sábado, 29 de junio de 2013

¿Cómo TRATA DIOS a los SUYOS?


            Un día, Santa Teresa de Ávila se quejó a Jesús de que le mandara tantas enfermedades, adversidades y arideces espirituales.

         Así trato a mis amigos, le respondió Jesús.

 Ahora comprendo que tengas tan pocos amigo, le replicó.

         Quien bien te quiere, te hará llorar.

         Si hiciéramos un recorrido por la Sagrada Escritura, por el Santoral y Martirologio terminaríamos abrumados al saber que todos los íntimos amigos de Dios, o sea los Santos y Mártires, han sufrido lo indecible e injustamente.

         Sepamos los sufrimientos que San  Pablo cuenta  en su segunda carta a los Corintios (cap.11).

         “¿Son ministros de Cristo? También yo. Hablando locamente, MÁS yo:
         En trabajos, más
         En prisiones, más.
         En azotes, mucho más.
         En peligro de muerte, muchas veces.
         Cinco veces recibí de los judíos cuarenta azotes menos uno.
         Tres veces fui azotado con varas.
         Una vez fui apedreado.
         Tres veces padecí naufragio.
         Un día y una noche pasé en los abismos.
         Muchas veces en viaje me ví en peligros de ríos, peligros de los de mi linaje, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre los falsos hermanos.
         Trabajos  y fatigas en prolongadas vigilias muchas veces en hambre y sed, en ayunos frecuentes, en frío y desnudez; esto sin hablar de otras cosas, de mis cuidados de cada día, de la PREOCUPACIÓN de TODAS las Iglesías.

         De tales cosas me gloriaré, de mí mismo NO he de gloriarme, si no es de mis FLAQUEZAS.”

         Todo esto, San Pablo y otros muchos seguidores lo sufrieron con alegría a cambio de NADA y ni siquiera por el Cielo prometido, sino que  todo lo “Soportaron por el AMOR a Jesucristo que los CONFORTABA.

         Pero ¿Por qué Jesucristo permitió que los primeros cristianos fueran devorados por las fieras en el circo romano con el regocijo de la chusma mientra ellos cantaban alegres y tantos otros Mártires y Santos de todos los tiempos?
 
         Porque Dios nos dio la VIDA y como REGALO nos obsequió con la tan traída y llevada LIBERTAD.

         Este OBSEQUIO fue un caramelo ENVENENADO para unos y el néctar de la ETERNA felicidad para otros.

         Pero ¿Por qué el SUFRIMIENTO en sus múltiples manifestaciones es el que da la ETERNA felicidad?

Porque si Dios nos amó tanto que nos dio a su unigénito Hijo CRUCIFICADO, sería por algo muy IMPORTANTE.

         Y porque el sufrimiento aceptado con resignación y por amor a JESUCRISTO que tanto nos amó, nos VACÍA por dentro y deja LUGAR para que lo LLENE DIOS.

          

martes, 25 de junio de 2013

¿PODREMOS SER ETERNOS?


            “A la manera que Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el Hijo del hombre, para que todo el que creyere  en ÉL tenga la VIDA ETERNA.
Porque tanto amó Dios al mundo, que le dio su unigénito Hijo, para que todo el que crea en ÉL, no perezca, sino que tenga VIDA ETERNA”
Esto es lo que Jesús le dijo a Nicodemo.

“Y a la Samaritana: “Quien bebe de esta agua volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le diere no tendrá JAMÁS sed, porque el agua que yo le dé se hará en él una fuente que salte hasta la VIDA ETERNA”

“Y a sus discípulos:” Alzad vuestros ojos y contemplad los campos que ya están blanquecinos para la siega. El que siega recibe su salario y recoge el fruto para la VIDA ETERNA, para que se alegren juntamente el sembrador y el segador”

Por eso, los que CREEN todo lo que Jesucristo dijo y testimonió con sus obras, como Dios que era, al rezar el CREDO dicen: “Creo en la Iglesia
 Católica, en la comunión de los Santos, en el perdón de los pecados,en la resurrección de la carne y en la VIDA ETERNA.

         La ley de la Entropía y el Hilemorfismo nos pueden ayudar a comprender algo sobre la VIDA ETERNA.

         La teoría del Big Bang o del Universo en  Expansión, ya está aceptada por casi todo los científicos; pero no  todos están de acuerdo en que llegará un momento en que empiece  a contraerse.

         No se puede negar la posibilidad de que esa expansión, al llegar a su límite, retroceda o se extinga.

 El Universo no es el  Infinito Absoluto, como lo es Dios, sino que es un Infinito Sincategoremático, o sea, que desconocemos  si tendrá un final y cómo podrá ser.

         Sólo Dios puede CREAR de la nada o EXTINGUIRLA. El hombre no crea de la NADA, sólo lo TRANSFORMA y  por la ley de la Entropía nada se EXTINGUE.

 Por la teoría del Hilemorfismo la materia puede ser DIVIDIDA, en teoría, hasta el infinito y nunca desaparece del todo porque sería volverla a la nada, cosa que sólo lo puede hacer Dios.

Ahora en Julio del 2012 el hallazgo más formidable del último medio siglo es el BOSÓN de HIGGS, la partícula  DIVINA que explica el origen del universo.

Si la materia puede ser DIVIDIDA, en teoría, hasta el infinito y nunca desaparece es porque el Bosón de Higgs es la partícula DIVINA INDIVISIBLE e indestructible que proviene, no de la NADA, sino del mismo DIOS llevando en POTENCIA el desarrollo de TODO LO CREADO.

Todo esto es similar a lo que sucede cuando surge, por la fecundación de un óvulo, un NUEVO SER microscópico con un POTENCIAL que se irá desarrollando.

 Nosotros nacemos también por un Big Bang o Una Vida en Expansión  en la que nos vamos desarrollando y todos a la misma velocidad de los años cumplidos, hasta que llegamos a la cumbre de nuestra vida, y al tocar techo, notamos que nos vamos desinflando y a veces a más velocidad que en el desarrollo.

Para los que no crean en Dios ni en la otra vida, dirán que todo esto demuestra que nosotros volveremos a la nada, como es posible que le pase a la materia.

Para los creyentes, todas estas teorías nos demuestran que al no ser  sólo materia sino también espíritu y creados a imagen y semejanza de Dios, que al aplicarnos la Ley de la Entropía no desaparecemos sino que seremos TRANSFORMADOS en espíritus puros.

Leamos lo que dejó escrito San Pablo a los Corintios cap.15

"En un instante, en un abrir y cerra de ojos, los muertos resucitarán incorruptos, y nosotros seremos TRANSFORMADOS"

Por la ley del Hilemorfismo nos CONERTIREMOS en algo ETERNO. 

domingo, 23 de junio de 2013

¿Por qué no CONFIAMOS en DIOS?

               Algunos dirán: “Sí, fíate de Dios y no corras”

            Efectivamente, si te persigue un toro y no corres, te empitonará; pero si mientras huyes, REZAS con verdadera fe y confianza, seguro que no te cogerá. ¿Qué cuesta hacer esto?.

            En casos similares, sí que lo hacemos, por aquello de que “Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena"

            Pero no creo que a Santa Bárbara (en este caso a Dios) le agrade mucho que confiemos en ÉL, sólo en casos extremos, aunque algo es algo y menos es nada.

            Nuestra vida, por desgracia es una continua carrera de obstáculos que no todos  podremos saltar fácilmente y cuando en algunos, nos veamos en la necesidad de acometerlos sin saber cómo, habrá llegado el momento de exclamar: “Protégeme Dios mío que me refugio en TI” porque “Si el afligido invoca al Señor, ÉL lo escucha”; pero a su MODO y a su TIEMPO
.
           El gran pensador Tomás Moro, antes de su martirio a manos de Enrique VIII de Inglaterra dijo:

           "Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que ÉL quiera, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor" 

          ¿Cuántas veces, ante cualquier adversidad grande o pequeña, pensamos y decimos:  ¿Pero por qué me sucede esto a m?

             Convendría recordar que la Virgen y San José, cuando tuvieron que huir a Egipto, no se preguntaron si no hubiera sido más fácil que Dios eliminara a Herodes, o que su Hijo les hubiera informado previamente para evitarle tener que andar buscándole angustiados tres días.

            ¿Si Dios actuó así con sus seres más queridos. ¿Nos podremos quejar nosotros y no confiar plenamente en ÉL?

            Leamos lo que nos dice el Libro del Eclesiástico en el capítulo 2,ver,7.

            Los que teméis al Señor esperad en su misericordia y no os descarriéis, pues vendríais a caer.
            Los que teméis al Señor, confiad en ÉL y no quedaréis defraudados de vuestra recompensa.
            Los que teméis al Señor esperad la dicha, el gozo eterno y la misericordia.
            Considerad las generaciones antiguas y ved: ¿Quién confió en el Señor que fuese confundido?
            ¿O quién persevera en su temor y fue abandonado?
            ¿O quien LE invocó y se sintió defraudado?
            Porque piadoso y compasivo es el Señor, perdona los pecados y salva en el tiempo de la tribulación.

           El día que digamos y vivamos el “Yo  tengo mi CONFIANZA en el Señor que hizo el Cielo y la Tierra” gozaremos de cierta TRANQUILIDAD.

            Recordemos que Dios permitió que Satanás le arrebatara al Santo  Job todas sus tierras, familia y lo cubriera de llagas todo su cuerpo y cuando su mujer le decía que renegara de su Dios, respondía: “Dios me lo dio y Dios me lo quitó, bendito sea”

            Y el Santo Job  murió felizmente con más tierras, más familia y más años.      

miércoles, 19 de junio de 2013

¿Es razonable decir: CREO EN DIOS; pero no en los CURAS?



        Si la FE es CREER en algo que no se ve, es razonable CREER en DIOS a quien no vemos; pero no en los CURAS que los tenemos tan presentes que,  a veces, hasta los tenemos que sufrir.

         Se cuenta que un día, al entrar Chesterton en una Iglesia y oír  el sermón desastroso del Cura y ver la gente tan devota, dijo: Esta es la religión verdadera.

         Los oyentes estaban más pendientes de conectar, de acuerdo con su FE, de la presencia de Jesús en la Eucaristía, que de los disparates del Cura, porque los verdaderamente católicos saben que los curas, en general son los más ignorados, criticados, calumniados, perseguidos y hasta martirizados y que si no fuera por la gracia de Dios, tendrían razones más que suficientes para arrojar la toalla.

         Un médico, un abogado, un educador, un arquitecto,  tarde o temprano saben que su trabajo ha dado su fruto y recompensa.

         El Sacerdote o Cura de almas bautiza, confirma, celebra la Misa, da la comunión, predica, casa, entierra; pero ¡¡Qué pocas veces recoge el fruto de su labor!!

         La mayoría viven en pueblos aislados sin poder tener una compañía a no ser un familiar y todo por el amor al arte, que no es otro que su entrega total a Dios y ayuda desinteresada a los demás.

         ¿Por qué tanto desprecio y decir: Yo no creo en los Curas?

         Sencillamente porque, a veces, nos cantan las cuarenta que no queremos oír y mucho menos practicar, estando manipulados y arrastrados por la moda imperante.

El que no CREA en Dios, ni en Jesucristo ni en la Virgen podrá decir y con razón que no CREE en los CURAS.

         Pero el CREYENTE en algo transcendente y no en los curas no es muy RAZONABLE.

         Porque si en este mundo tiene que vivir y convivir no tendrá más remedio que   CREER en los Médicos, Abogados, Arquitectos, Educadores, Pilotos, Maquinistas Taxistas etc.etc, en GENERAL; pero tendrá que saber elegir, entre los mejores para disfrutar de la mayor seguridad en cuanto a todo lo material.

         Si efectivamente es CREYENTE deberá pensar que si tenemos ESPÍRITU, necesitaremos de alguien que nos ayude.

         Jesucristo que es DIOS dijo a San Pedro, que le había negado tres veces:

         “Tu eres Pedro, y sobre esta Piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella y te doy las llaves del Reino de los Cielos y lo que atares en la tierra, quedará atado en Cielo y lo que desatares, quedará desatado”

         “También dijo: Id por el mundo entero y predicad el Evangelio y bautizar en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”

         Y a todo esto no dijo: Cuando lo hagáis tendréis que ser SANTOS, porque bien claro le dijo al pueblo “Haced lo que ellos os digan; pero no lo que hagan”

         Queda bien claro, que, a veces, sólo usamos los Curas como meros administradores de la GRACIA DE DIOS mediante la aplicación de los Sacramentos del Bautismo, Confirmación, Penitencia, Matrimonio etc.etc, aunque ellos ni siquiera tengan FE, porque la Gracia de Dios es tan poderosa que se desliza por canales, a veces, muy obstruidos.

No es razonable que un padre que se dice creyente IMPIDA que su hijo sea bautizado en contra de la voluntad del otro miembro y sobre todo en contra Dios que es el que le ha dado la vida con la misma obligación de cuidarlo en el espíritu como lo deben hacer los padres en los del cuerpo.

         Por lo tanto el que IMPIDA que un miembro de la familia reciba los debidos SACRAMENTOS, le estará  desvinculando de Dios que es más Padre que nadie y por lo tanto quedará privado de los beneficios en su testamento.

sábado, 15 de junio de 2013

¿Cual fue el pecado OCULTO de Adán y Eva?


         Cualquier padre, por muy malo que sea, perdonaría una rebeldía o desobediencia de su hijo; pero si descubriera que lo que piensa y ambiciona, en oculto, es ser como él, en cuanto al poderío, no se lo podría perdonar y lo debería tener en cuenta en su testamento.

         La DESOBEDIENCIA es algo palpable; pero la AMBICIÓN es oculta y traicionera.

         Dios, como buen PADRE, le hubiera perdonado a nuestros primeros padres su DESOBEDIENCIA; pero la ambición OCULTA que le despertó Satanás de llegar a ser COMO DIOS, no lo podía consentir porque sería como tener a Satanás en familia.

         Por eso, no los castigó al infierno con Satanás, sino que al vernos fuera del Paraíso nos sentimos condenados a vivir  nuestro propio y particular infierno por estar AMBICIONANDO siempre el TENER MÁS.

         Dios para respetar esa AMBICIÓN oculta, se hizo HOMBRE,  para que el que quisiera ser COMO DIOS tendría que imitarLE siendo “MANSO y HUMILDE de corazón” como dijo Jesucristo y que no tenía dónde reclinar su cabeza”

         ¡¡Qué pocos tienen esa AMBICIÓN!!

         El ambicioso San Pablo decía. “Líbreme Dios de gloriarme en otra cosa que no sea en CRISTO y éste CRUCIFICADO”

         Los hubo, los hay y los habrá tan AMBICIOSOS que no es que quieran ser COMO DIOS, es que se CREEN con más poder y autoridad que Dios para hacer y deshacer a su antojo como si Dios no existiera.

         En todas las guerras lo que late es la AMBICIÓN de tener más poder, más riquezas, cueste lo que cuesten.

         Los partidos políticos son tan AMBICIOSOS  de poder y privilegios que no escatiman estrategias, mentiras, manipulaciones y robos para, en  lugar de gobernar para el BIEN COMÚN de todos, hacen todo lo posible para ocultar sus inconfesables ambiciones.

         El que no haya cometido jamás una injusticia social o familiar a sabiendas, movido por la AMBICIÓN que tire la primera piedra.

         Ser justo y DESINTERESADO es difícil y a veces hasta heroico; pero la mayor alabanza que se puede hacer de alguien es cuando se le señala como un hombre JUSTO, CABAL y DESINTERESADO.

         Dios tuvo que arrasar Sodoma porque no encontró en ella ni DIEZ justos, como se lo estaba pidiendo Abraham.

         ¿Llegará el día en el que haya tan pocos JUSTOS y DESINTERESADOS en este mundo que Dios tenga que tomar cartas en el asunto?

        

miércoles, 12 de junio de 2013

¿Por qué PAGAN JUSTOS POR PECADORES?


         Esta es la pregunta más universal y más contradictoria porque es VERDAD y MENTIRA..

         Es VERDAD que en este mundo el que siempre paga los platos rotos es el débil, el pobre e ignorante que ninguna culpa tiene de que las grandes potencias se declaren las guerras, o que los gobiernos se aprovechen de las MAYORÍAS, que siempre son los más necesitados, para subir el poder y repartir prebendas entre unos pocos, que son los que fácilmente se corrompen.

         La honradez desaparece en cuanto hay  donde meter la mano, pensando que si no la mete él, lo hará el que tiene a su lado y además el “Que roba a un ladrón tiene cien años de perdón”

         Todos creemos que el Estado es el primer ladrón porque nos brea con altísimos impuestos.

         Y aquí sí que  pagamos JUSTOS (los que estamos controlados en las nóminas) por PECADORES que (defraudan impunemente)

         Existe un círculo  vicioso que no hay quien lo rompa. Intentamos pagar lo menos que podamos, creando con ello la economía sumergida, porque sabemos que el Estado no tiene más remedio que cobrar mucho más para que le cuadren las cuentas.

         Esto, humanamente, no hay quien lo arregle, a no ser que se legisle y se cumplan las leyes, empezando por quienes las promulguen. Cosa difícil; pero no IMPOSIBLE

         Sólo el SANTO TEMOR DE DIOS que es el Principio de la Sabiduría, lo arreglaría de un plumazo y nos ahorraría  policías, inspectores, jueces, cárceles etc.

         De aquí la necesidad imperiosa de que la educación, principalmente debería ser RELIGIOSA para que todos, desde pequeñitos, supiéramos que para Dios no es VERDAD que “Pagan justos por pecadores”, sino todo lo contario “SOLO PAGARAN LOS PECADORES” y no con una multa o la cárcel, sino con un INFIERNO ETERNO.

         A cualquier gobierno por ateo, agnóstico y anticlerical que sea, le sería más rentable gobernar a unos súbditos educados en una ética y sobre todo en una moral religiosa.  

         El TIMADO por el timo de la estampita, se considera JUSTO porque  cree que ha sido engañado, pero también es PECADOR porque ha creído engañar al timador. “Nadie de duros a peseta”

         El gobierno que tuviera la valentía de romper el círculo vicioso, haciendo una rebaja drástica de todos los impuestos, aunque parezca mentira, recaudaría mucho más, porque el que MUCHOS paguen POCO sería mas efectivo que el que POCOS paguen. MUCHO.

         Si se impusiera un pequeño impuesto, como por ejemplo, el céntimo sanitario, a todo aquel que necesitara de la Sanidad y la Educación, incrementaría la recaudación sin necesidad de que todos tuviéramos  que pagar y por adelantado, lo que a lo mejor no necesitaríamos de la sanidad y  educación.

         NADA sería GRATIS porque todos pagaríamos  algo cuando lo necesitáramos evitando dispendios y derroches.

         Sería el único modo de que aflorara toda la economía sumergida, ya que comprobando que pagando algo, sabiendo que eso supondría sanear la economía del país, siendo conscientes de que todos somos Hacienda, viviríamos tranquilos sin miedo a ser descubiertos y multados

         Y si los BANCOS rebajaran drásticamente los intereses por sus préstamos, habría más peticiones de créditos y con más garantías de su cobro.

         Todo esto es difícil pero no imposible si hubiera un partido que se arriesgara a soportar toda clase de protestas al comienzo; pero cuando se demostrara que estaba siendo eficaz, se convertiría España en el “Paraíso de Inversores”


domingo, 9 de junio de 2013

¿Cómo PUEDE Jesucristo ser DIOS y HOMBRE?


         ¿Cómo PUDO  un hombre pisar la luna? Y si ahora sabemos que  la pisó es porque PUDO.

Luego si Jesucristo ha actuado, en algunas ocasiones como DIOS, y en  otras, como HOMBRE, que podremos comprobar leyendo los siguientes pasajes Evangélicos, comprobaremos  que Jesucristo fue DIOS y HOMBRE

Aunque Jesús fue CONCEBIDO a lo DIOS,  NACIÓ, VIVIÓ y MURIÓ como HOMBRE, aunque  RESUCITÓ como DIOS.

Fue tan humano que tomó nuestra naturaleza con todas sus debilidades, limitaciones y humillaciones.

Comía, bebía, pasó hambre, se cansaba, sintió lástima por los pobres, lloró por la muerte de su amigo Lázaro, no tenía donde reclinar su cabeza, tuvo que ser despertado por sus discípulos que se estaban  hundiendo en la barca azotada por un fuerte vendaval.

Se compadeció de la mujer adúltera, perdonándola humanamente.

Mantuvo una conversación con la Samaritana tan humana, delicada y sobre todo inteligente, no afeándole  los cinco maridos que había tenido y tampoco el actual, que consiguió, no sólo conquistarla para su causa, sino que gracias a ella también creyeron los Samaritanos.

Dejó que una mujer, de mala vida, le perfumara los pies y se los enjugara con sus lágrimas, aceptando  el consiguiente escándalo y críticas de los presentes.

No escogió para CAMBIAR el mundo a sabios ni entendidos, sino a unos pobres e IGNORANTES pescadores.

Sanó toda clase de enfermedades sin aspavientos ni sortilegios y a veces hasta desde la distancia.

Curó la lepra al instante, Arrojó demonio de los endemoniados.

Resucitó a su amigo Lázaro que llevaba muerto cuatro días

Ningún hombre en su sano juicio diría que ÉL ERA DIOS, si no lo fuera; pero Jesucristo lo AFIRMÓ categóricamente y lo DEMOSTRÓ con hechos.

Quien me VE a MÍ  ha VISTO al Padre, le dijo a Felipe que quería ver a Dios.

Yo y el Padre somos UNA SOLA cosa.

Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis; pero si las hago,  no me creáis a mí, creed a las obras, para que sepáis y conozcáis que el Padre ESTÁ  en mí y YO  en el Padre.

 De nuevo buscaban apresarle; pero ÉL se deslizó de entre sus manos.

Mi Padre sigue OBRANDO todavía, y por eso OBRO YO también. Por eso los judíos buscaban con más ahínco matarle, pues no sólo quebrantaba el sábado, sino que decía que Dios era su Padre, haciéndose IGUAL a DIOS.

         El que COME mi  carne y BEBE mi sangre, MORA en mí y YO en ÉL
. Esto solamente  pudo DECIRLO y HACERLO realidad en la EUCARISTÍA por ser DIOS.

miércoles, 5 de junio de 2013

La FE, La RAZÓN y la LIBERTAD.


          Son los tres PILARES que deberían sustentar nuestra vida.

         Cuanto más grande y SUBLIME sea lo que se pueda y se deba CREER y ESPERAR, más fecunda será nuestra vida.

         ¿Cuánto tiempo dedicamos en leer y conocer lo que han dicho o escrito grandes personajes para orientar nuestra ideología y sistemas de vida?

         ¿Cuántos han tenido curiosidad y deseo de saber lo que DIOS ha DICHO y HECHO?

         Cuando yo tenía unos 16 años, un señor me dijo poniendo su mano sobre la Biblia: “Aquí está todo lo que DIOS HA DICHO”. Me impactó tanto que siempre lo tengo muy presente..

         Si queremos tener FE y ESPERAR algo que nos ofrezca un futuro transcendente insospechado y un presente verdaderamente humano y llevadero, leamos los EVANGELIOS, por lo menos, una vez en nuestra vida.

         Cuando se escriben hechos históricos o biográficos  no se cuentan todas las verdades, sobre todo si no son buenas.

         En los Evangelios se cuentan algunos hechos en los que el mismo Jesús y sobre todo quienes los dejaron escrito no quedan muy gloriosos.

         La Santísima Virgen María tuvo que dar a luz en una CUADRA y luego  de Herodes. 
Jesús con 12 años PERMITIO que sus padres anduvieran  buscándole angustiados tres días.
Jesucristo  en pleno apostolado se DEJÓ TENTAR veces por Satanás,
Los discípulos, Juan y Santiago quisieron SENTARSE a la derecha e izquierda de Jesús cuando precisamente les estaba anunciando cómo iba a ser su muerte
Se quedaron DORMIDOS los discípulos en el huerto de los olivos cuando Jesús SUDABA SANGRE por lo que le venía encima.
Todos  LO abandonaron, ninguno LE DEFENDIÓ, Sólo la mujer de Pilato LO defendió al decirle que Jesús era JUSTO.
 Pedro lo NEGÓ tres veces, habiendo sido advertido.
Un DESCONOCIDO y forzado le AYUDÓ a llevar la cruz.
Fueron las mujeres y entre ellas María Magdalena LAS PRIMERAS en ver a Jesús resucitado.
Tomás sólo CREYÓ en la Resurrección de Jesús cuando lo VIO y no 
por el testimonio de los demás.

         Estos y otros muchos hechos similares dan AUTENTICIDAD histórica a los Evangelios, de lo contrario, no lo deberían haber dejado escrito

         El que  haya leído los Evangelios  con el deseo de conocer la VERDAD, Dios lo deja en plena LIBERTAD  para  rechazarlo o aceptarlo.

         Convendría recordar  las siguientes aseveraciones pronunciadas por el mismo Jesucristo, que es Dios y sigue ESTANDO entre nosotros:

         Yo soy el Camino la Verdad y la Vida
         Quien me ve a mí, ve al Padre
         Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón
         Venid a mí todos los que andéis angustiados con trabajos y cargas y yo os aliviaré
         Buscad el reino de Dios y su justicia y todo lo demás, se os dará por añadidura.
         Dad y se os dará
         Yo soy el pan de la vida
         Yo soy la luz del mundo.
         ¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma
         Yo soy la resurrección y la vida.

         Si alguno me AMA, guardará mi PALABRA y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos morada en él.

         El AMOR: No se IMPONE. No se COMPRA ni se VENDE. Se TIENE.

sábado, 1 de junio de 2013

LA GRAN INCÓGNITA INELUDIBLE



         Vivimos pensando y esperando en que la vida nos sorprenda con algo bueno, grande y a ser posible maravilloso.

         Gastamos nuestro dinero en juegos de azar esperando y gozando con la ilusión (que es con lo único que al final vamos disfrutar) de que nos toquen los millones deseados.

         Nos tiramos gran parte de nuestra vida ansiando vernos sorprendidos con un magnífico trabajo bien remunerado.

         Soñamos románticamente con encontrar la pareja ideal.

         Estamos todo el año pensando y haciendo planes para disfrutar de unas maravillosas  vacaciones.

¡A qué pocos se le pasa por la imaginación lo que se va  a encontrar, tarde o temprano, cuando se encuentre ante Dios nuestro Padre!

         Casi nadie piensa con agrado en todo esto, por el hecho de tener que  pasar antes por el trance de la muerte, ignorando que le espera la más grande e inconcebible INCOGNITA de encontrarse, en milésimas de segundo, transportado de una vida temporal, por buena o mala que sea, a una eterna, gozando de lo que jamás pudo soñar ni desear

Leamos lo que San Pedro dejó escrito en su primera carta:

“Bendito sea Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo, que por su  gran misericordia nos reengendró a una viva esperanza por la resurrección de Jesucristo entre los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, que os está reservada en los cielos, a los que por el poder de Dios habéis sido guardados mediante la fe para la salvación que está dispuesta a manifestarse en el tiempo último.”

         Algunos santos, ya en la tierra, gozaron por algunos momentos de lo que sería la otra vida.

         San Pablo en su carta segunda a los Corintios,  cuenta:

         “Sé de un hombre en Cristo que hace catorce años – si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, tampoco lo sé, Dios lo sabe – fue arrebatado  hasta el tercer cielo; y sé que  este hombre – si en el cuerpo o fuera del cuerpo, no lo sé, Dios lo sabe – fue arrebatado al Paraíso y oyó palabras inefables que el hombre no puede decir”