sábado, 24 de septiembre de 2016

Vivir EN Dios y CONVIVIR CON los demás

                        
            No es lo mismo VIVIR en  casa con todas las comodidades que CONVIVIR con los vecinos, siempre que los cantos de sirena de los vecinos no nos ofrezcan y aceptemos unas comodidades inconfesables. 

            Si en Dios Somos, Vivimos y nos Movemos, se nos facilita el AMARLE sobre todas las cosas, porque VIVIMOS en ÉL

            Jesucristo, que es Dios bien  claro nos dijo:
:
            VENID a mi todos los que esteis cargados con trabajos y cargas que yo os aliviaré
            APRENDED de mi que soy manso y humilde de corazón.

El Venid y Aprended de MÍ significa el estar EN contacto íntimo con Jesucristo.

 El que COME mi carne y BEBE mi sangre, MORA en MÍ y YO en ÉL

¿Se puede estar EN Dios y CON más intimidad con Jesucristo, que es Dios, cuando comulguemos?

Y además,  nos prometió: Yo ESTARÉ con VOSOTROS todos los días hasta la consumación de los siglos.

Por lo tanto VIVIR EN Dios aquí en la tierra, sería VIVIR ya en la GLORIA..

            Hasta aquí queda claro lo que es “Vivir EN Dios” o sea AMAR a DIOS sobre todas las cosas;

            Pero el “Convivir CON los demás” que sería el “Amar a los demás como a uno mismo, es el caballo de batalla que nos puede hacer HÉROES como lo fue el Buen  Samaritano del Evangelio.

           O  de VILLANOS que AMAN a los demás para sus deleites personales, o como plataformas políticas.
           

No hay comentarios: