lunes, 29 de septiembre de 2014

¿ESTAMOS EN LAS MANOS DE DIOS O ESTÁ DIOS EN NUESTRAS MANOS?



         Estar en las mano de Dios es lo más predicado, repetido, deseado y, por desgracia, poco practicado.

         El que Dios esté en nuestras manos, apenas se predica ni se conoce y es lo más deseado por Dios y para nosotros sería el no va más.

         El que vaya a Roma para estar con el Papa, estará entre muchos, pero si el Papa viniera a su casa. ¿Cómo lo calificaríamos?

         Pues bien claro dijo Dios que su delicia era el estar con los hijos de los hombres y no que estuviéramos con ÉL.

         Jesucristo cuando vivía entre nosotros dijo: Venid a mí todos los andéis con trabajos y cargas y yo os aliviaré porque lo tenían presente y palpable.

         Pero cuando nos dejó dijo: Yo estaré con vosotros todos los días hasta la consumación de los siglos.

         También dijo: El que come mi carne y baba mi sangre, mora en mí y yo en él.

         ¿Se puede tener a Dios en nuestras manos con más intimidad que cuando comulgamos?

¿Somos conscientes y lo vivimos a tope?

Tener FE y vivirla es igual a tener a Dios, no sólo en nuestras manos, sino a nuestra disposición.

Entre los muchos milagros que hizo Jesucristo voy relatar el de la Cananea:

Saliendo de allí Jesús, se retiró a los términos de Tiro y Sidón.
Una mujer cananea de aquellos contornos comenzó a gritar diciendo:
Ten piedad de mí, Señor, Hijo de David; mi hija es malamente atormentada por el demonio, pero el no le contestaba palabra.
Los discípulos se LE acercaron y LE rogaron, diciendo:
Despídela, pues viene gritando detrás de nosotros.
Él respondió y dijo: No he sido enviado sino a la ovejas perdidas de la casa de Israel.
 Mas ella, acercándose, se postró ante ÉL diciendo:
¡Señor, socórreme!
 Contestó ÉL y dijo:
No es bueno tomar el pan de los hijos y arrojarlo a los perrillos.
Mas ella dijo: Cierto, Señor, pero también los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores

Como Jesús quiso saber hasta donde llegaba la fe de esta Cananea que no era judía, no tuvo más remedio que exclamar:

¡Oh mujer, grande es tu Fe!
Hágase contigo como TU QUIERES.
Y desde aquella hora quedó curada su hija.

         Luego tener a Dios en NUESTRAS  MANOS es tan difícil y tan FÁCIL como VIVIR la FE que es mucho más que TENERLA.

sábado, 27 de septiembre de 2014

¿POR QUÉ LA MUERTE ES LA TUTORA DE LA VIDA?

          Porque la muerte es la que nos abre la puerta para que nuestra vida se transforme para bien o para mal.

La Vida y la  Muerte no son DOS verdades, sino UNA: la VIDA porque  la muerte ha desaparecido.

Como con la Muerte invisible e insobornable, nuestra vida se prolongará eternamente  nos debería recordar  que después de ella empezará otra vida con sólo dos caminos, no paralelos sino completamente opuestos: Al Cielo o al Infierno.

Así de claro y contundente por muy desagradable que nos sea reconocerlo.

¿Cómo podremos tener la certeza de que existen el Cielo y el Infierno?

Los Evangelios están plagados de testimonios en los que el Cielo y el Infierno son protagonistas.

Jesucristo habla en el Evangelio 15 veces del infierno y 14 veces dice que en infierno hay fuego.

El Buen Ladrón suplicó a Jesucristo clavado de pies y manos en la Cruz que  se acordara de él cuando llegara a su Reino:

“HOY MISMO ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO”

Fue la respuesta más contundente de Jesucristo de que el Cielo existe

San Pablo en su segunda carta a los Corintios capítulo 12 dijo:

“Si es menester gloriarse, aunque no conviene, vendré a las visiones
:
“Se de un hombre en Cristo que hace catorce años – si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, tampoco lo sé, Dios lo sabe – fue arrebatado hasta el tercer cielo; y sé que este hombre – si en el cuerpo o fuera del cuerpo del cuerpo, no lo sé, Dios lo sabe, - fue arrebatado al paraíso y oyó palabras inefables que el hombre no puede decir.”

Cuando estaban apedreando a San Esteban, dijo:

“Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre en pie, a la diestra de Dios”

         Entres las muchas visiones que tuvo Santa Teresa de Jesús del Cielo y el Infierno, voy a transcribir resumidas las siguientes:

         “Cuando supe que  era muerto nuestro Provincial, díome mucha turbación, porque temí su salvación. Rogué a Dios por su alma.
         Estando pidiendo esto al Señor, salía del profundo de la tierra a mi lado derecho, y vile subir al Cielo con grandísima gloria.
         El era ya bien viejo, mas vile de edad de treinta años y aun menos me pareció, y con resplandor en el rostro”

         “Murió cierta persona que había vivido harto mal y sin confesión, mas con todo esto no me parecía a mí que se había de condenar.
         Estando amortajando aquel cuerpo, vi  muchos demonios tomar aquel cuerpo y parecía que jugaban con él y con garfios grandes le trían de uno a otro.
         Cuando echaron el cuerpo en la sepultura, era tanta la multitud que estaban dentro para tomarle, que yo estaba fuera de mí de verlo”

         Voltaire (Francisco Mª Arouet) que murió el 31 de Mayo de 1778 a los 84 años, que fue un hombre  impío y blasfemo y que tenía por lema “Destruid a la infame” o sea a la Iglesia dijo:
         Jesucristo necesitó doce apóstoles para propagar el cristianismo, yo voy a demostrar que basta uno solo para destruirlo.
         Pero se fue a la tumba sin conseguirlo.
         En la hora de la muerte pidió un sacerdote; pero sus amigos se lo impidieron.
         Murió con horribles manifestaciones de desesperación, bebiéndose sus propios excrementos, como cuenta la marquesa de Villete en cuya casa murió.

         Azaña, que tanto persiguió a la Iglesia, se confesó antes de Morir.
         Mons. Theas afirmó que confesó y le dio la extremaunción que recibió con plena lucidez y por petición suya, en el Hotel du Midi de Montauban (Francia) donde murió diciendo: “Dios mío, misericordia”

         François Miterrant,, encarnizado anticlerical, agnóstico duro y puro, quiso morir con los sacramentos de la Iglesia.


jueves, 25 de septiembre de 2014

LA IGUALDAD, ¿ES JUSTA O INJUSTA?

          En la Parábola del Evangelio se cuenta que todos los viñadores contratados en diversas horas del día fueron pagados con el IGUAL salario acordado.

         ¿Hizo justicia el dueño de la viña con los viñadores, que en este caso sería Dios con nosotros?

         .Nosotros  podremos pensar que  Dios no fue injusto porque pagó lo acordado con cada uno; pero los que no pudieron evitar sentirse injustamente tratados, fueron los que trabajaron todo el día.

         Esta justicia e injusticia simultánea tendría su explicación porque Dios puede hacer lo que le plazca con lo suyo y nosotros sentirnos injustamente tratados.

         Convendría saber que Jesucristo se la estaba contando a los judíos que fueron los primeros elegidos por Dios y por lo tanto ya privilegiados.

         Dado que este pueblo privilegiado se comportaría con Jesucristo, como lo hizo y los que vinieran después amarían a Dios de verdad, serían merecedores de ser los primeros, habiendo amado a Dios los últimos y los primeros que no amaron a Dios, serían los últimos.
       
Esta parábola tuvo, tiene y tendrá un significado más profundo de lo que parece.

Supongamos que DOS creyentes están ya en el CIELO

         Uno se había salvado porque gracias a que había tenido una buena formación religiosa, llevado una vida ejemplar amando a Dios  y a los demás como está mandado. Y por lo tanto había  sido ya en la tierra un PRIVILIGIADO

         El otro que había  llevado una vida libertina y alejado de Dios; pero que al convertirse AMÓ a Dios, como el que más, se SALVÓ por los pelos

         ¿Tendría derecho el primero a sentirse injustamente tratado?

         De ninguna manera, porque deberá reconocer que ya tuvo el privilegio de haber sido educado y ayudado en el camino correcto y se sentiría ya bien pagado  por el privilegio de haber gozado del amor a Dios ya en la tierra.

         El que se salvó por los pelos reconocería humildemente no ser digno de la salvación y también daría gracias a Dios por sentirse salvado.

         Por eso Dios trataría a los dos igualmente porque los dos habrían amado a Dios aunque por distintos caminos y tiempos.


         Por lo tanto la JUSTICIA y la aparente  INJUSTICIA se darían la mano. 

martes, 23 de septiembre de 2014

PENSAR O NO PENSAR. That is the question.

                   
       ¿Por qué apenas medimos dos cuartos del suelo, ya PENSAMOS y decimos que de mayores vamos a ser Policía. Bombero etc.etc?

         Porque nacemos con proyección de FUTURO y jamás pensamos en la muerte, latiendo en el subconsciente que seremos eternos.

         Si en tiempo de los Profetas Isaías y Jeremías decían: “La tierra está desierta porque nadie piensa en su corazón “Desolata est terra quia nemo est qui recogite in corde suo”.

  La cuestión en todos los tiempos y ahora se está acentuando, es que no PENSAMOS en el BIEN que construye, sino en el MAL que destruye.

¿Cuántos piensan en trabajar con esfuerzo para estudiar una carrera, o en realizar un buen trabajo para labrarse un buen porvenir por méritos propios, sin engaños, codazos o zancadillas?

         Algunos  sólo piensan en medrar y salir adelante como sea, sin principios éticos, morales, religiosos sin escrúpulos y encima triunfan, aunque no deberían ser envidiados porque posiblemente acabe mal.

         El que solamente piensa en darse la mejor vida procurándose toda clase de placeres, riquezas y poderes, olvidándose por completo de los demás, ese tal será un  infeliz ególatra que morirá olvidado de todos porque nadie le amará sinceramente.

         Por desgracia, ¿Qué pocos son los  que piensan en investigar para conseguir algo que sea para bien de  toda la humanidad, pasando así, sin pretenderlo, a la historia y apreciado por todos?

         El que piense y consiga crear algo bello y artístico, habrá contribuido a que los pueblos sean más cultos y civilizados. El  que viva pensando solamente en lo de aquí abajo y jamás levante su pensamiento hacia lo transcendente, será muy superficia y en el fondo no podrá ser muy feliz a la larga, porque su vida real será muy corta. 

         Cuanto más grande, sublime y elevados sean los pensamientos de un hombre y trabaje con ahinco para que se conviertan en realidad, actuando como si todo dependiera de su esfuerzo; pero al mismo tiempo REZARA a Dios como si todo dependiera de la ayuda de lo alto, ese conseguirá más de lo que esperaba.

           El que no quiera caer en depresiones y sepa salir adelante en medio de los múltiples problemas, enfermedades y posibles tragedias, tendrá que saber vivir como le pidió Dios a Abran que viviera:”Ambula coram me et esto perfectus; “Camina en mi presencia y serás perfecto”; pero no en el sentido de que debía caminar en SU presencia y además SER perfecto, sino que si realmente caminaba en la presencia de Dios sería perfecto, porque si llevamos a Dios a nuestra derecha, como lo llevaba el salmista

      ¿ QUIÉN O QUÉ CONTRA NOSOTROS?
                                                                            

domingo, 21 de septiembre de 2014

EL MISTERIOSO FINAL DE UNA GOTA DE AGUA

         Viajaba yo bien arropadita en las nubes una tarde muy fría de invierno, cuando me picó la curiosidad y me asomé tanto a ver cómo era la tierra que resbalé.
         Empecé a caer mansamente en forma de diminuto copo de nieve
         Aquello empezó a gustarme porque no era caer, era bajar columpiándome.
         De pronto, una voz desde arriba me gritó:
         Gotita, no TE ENTREGUES al primero que te solicite, no te gastes fácilmente, hazte valer. Llevas una MISIÓN muy  importante que CUMPLIR

         No había terminado de escuchar el mensaje, cuando me encontré suavemente recostada en el picacho de una sierra escarpada.
         Permanecí en lo alto de aquel risco todo el invierno congelada, dando diente con diente, inmóvil y aburrida.

         Por fin llegó la primavera: El sol empezaba a calentar lo suyo y por aquello de que: “La primavera la sangre altera”, empecé a sentir ganas de desperezarme, de separarme de las demás, de correrme alguna aventurilla y al primer bostezo que  dí, me encontré dando tumbos risco abajo y fui a dar con mis huesos a una pequeña garganta.

         Empecé a nadar toda plácida y acariciada por los rayos del sol, cuando una campanita metida de patitas en el agua me pidió me quedara con ella para hacerle compañía y no como las demás que la besaban y se largaban. A punto estuve de sucumbir, por dejarme llevar de mi compasión. ¿Si al menos hubiera sido un campanito!!

         ¡Qué tentación, Dios mío, qué tentación sentí! De mandar a la porra mi futura misión y gastarme ya.
         Estaba en la ribera columpiándose en una rama de brezo un diminuto ruiseñor que cantaba…¿Santo Dios, cómo cantaba...Yo me quedé embelesada oyéndole gorjear. Perdí la noción del tiempo arrullada por su divino arpegiar.
         Cuando seca su garganta, metió el pico en el agua, me dieron ganas de entregarme para refrescar las cuerdas invisiblemente orquestales de aquel precioso  ruiseñor y pagar así mi entrada en aquella “Scala de Milán” improvisada y campestre.

         Con verdadera nostalgia me metí de nuevo en la corriente. Arrastrando mi duda de si había traicionando mi misión al no quedarme con aquel inimitable cantor. En el fondo, alguien me decía que mi misión era algo más grande.

         Con mucho alboroto, me metieron en un caudaloso río ancho y profundo y con unos torbellinos y cascadas tan enormes que casi me ahogo.
         Fui tan vertiginosamente  arrastrada por la enorme corriente, que lo mismo andaba a obscuras por las profundidades, que me subían a la superficie para ir dándome porrazos con las piedras y troncos atravesados en el  río.

         A lo lejos divisé una gran presa y noté que ya no andábamos tan holgaditas. Aquello se ponía apretado y no dejaban de empujarnos hacia la pared de la presa. Apenas se podía respirar. Nos íbamos acumulando inmóviles y nos sentíamos como atrapadas en una gigantesca caja fuerte.
         Me puse muy triste al pensar que mi misión había quedado truncada, pues allí poco porvenir se vislumbraba. Además de la inmovilidad, un día empezó a diluviar y me daba cada coscorrón con las que caían del cielo, que quedé medio descalabrada.

         Presentí que se acercaba la hora de cumplir mi misión y que en breve saldría de aquella encerrona y efectivamente, un día abrieron una exclusa que conducía a una acequia por donde corríamos sembrando la  vida al saciar la sed de las tierras calcinadas por la sequía y dando de beber a los animales extenuados.
         Me sentí absorbida por la tierra y comencé a recorrer a obscuras las entrañas de la tierra, sin saber a dónde iba.
         Ciertamente mi misión debía ser muy importante cuando me hacían pasar por aquella “Noche oscura del alma” y sentir una “Llama de amor vivo” por salir de nuevo a la luz.

         Sin darme cuenta, me vi manando por una fuente muy recoleta, en el preciso momento en el que una monjita me recogía en una diminuta jarrita y me apretaba contra su seno con mucho mimo, como para darme calor, era una mañana muy fría de invierno, y ella iba casi descalza pisando la nieve del jardín.
         Me depositó sobre el altar de su capillita. Desde allí vi cosas… que no había visto en mi largo caminar…Aprecié auténtico amor al Creador, pobreza de la verdadera, no se malgastaba ni una gota de agua.

         De nuevo, me resbalé; pero ahora para caer en un cáliz.

         La FE hecha palabra, me acarició como un susurro… Un escalofrío se apoderó de mí: Sin dejar de ser yo…noté que ya no era yo…Me había convertido en SANGRE DE DIOS, junto con el fruto de la vid y del trabajo del hombre”

Como no todas las gotas de agua tendrán ese privilegio, ni todas llegarán para transformarse en océanos porque se habrían  evaporado

Tampoco muchos de nosotros no llegaríamos a formar parte de la infinita DIVINIDAD porque nos habríamos quedado en los caminos equivocados. 

viernes, 19 de septiembre de 2014

¿CUÁNDO UN FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS?


          La ideas y los deseos son invisibles, y cuando se hacen visibles mediante  las palabras, se convierten, a veces, en enigmas porque pueden decir muchas, en apariencia,  buenas y deseables cosas pero funestas cuando se hacen realidad.

         ¿Quién no tiene una idea y un deseo de vivir en  un mundo más libre, más justo, más seguro, más equitativo y con  bienestar para todos?

         El que convierta todos estos  deseos  invisibles y  utópico en palabras diciendo: Podemos, sin más, ¿Deberíamos creerle sin saber como podría hacerlo realidad y con que medios cuenta?

         Se puede prometer un mundo idílico tipo jauja; pero el dicho al hecho hay mucho trecho y como siempre hay muchos que se lo creen porque esperen que en “río revuelto se podría pescar algo”, olvidan que siempre pescan los mismos

         Por poder, podemos hacer muchas cosas ¿Pero son BUENAS y a cualquier PRECIO?

         Recordando la historia comprobaremos que todos los regímenes que han hecho todo lo que PODÍAN creyendo que el FIN justificaba los MEDIOS han terminado como todos sabemos.

     ¿Dónde están todos aquellos que con el FIN de conseguir una RAZA más pura eliminaron a los más DÉBILES?

         ¿Y los que eliminaron a toda una CASTA REGIA, para dársela a los PLEBEYOS?

          Nietzsche dijo: "Quienes hayan montado un PARAÍSO, terminarán encontrándose en un INFIERNO.

         Lo más triste, lamentable e incorregible es que  el único animal que TROPIEZA  dos veces en la mis a PIEDRA, somos nosotros porque olvidamos que esa PIEDRA no es otra que la AMBICIÓN personal de unos pocos que lo que de VERDAD desean es QUITAR a otros para ponerse ELLOS.

         El ÚNICO caso en toda la historia de la humanidad  que el  FIN justificó los MEDIOS, se dio cuando Jesucristo, aceptó ser CRUCIFICADO para que nosotros nos pudiéramos SALVAR

 Bien es verdad que el FIN y los MEDIOS en este caso, fue como un TRUEQUE, pero  no como el que hacemos nosotros: “Quítate tú para que me ponga yo” sino que Jesucristo, siendo Dios, se ABAJO a lo más inicuo, injusto e INHUMANO para que nosotros pudiéramos SUBIR a lo DIVINO.

         Para que podamos valorar un poco lo valioso del FIN (nuestra salvación), leamos lo que Isaías profetizó  que a Jesucristo le cotaría los MEDIOS para conseguirlo.

“No hay en ÉL parecer, no hay hermosura para que lo miremos,
ni apariencia para que en Él nos complazcamos.
Despreciado y abandonado de los hombres,
Varón de dolores y familiarizado con el sufrimiento,
Y como uno ante el cual se oculta el rostro,
Menospreciado sin que le tengamos en cuenta.

Pero fue ÉL ciertamente quien soportó nuestros sufrimientos
Y cargó con nuestros dolores,
mientras que nosotros le tuvimos por castigado.
Herido por Dios y abandonado.
Fue traspasado por nuestras iniquidades,
y molido por nuestros pecados.

Todos nosotros andábamos  errantes como ovejas
siguiendo cada uno su camino.
Maltratado, mas ÉL se sometió,
no abrió la boca,
como cordero llevado al matadero.

Fue arrebatado por un juicio inicuo,
sin que nadie defendiera su causa.
Dispuesta estaba entre los impíos su sepultura,
y fue en la muerte igualado a los malhechores,
a pesar de no haber cometido maldad,
ni haber mentira en su boca.(Isaías cap,53)

martes, 16 de septiembre de 2014

UN VADEMÉCUM ESPIRITUAL O TELÉFONOS DE EMERGENCIA


         Cuando estés con pena. Juan cap.14
         Cuando la gente te ha fallado, Salmo 27
         Si quieres ser como la vid y dar frutos, Juan cap.15
         Cuando has pecado. Salmo 51
         Cuando estés preocupado. Mateo cap 6, 19-34
         Cuando estés en peligro. Salmo 91
         Cuando Dios perece estar lejos. Salmo 139
         Cuando tu fe sea débil. Hebreos cap.11
         Cuando estés solo y temeroso. Salmo 23
         Cuando estés enojado con  alguien. 1 Corintios cap. 13
         Cuando estés deprimido. Romanos cap. 8: 31 y Salmo 27
         Cuando deseas paz y descanso. Mateo cap. 11; 25-30
         Cuando el mundo parece más grande que Dios. Salmo 90
         Cuando abandonas el hogar para trabajar o viajar. Salmo 121
         Cuando tus oraciones son escasas o egoístas. Salmo 67
         Para una gran inversión u oportunidad. Isaías cap. 55
         Cuando necesites coraje para una tarea. Josué cap.1
         Por los secretos de San  Pablo para la felicidad. Colosenses cap.3:12
         Cuando pienses en inversiones. Marcos cap. 10
         Si no tienes dinero. Salmo 37
         Si estás perdiendo la confianza en la gente. Corintios cap. 13
         Si la gente no es amable. Juan 15
         Si estás desilusiona de tu trabajo. Salmo 126
         NÚMEROS ALTERNATIVOS.
         Para superar el temor. Salmo 14, 7
         Para seguridad. Marcos cap.8: 35
         Para alabar al Señor. Salmo 145
         Estos números de emergencia pueden ser marcados directamente
         ¡¡No necesita operadora!!

         No te olvides que siempre puedes llamar a JESÚS, aunque sea solamente para decirle: “TE AMO”

viernes, 12 de septiembre de 2014

¿POR QUÉ EL AMOR QUE ES LIBRE NOS ESCLAVIZA?


           Como nacemos libres; pero sin nuestro consentimiento, viviremos  esclavizados por el miedo la muerte que también será sin nuestro consentimiento.

El amor que es el motor de nuestra vida; pero al ser libre, paradójicamente viviremos esclavizados.

Algunas veces, por gozar a tope, como podría ser el sexo, el alcohol, las drogas y otros vicios o placeres prohibidos se queda esclavizado a la adicción o dependencia

         Cuando se está dominado por ese amor que llamamos visceral, que no pasa por la cabeza y no sabe o no quiere ver que es algo prohibido y  problemático, se cae en una esclavitud vergonzante disimulada y paradójicamente no deseada.

         El amor que se tiene al procrear una nueva vida, aunque  nos condena a una esclavitud agridulce del matrimonio y la familia, es el más sublime porque es semejante al que Dios nos tiene.

         Cuando por desgracia, en un matrimonio, por múltiples causas confesables o no confesables desaparece ese amor primigenio porque el amor mutuo que recomendaba San Pablo ha dejado de ser:

         Longánime (Magnánimo)
         Benigno.
Empieza a ser envidioso
         Jactancioso
         Se hincha.
         Es descortés.
         Busca lo suyo
         Se irrita
         Piensa mal.
         Se alegra de la injusticia
         No se complace en la verdad.
         Nada excusa.
         Nada cree
         Nada espera
Es intolerante.

Y al creerse y desear ser libres para divorciarse, caería, paradójicamente, en una nueva esclavitud, ya que el hombre es el animal que tropieza dos, tres y más veces en la misma piedra.

Esta tragedia, sobre todo para los hijos, tendría solución si al menos uno de los dos se dejara esclavizar cumpliendo al pie de la letra todas las cualidades que recomendaba San Pablo.

El que aceptara voluntariamente esa esclavitud, tendría la posibilidad de restablecer la mutua armonía, se sentiría el más libre de todos los seres y sobre todo sería BENDECIDO POR DIOS.

         El único amor que nos libera y nos esclaviza gozosamente ya aquí temporalmente y sobre todo eternamente es el que se tiene a Dios y a los demás por amor a Dios

        

martes, 9 de septiembre de 2014

Por qué el SANTO TEMOR DE DIOS es el PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA?


          Porque el inteligente y el sabio, jamás metería la mano, donde puediera meterla impunemente. 

        El Santo Temor de Dios, que lo ve todo, le libraría de fatales consecuencias, sabiendo que tarde o temprano lo descubriría: “Nada hay oculto que no salga a la Luz”

         Como ahora muchos no tienen ese santo temor de Dios, ni son sabios e inteligentes, se corrompen y nos engañan, tendremos que vivir con el  miedo de que los que nos gobiernan o nos gobiernen no sepan, no puedan  o no quieran

         Sacarnos definitivamente de la crisis económica
         De que  nos metan en otro enfrentamiento, social, político y territorial
         Que  nos gobiernen a los que podamos decir: Otros vendrán, que buenos nos harán
Y que pudiéramos acabar en una república bananera.

         ¿Temen a Dios y son Sabios los que nos gobiernan y sobre todo los que están intentando cambiar España con el fin de quitar a unos para ponerse ellos?

         Sepamos antes qué es el Santo TEMOR DE DIOS y la  SABIDURÍA para comprobar si los que nos gobiernan y sobre todo los que lo intentan, demuestran que tiene el Santo Temor de Dios y son inteligentes y sabios

“El principio de la sabiduría es el temor de Dios. Son de BUEN JUICIO  los que la PRACTICAN” (Proverbios 1-7)
         “El principio de la sabiduría es el temor de Dios y son NECIOS los que  DESPRECIAN la sabiduría y la DISCIPLINA”(Proverbios 9-10)
         “En la sabiduría hay un espíritu Inteligente, SANTO, Único y Múltiple, Sutil, Ágil, Penetrante, INMACULADO, Claro, INOFENSIVO, BENÉVOLO, Agudo, Libre, BIENHECHOR, Amante de los HOMBRES, Seguro y TRANQUILO.
Es un hálito del PODER DIVINO y una EMANACIÓN pura de la gloria de DIOS Omnipotente, por lo cual, nada MANCHADO  hay en ella.
Dios a nadie AMA sino al que MORA  en la SABIDURÍA.
También dice Dios: “Amad la JUSTICIA los que GOBERNÁIS la tierra, PENSAD rectamente del Señor y buscadle con SENCILLEZ.
Porque se deja HALLAR de los que NO LE TIENTAN, y se manifiesta a los que NO LE SON INCRÉDULOS.
         Los pensamientos TORTUOSOS apartan de Dios y el poder puesto a prueba, REPRENDE A LOS NECIOS..
         Porque en el alma MALICIOSA no entrará la sabiduría, ni MORARÁ en cuerpo ESCLAVO DEL PECADO (Sabiduría 7)

         El que no TEMA a DIOS no temerá a nadie y posiblemente será un déspota.

         Se puede ser muy inteligente; pero si no es sabio que es algo mucho más profundo y requiere más cualidades como, hemos visto, jamás gobernará correctamente.

viernes, 5 de septiembre de 2014

¿CÓMO ES POSIBLE QUE DIOS ESTÉ DENTRO DE NOSOTROS?

         Porque bien claro Jesucristo que era Dios dijo:

         “No viene el reino de Dios OSTENSIBLEMENTE. Ni podrá decirse: Helo aquí o allí, porque el reino de Dios está DENTRO de vosotros.”

         ¿Sería más que suficiente con lo leído para que un creyente verdadero aceptara sin más, que es POSIBLE que Dios está dentro de nosotros porque nos lo ha dicho Jesucristo que es Dios y jamás miente.

         Como nuestra FE es invisible la deberíamos fortalecer, no sólo, con las palabras de Jesucristo, que son “Palabras de vida Eterna”, sino con hechos reales y PALPABLES.

         ¿Cómo es posible que Dios que ha creado este casi infinito mundo tan desconocido y que tiene que conservar, pueda perder el tiempo metiéndose en nuestro interior, dado el caso que le hacemos?

         A Dios no le preocupa la CONSERVACIÓN de todo cuanto ha creado material y PALPABLE, para eso están las leyes naturales implacables.

         A Dios lo que le importa y mucho, somos nosotros que hemos sido creados a su imagen y semejanza y por lo tanto salidos de su propia ESENCIA, El AMOR que es INVISIBLE

         Opino que a Dios lo que gusta es tener  una tarea que le salga de lo más íntimo, como a cualquiera de nosotros, y por eso quiere a toda costa ESTAR con  nosotros y aunque ya sabe que  cada uno es cada uno y tiene sus “cadaunadas”, quiere  ver cómo  las REALIZAMOS en nuestro interior y como  somos mas de siete mil millones. ¡¡Menuda tarea!!

         A veces, somos tan IMPREVISIBLES, tan necios y desagradecidos que sabiendo, y CREYENDO que Jesucristo ESTÁ día y noche encerrado en la Eucaristía, y que también, como es Dios, VIVE entre nosotros como un inmigrante sin papeles, deseando encontrar quien LE de cobijo, LO dejamos pasar de largo, ignorándoLO.

         Lo misterioso y sorprendente es que Jesucristo, lo que busca, en realidad, es darnos YA con su compañía, cierta tranquilidad y nos ayude a sentirnos EXILIADOS en este perro mundo y deseando, en cierto modo, conseguir y a su  debido tiempo, la carta de CIUDADANÍA ETERNA.

         Para que la PRESENCIA de Jesucristo dentro de nosotros sea POSIBLE y LO SINTAMOS, habrá que TENER y sobre todo VIVIR la FE tan predicada y tan poco practicada, que no cuesta dinero. Sólo un PENSAMIENTO. Así de fácil.


martes, 2 de septiembre de 2014

VIVIMOS EN UN BIPARTIDISMO DIVINO Y HUMANO


         Dios y Satanás constituyen el bipartidismo del que surgen todos los demás:

         En nosotros: Cuerpo y Alma
         En la sociedad: Hombre y Mujer.
         En el comportamiento: Buenos y Malos
         En los sentimientos: Amor y Odio
         En la naturaleza: El Día y la Noche
         En lo político: Izquierda y Derecha.
         En la vida: El Principio y el Final

         Gracias al bipartidismo han prosperado los grandes, poderosos y civilizados países.

En la culta Grecia se creó la primera democracia bipartidista: El Senado y el Pueblo.

         En Los Estados Unidos: Republicanos y Demócratas

         En el Reino Unido: Conservadores y Liberales  

         En estas democracias funciona bastante bien  el bipartidismo porque los dos partidos intentan, al menos buscar más el bien de TODOS que el del propio partido y Dios no está ausente por completo.

         A nadie, medianamente inteligente se le ocurriría montar un Tripartito o destruir a uno de los dos partidos existentes para gobernar ellos y a Dios, ni nombrarlo.

Veamos cómo funciona el bipartidismo de Dios y Satanás

         Bien claro Jesucristo como hombre y sobre todo como Dios dijo:

 “Mi Reino no es de este mundo”

         Luego Dios está allá arriba con todo el poder del mundo, queriendo únicamente el  bien de TODOS y que LE amemos y no por necesidad o egolatría, sino porque al amarle nos pondríamos a SU altura participando  de su esencia como es el amor.

         Aquí abajo está Satanás que nos engaña y sólo quiere que le  acompañemos en su infierno.

          ¿Por qué Dios permite tantas guerras?, es la pregunta que todos nos hacemos.

Dios ni permite ni deseas tales atrocidades.

 Satanás y sus secuaces ambiciosos  y por otros tantos motivos inconfensables, son los que provocan las guerras.

Satanás para  llevarse  al infierno a mucho de sus seguidores

Sus esbirros sin conciencia para quitarse  de en medio a tantos infelices que les crean problema sociales.

Satanás y sus secuaces, sin pretenderlo, le hacen el juego a Dios

 Porque, por desgracia, casi todo esos millones que mueren injustamente que son pobres e inocentes y unos mandaos,  van al cielo con botas oliendo a pólvora.

 Los que provocaron las guerras desde sus despachos, se van pataleando con  Satanás al infierno.

         Esto es lo que le sucede a todos aquellos bipartidistas o dictadores  que gobiernen o quieran gobernar montándose  “Paraísos, terminarán en un infierno” como lo dijo Nietzsche..