viernes, 8 de noviembre de 2013

¿Podriamos rezar así: Padre nuestro, que se haga NUESTRA VOLUNTAD?


         Porque puestos a pedir ¿No sería mejor, hacerlo así para que nuestra tan deseada LIBERTAD fuera una realidad?

         Efectivamente, podríamos; pero no nos convendría. Dios sabe muy bien lo que aconseja.

         Todos nos creemos LIBRES sin darnos cuenta que desde que nacemos hasta que morimos, sólo gozamos de una Libertad CONDICIONADA a las múltiples circunstancias que nos ESCLAVIZAN injustamente y sin ningún beneficio

         Cuando decimos: “Padre nuestro, HÁGASE TU VOLUNTAD, así en la tierra como en el Cielo” ¿Aceptamos plenamente conscientes de nos estamos ESCLAVIZANDO a la voluntad de DIOS?.

¿Existe una esclavitud MÁS LIBERADORA?

         Si Dios oyera nuestra petición y nos dejara hacer NUESTRA VOLUNTAD, sería como dejarnos LIBRES para despeñarnos, dado lo caprichosos, soberbios, e ignorantes que somos al elegir el camino más apetitoso que siempre nos conducirá al descalabro terrenal  y a la CONDENACIÓN ETERNA.

         Dios siempre, actúa a LARGO PLAZO, porque su visión tiene más horizonte y no la nuestra que apenas la levantamos del suelo.

          Si queremos vivir con cierta tranquilidad y conseguir la ETERNA SALVACIÓN, tendremos que caminar por donde nos lleve la VOLUNTAD de DIOS, que siempre  será la más acertada y conveniente aunque no la comprendamos y la estimemos dura y difícil.

         No olvidemos que nos tenemos que COMER el PAN con el SUDOR de nuestra FRENTE, y que lo FÁCIL o gratis, es como lo BARATO que, a la larga, siempre sane CARO.

Dios siempre escribe RECTO aunque nosotros lo hagamos con renglones muy TORCIDOS siempre que con humildad y resignación caminemos por donde ÉL quiere.
        
Cando la Santísima Virgen María le dijo al Ángel:

“He aquí la ESCLAVA del Señor, hágase en mí según TU PALABRA..

Y Jesucristo en el Huerto de los Olivos dijo: Padre si es posible aparta de mí este cáliz; pero que no se haga mi VOLUNTAD, sino la TUYA, se estaba realizando la VOLUNTAD DE DIOS más LIBERADORA de todos los tiempos.

No hay comentarios: