sábado, 25 de junio de 2016

LA LIBERTAD ES UNA MONEDA DE CAMBIO Y UN VOTO

    
        Dios nos ha dado el don de la LIBERTAD para que con ella podamos  COMPRAR, VENDER, CAMBIAR, VOTAR e INVERTIR

         Un alcohólico, un fumador empedernido, un drogadicto, un libertino habrán CAMBIADO su libertad por una esclavitud.

         El que se case VENDERÁ su libertad individual y a CAMBIO conseguirá, si es honrado, inteligente y trabajador una estabilidad y podrá disfrutar de una familia 

         Con nuestro VOTO depositado libremente en las urnas podremos CAMBIAR el curso de la historia para bien si somos inteligentes, razonables y pensamos que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer y por lo tanto se lo damos a los que han dado señales INEQUÍVOCAS de que han hecho cosas buenas y no tan buenas pero que ofrecen algo, no mucho, pero BUENO avalado, no por palabras sino HECHOS comprobables.

         El que quiera embarcarse en un crucero desconocido y pilotado por marinos un tanto inexpertos y correr una aventuras hacia un destino desconocido e inseguro, solamente AVALADO por promesas de PALABRAS, sin ningún hecho incuestionable, tiene toda la libertad del mundo para embarcarse.  

         Pero se debería pensar en el BIEN COMÚN de TODOS y no sólo en el PERSONAL, si se quiere correr tal aventura

         Si INVERTIR es para poder vivir de la RENTA por el dinero depositado en algo seguro, veamos los rendimientos que cobraríamos si depositáramos nuestra LIBERTAD en las manos de Dios diciendo: 

         "Señor, toma mi LIBERTAD, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad, todo mi haber y mi poseer, TÚ me lo has dado, a TÍ, Señor te lo torno, todo es tuyo, dispón, Dios mío, todo a tu VOLUNTAD, dame tu AMOR y GRACIA que esto me BASTA." 

         El que entregue a Dios su LIBERTAD en estas condiciones se sentirá LIBRE de muchas adversidades porque Dios estará siempre al QUITE aquí  abajo y allá arriba, se sentirá ETERNAMENTE como Dios.

No hay comentarios: