo que gracias a las oraciones de su hija) y luego se ordenó de sacerdote, dejó escrito:

         “Volví la cara hacia el interior de la habitación y me quedé petrificado. Allí estaba ÉL. Yo no lo veía, yo no lo oía, yo no lo tocaba; pero ÉL estaba allí.”
         En la habitación no había mas luz que la de una lámpara eléctrica de esas diminutas, de una o dos bujías, en un rincón.
         Yo no veía nada, no oía nada, no tocaba nada. No tenía la menor sensación; pero ÉL estaba allí. Yo permanecía agarrotado por la emoción y LE percibía, percibía SU presencia con la misma claridad con que percibo el papel blanco en que estoy escribiendo con absoluta e indudable evidencia.”

Cuando yo tendría unos 16 años, creo que  SENTÍ tres veces la presencia de Dios; aunque no influyó para nada el que yo deseara ser misionero y fuera admitido a los 18 años en la Compañía de Jesús que abandoné cuando faltaba un mes para ordenarme de sacerdote, por los motivos que relato en mi artículo publicado aquí el 7 de Marzo del 2012.”Yo no he visto a Dios; pero creo que lo he sentido.”

         Nunca SENTÍ ni recordé aquellos misteriosos TOQUE de Dios durante mis 14 años de jesuita, que ahora los recuerdo y los tengo tan presentes, como si me hubieran sucedido ayer y me están obligando gratamente a vivir más en la PRESENCIA de Jesucristo y escribir, no TENIENDO más FE, sino el VIVIRLA y saberla transmitir por Internet.

sábado, 10 de noviembre de 2012

QUIEN A DIOS TIENE, NADA LE FALTA, SÓLO DIOS BASTA

        El final de la siguiente coplilla de Santa Teresa:


         Nada te turbe,
         Nada te espante,
         Todo se pasa.
         Dios no se muda,
         La paciencia todo lo alcanza.
         QUIEN A DIOS TIENE, NADA LE FALTA.
         SÓLO DIOS BASTA.

         Es tan verdad que podríamos decir que es de Perogrullo porque si alguien consigue TENER a Dios, lo TENDRÁ TODO.

         Lo difícil es precisamente POSEER  a Dios que es INABARCABLE físicamente; pero lo podemos TENER en nuestro PENSAMIENTO y CORAZÓN, como los enamorados tiene la imagen de su amada.

Esto es lo que Dios quiere y está en nuestra mano. Cuanto más tiempo dediquemos a pensar en Dios, más GOZAREMOS.

         Dios es el AGUA VIVA que mana; pero si no la BEBEMOS…jamás podremos quejarnos de tener SED.

         Por desgracia APLACAMOS nuestra sed de felicidad bebiendo en charcos cenagosos y contaminantes y así nos va.

         Si queremos ser verdaderamente felices AHORA y sobre todo DESPUÉS, no tenemos mas alternativa que BUSCAR  a Dios para dejarse POSEER por su INFINITO AMOR respondiéndole con nuestro amor incondicional y una FE sin fisuras.

         O seguir viviendo, si no totalmente a espaldas de Dios, caminando de costado y sólo acordamos de ÉL cuando nos veamos en apuros.¡¡¡Viva el egoísmo suicida!!!

         Aunque el listón sea muy alto para muchos, sepamos cómo Santa Teresa vivió el SÓLO DIOS BASTA, al vivir en continua UNIÓN con JESUCRISTO.

         “Viénenme días que me acuerdo de lo que dijo San Pablo que vivía él; pero que ya no era él, sino que era Cristo el que vivía en él, aunque a buen seguro que no sea así en mí.

         Que ni me parece vivo yo, ni hablo, ni tengo querer, sino que está en mí quien me gobierna y da fuerzas, y ando casi fuera de mí y así me es grandísima pena la vida.

         Y la mayor cosa que yo ofrezco a Dios por gran servicio es cómo, siéndome tan penoso estar apartada de ÉL, por su amor quiero vivir”.

martes, 6 de noviembre de 2012

WINSTON CHURCHILL y FLEMING

         “El campesino de apellido FLEMING trabajaba en el campo, cuando de pronto escuchó unos gritos.


Corrió hacia el lugar y vio a un niño metido en el fango.
        
Una vez, rescatado, el niño regresó a su casa.

         Al día siguiente, un lujoso carruaje se detuvo ante la humilde casa de campo de los Fleming.

         Se apeó el padre del niño salvado la víspera. El aristócrata dijo:

“Quiero recompensarlo por lo que hizo por mi hijo”.

El campesino contestó: “No quiero ninguna recompensa; simplemente  hice lo que debía hacer”.

El aristócrata respondió: “Ha de permitir que me haga cargo de la educación de su hijo. Si se parece a Vd, haremos una persona de provecho” Y se lo trajo a su casa.

Años después se licenció en medicina. Era el doctor Alexander Fleming. Pero la historia no acaba aquí.

El hijo del aristócrata, (el mismo que el campesino había salvado de pequeño), enfermó gravemente de una pulmonía. El doctor Alexander Fleming le inyectó penicilina, (descubierta por él, como sabemos) y le salvó la vida.

El hijo del aristócrata doblemente salvado por los Fleming – padre e hijo – era Winston Churchill, el famoso político ingles, primer ministro y Premio Nobel de Literatura.

El propio Churchill en su autobiografía cuenta los dos hechos afirmando:

 “Siempre recibimos a cambio… aquello que antes nosotros dimos. Hagamos el  bien y no miremos a quién”.

sábado, 3 de noviembre de 2012

¿POR QUÉ JESUCRISTO FUE HOMBRE Y NO UN ÁNGEL?

         Parece ser que Lucifer y su corte se rebelaron contra Dios al saber que Dios nos iba a crear a su imagen y semejanza y que nosotros seríamos superiores a ellos ya que seríamos  PROCREADORES con Dios y que llegaríamos a ser como ÉL al participar con el AMOR en la ESENCIA de Dios que no es otra que el AMOR.


Por lo tanto Jesucristo como HOMBRE fue  más que Ángel.

Lucifer, al declararse en rebeldía contra Dios, fue declarado  Príncipe de los demonios y aunque en la tierra sea tenido por sus seguidores como un dios,  sigue siendo un Ángel aunque le llamen Luzbel el ángel más bello. y tenga un poder que ejerce muy poco porque sus seguidores se les someten fácil y alegremente creyendo que AQUÍ salen ganando.

Jesucristo no podía manifestarse como Dios, puesto que Dios no tiene figura compresible por nosotros y tampoco hubiera sido reconocido como Ángel que tampoco la tiene.

Nuestra imaginación que  es la “Loca de la casa” como la llamaba Santa Teresa de Ávila, es la que nos CREA las IMÁGENES y los pensamientos buenos o malos.

Ahora nos podemos RECREAR imaginándonos la FIGURA humana y cariñosa de Jesucristo y de la Virgen, cosa que nunca hubiéramos podido hacer si se hubieran manifestado como Ángel.

Además la lucha hubiera sido entre dos Ángeles Cristo y Luzbel y Jesucristo no vino para luchar contra nadie.

No quiso ponerse a la altura de una lucha entre Ángeles porque su obra REDENTORA estaba por encima de críticas, enfrentamientos y luchas.

Si Jesucristo se hubiera presentado como un Ángel PODEROSO no nos hubiera servido de ejemplo a imitar porque nosotros, aunque somos ESPÍRITUS nos domina la MATERIA.

Por eso, siendo HOMBRE, vivió, actuó y murió como uno de tantos pero RESUCITÓ como DIOS y nos dejó el ejemplo:

De AMOR a su PADRE DIOS a quien LO tenía siempre en su presencia y oraciones.

Nos trazó el CAMINO para poder estar con ÉL en la tierra y después en el Cielo.

Nos demostró con su vida que ÉL era la VERDAD personificada.

Y nos AMÓ hasta el extremo de dar su VIDA por la NUESTRA.