viernes, 16 de septiembre de 2016

¿POR QUÉ DIOS NOS CREO A SU IMAGEN SIENDO UNA ENERGÍA?

             
        Porque Dios, cuando terminó  de crear este  maravilloso y casi infinito universo y aun viendo que todo era bueno, no tendría, como Padre, hijos a quien amar, ser amado y que se LE parecieran.

Por eso nos creó hombre y mujer para que cooperando con ÉL pudiéramos ofrecerle un cuerpo visible en donde pudiera habitar algo tan  invisible y con tanta energía como es la vida

         Muchos, por desgracia, sólo saben que tienen cuerpo con sus placeres y humillaciones; pero ignoran que también son un conjunto de ENERGÍAS invisibles, que son las que realmente nos dan la VIDA.

         En el corazón que es un trozo de carne, se manifiesta una ENERGÍA misteriosa e invisible como es el AMOR.

         Y el AMOR que nadie lo VE pero que se SIENTE y nos zarandea.

         El PENSAR y la INTELIGENCIA son energías invisibles y tan poderosas que ningún gran edificio podría haber sido construido si antes no hubiera sido PENSADO con inteligencia y así en otras muchas genialidades.

         ¿Qué son el placer, el dolor, la depresión, la alegría, la tristeza, le felicidad etc,etc,?  ¿Sentimientos que nadie podría ni dibujar?

         Del Dios PADRE, que nadie LO ha visto, sabemos que habló con Abraham, Moisés, los Profetas y que varias veces dijo que Jesucristo era su hijo predilecto a quien deberíamos escuchar.

Del Dios ESPÍRITU Santo, que nadie LO ha  visto, sabemos que se ha manifestado como un viento fuerte y en lenguas de fuego y consiguió en Pentecostés que todos los diversos asistentes, escucharan en sus propias  lenguas lo que estaban predicando los Apóstoles.

El Dios HIJO, Jesucristo, que tomó nuestra naturaleza para que al poderlo VER y OÍR pudiéramos parecernos a ÉL, y por lo tanto ser IMAGEN de DIOS.

Por eso bien claro dijo Jesucristo:

Nadie va al Padre sino por mí.
Quien me ve a mí, ve al Padre
Yo soy el Camino la Verdad y la Vida.
Sin mí nada podéis hacer
Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón

¡¡¿(Cómo cambiaría el mundo si todos fuéramos mansos y humildes de corazón)!!?

Venid a mí todos los que estáis cargados con trabajos y cargas, que yo os aliviaré, porque mi yugo es suave y mi carga ligera.
El que come mi  carne y bebe mi sangre, mora en mí y yo en él
Yo estaré con vosotros todos los días

Luego queda claro que es muy FÁCIL llegar a SER COMO DIOS; pero tan DIFÍCIL  como sería, no sólo TENER FE, en Jesucristo, sino IMITARLO.

No hay comentarios: