lunes, 30 de enero de 2017

¿POR QUÉ LO ESCRITO, ESCRITO QUEDA Y SE DEBE CUMPLIR?


          Porque Jesucristo que es DIOS, y VIVE entre nosotros, DIJO  con toda la autoridad del mundo y ha quedado ESCRITO por quienes dieron su vida por ello. 

         Yo soy el CAMINO, la VERDAD  y la VIDA. 
         Sin MÍ no podréis hacer NADA
         El que me SIGUE no anda en TINIEBLAS.
         El que CREE en MI tiene la VIDA ETERNA
         El que come mi CARNE y bebe mi SANGRE mora en MÍ y YO en él.

         Sabemos todas estas promesas y otras muchas porque la dejaron escritas unos hombres que convivieron, creyeron y dieron sus vidas por dar testimonio de que Jesucristo así las prometió y cumplió y las sigue cumpliendo.

         Si se las hubieran inventado para resaltar el poder de su MAESTRO, no hubieran dejado escrito que Jesucristo siendo DIOS y HOMBRE verdadero MURIÓ CRUCIFICADO como un malhechor, sin poder y RESUCITAR al tercer día.

         No CREEMOS en Jesucristo porque el CAMINO que nos señala para conseguir vivir una VIDA FELIZ aún aquí abajo, nos  exige trabajo, sacrificio y honradez.

          Preferimos caminar a nuestro ANTOJO y en LIBERTINAJE.

         Nos gusta MENTIR y dejarnos engañar por fáciles y engañosas promesas que no sólo no nos dan la felicidad TERRENA, sino que nos privarán de la ETERNA,

         Preferimos vivir una perra VIDA llena de adversidades, pisando inmundicias, defendiéndola como gato panza boca arriba

        Y jamás PENSAMOS y SUPLICAMOS a JESUCRISTO  que nos ayude a sobrellevarla.

viernes, 27 de enero de 2017

¿CÓMO SE PUEDE LLEGAR A UNA META POR UN CAMINO DE VUELTA?


            En la actualidad decir camino de vuelta parece que está reñido con el progreso que sólo habla de caminar hacia adelante sin mirar hacia atrás.

           Camino de vuelta no significa retroceder al pasado y volver a las andadas, aunque, a veces, sería muy conveniente repasar la historia y  comprobaremos que han FRACASADO los políticos que han cometido muchos errores, por ineptos o soberbios y nos han mentido, subiendo al poder por los votos de los engañados y no por su autoridad y prestigio.
           Es verdad que la Ciencia progresa a un ritmo endiablado, pero  como  somos “Animales Racionales” y lo racional implica algo de espiritualidad con sus normas, vivimos  como animales que sólo comen, bebe y se multiplican y al prevalecer la Ley del más Fuerte, difícilmente llegará a su META el Humanismo Cristiano.

          Y si recorremos nuestra propia vida personal comprobaremos que si no hemos llegado a la meta de la convivencia pacífica tan deseada, habrá sido porque siempre:

           Queremos tener siempre la razón
           Por nuestras malas intenciones.
Por nuestra soberbia e ineptitudes
Envidias,  zancadillas y manías.
          Todos deseamos  que todos piensen y tengan los mismos gustos.
          Y hacemos un mundo de cualquier discusión enfrentándonos
          El querer y reconocer todos estos pecados o malos comportamientos,  sería el primer paso para llegar a la meta de la convivencia pacífica que todos deseamos.

Pero para llegar a la meta, sanos y salvos tendríamos que:

Haber reconocido sincera y humildemente esos posibles malos  comportamientos, pidiendo  perdón y restituyendo los daños que hayamos hecho.

San Marcos en el capítulo 19 de su Evangelio nos cuenta lo siguiente:

“Al atravesar Jesucristo Jericó, vio a Zaqueo, rico jefe de publicanos, encaramado en un sicómoro y le dijo:

“Zaqueo, baja pronto, porque hoy me hospedaré en tu casa.

El bajó a toda prisa y le recibió con alegría.

Zaqueo en pie dijo:  Señor, doy la mitad de mis bienes  a los pobres, y si a alguien he defraudado en algo, de devuelvo el cuádruplo.

Díjole Jesús: Hoy ha venido la salud a tu casa.”

Zaqueo sí que supo recorrer un camino de vuelta para llegar a la meta.
 


miércoles, 25 de enero de 2017

¿CUÁNDO AMAREMOS A CRISTO COMO LO AMÓ SAN PABLO?

       
          En los Hechos de los Apóstoles capitulo 9 se cuenta lo siguiente:

         “Saulo, respirando amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se llegó al sumo sacerdote, pidiéndole cartas de recomendación para las sinagogas de Damasco, a fin de que, si allí hallaba  quienes siguiesen ese camino, hombres o mujeres, los llevase atados a Jerusalén.

         Cuando estaba de camino, sucedió que, al acercarse a Damasco, se vio de repente rodeado de una luz del cielo; y al caer a tierra, oyó una voz que decía: Saulo, Saulo. ¿Por qué me persigues? El Contestó: ¿Quién eres, Señor?. Y EL: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que has de hacer.”
        
         Desde ese momento, San Pablo se convirtió de perseguidor de cristianos en ser  perseguido y atormentado, sufriendo, azotes,  cárceles y toda clase de dificultades para poder dar a conocer a Jesucristo y su doctrina. Y aún así dijo:

         NADA ME PODRÁ APARTAR DEL AMOS A CRISTO.

         Alguien podrá pensar que después de haber oído la misma voz de Jesucristo y ser escogido para tan alta misión, es normal que San Pablo le amara como lo amó

         Pero nosotros que  no hemos tenido ese privilegio de oír a Jesucristo ni tampoco que  se nos haya pedido que hagamos y suframos lo mismo.´

        ¿Cómo podríamos y deberíamos amar a Jesucristo que no LO hemos oído? 

         Para eso deberíamos conocer mejor a Jesucristo leyendo con frecuencia los Evangelios para darnos cuenta de lo que ha hecho por nosotros, cómo nos ama y al sentirnos agradecidos, sentiremos más AMOR.

Intentarán manipularnos, engañarnos con falsas doctrinas,  perseguirnos y hasta matarnos; pero el AMOR a Cristo, si verdaderamente lo tenemos, y lo sentimos, nadie nos lo podrá arrebatar porque estará muy dentro de nosotros aunque no LO hayamos oído.

lunes, 23 de enero de 2017

¿Por qué y para qué son CUATRO los CABALLOS del Apolipsis



        “Así que el Cordero abrió el primer de los siete sellos, vi y oí a uno de los cuatro vivientes, que decía con voz de trueno: Ven. Miré y vi un caballo BLANCO, y el que montaba sobre él, tenia un arco. y le fue dada una corona (símbolo del AMOR, la CASTIDAD)

         Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo viviente, que decía. Ven. Salió otro caballo BERMEJO, y al que cabalgaba sobre él le fue concedido quitar la paz de la tierra (Símbolo de la OBEDIENCIA)

         Cuando abrió el  sello tercero, oí al tercer viviente que decía: Ven, Miré y vi un caballo NEGRO, y el que lo montaba tenía una balanza en la mano (símbolo de la POBREZA)

         Cuando abrió el sello cuarto, oí la voz del cuarto viviente, que decía: Ven, Miré y vi un caballo BAYO, y el que cabalgaba sobre él tenía por nombre MORTANDAD.

         Fueles dado poder sobre la cuarta parte de la tierra para MATAR por la espada (Por no haber guardado la CASTIDAD) y con el HAMBRE (Por haber preferido la RIQUEZA) y con la PESTE (Por haber DESOBEDECIDO) y con la FIERAS de la tierra.(Por haber sido atrapados por la MUERTE.” (Apocalipsis cap.6)
  
Si queremos llegar con seguridad a nuestro ÚLTIMO y definitivo destino tendremos que cabalgar:

         En el caballo NEGRO que es el de la POBREZA evitando que se nos encabrite y nos meta en el lodazal de las RIQUEZAS con sus poderes, ambiciones, usuras, corruptelas e injusticias.

En el BERMEJO que es un color rojizo, cabalgaremos OBEDIENTES y sumisos a lo que Dios nos mande; pero si se encabrita y nos tira a la rebelión, a ponerlo todo en cuestión y querer caminar por nuestra cuenta sin caballo, no sólo, no  llegaremos al final del camino, sino que  caminaremos a ciegas y sin rumbo.

         En el BLANCO símbolo de pureza o CASTIDAD trotaremos limpios, alegres y acariciados por una brisa descontaminada; pero si el caballo se pone farruco, entra en celos y nos arroja al barro de la promiscuidad, quedaremos atrapados en sus ciénagas y allí moriremos.

         El BAYO cuarto caballo que es la MUERTE nos perseguirá, temiendo siempre a que en cualquier momento se ponga al galope tendido y nos alcance inevitablemente, estando enfangados en las ciénagas.

         No cabe duda de que nuestros caballos de batalla son:

         Luchar para salir de la POBREZA honradamente.
         Procurar que los tsunamis del SEXO no nos invadan.
         Y que nuestras rebeldías no quebranten la OBEDIENCIA a Dios.

         Jesucristo vivió POBRE, CASTO y OBEDIENTE.

        Por eso  los que se consagran de por vida exclusivamente a Dios y aspiran a la perfección hacen voto de POBREZA, CASTIDAD y OBEDIENCIA.


         

viernes, 20 de enero de 2017

¿CÓMO VIVIRÍAMOS SI TUVIÉRAMOS LAS REVELACIONES QUE TUVO SANTA TERESA DE JESÚS?


            Voy a transcribir algunas de las Revelaciones que cuenta Santa Teresa en el capítulo 38 de su vida.
            
             Posiblemente ni Santa Teresa, se dio cuenta que TRES revelaciones demuestran la existencia del Padre, del Hijo y del  Espíritu Santo. 
            
            “Estando una noche tan mala que quería excusarme de tener oración, tomé un rosario por ocuparme vocalmente.
            
             Estuve así bien poco, y vínome un arrebatamiento de espíritu con tanto ímpetu que no hubo poder resistir.
            
            Parecíame estar metida en el  cielo y las primeras personas que allí vi fue a mi padre y madre, y tan grandes cosas en tan breve espacio de tiempo, que quedé bien fuera de mí, pareciéndome muy demasiada merced.
            
           Temí no fuese alguna ilusión. No sabía qué hacer, porque había gran vergüenza de ir al confesor porque me parecía había de burlar de mí.
           
            Fui al confesor por el gran miedo que tenía de ser engañada que al verme tan fatigada, me consoló y dijo hartas cosas buenas para quitarme de pena.
            
            Andando el tiempo, me ha acaecido y acaece algunas veces.
            
            Estando una vez más de una hora mostrándome el Señor cosas admirables, díjome: Mira, hija, qué pierden los que son contra MÍ; no dejes de decírselo.
            
            Quedóme poco miedo a la muerte, a quien yo siempre temía mucho. Ahora paréceme facilísima cosa para quien sirve a Dios, porque en un momento se ve el alma libre de esta cárcel y puesta en descanso.
            
            Desde a un poco, fue tan arrebatado mi espíritu, que casi me pareció estaba del todo fuera del cuerpo; al menos no se entiende que se vive en él.
             
           Vi la HUMANIDAD sacratísima con más excesiva gloria que jamás la había visto. Representóseme por una noticia admirable y clara estar metido en los pechos del PADRE. Esto no sabré yo decir cómo es, porque sin ver me pareció que vi presente de aquella Divinidad.
           
           Quedé tan espantada que pasaron algunos días y siempre me parecía traía presente aquella majestad del Hijo de Dios.
           
           Esta misma visión he visto otras tres veces. Es, a mi parecer, la más  subida visión que el Señor me ha hecho merced que vea, y trae consigo grandísimos provechos.
           
           Cuando yo veo una majestad tan grande disimulada en tan poca cosa como es la Hostia, es así que después acá a mí me admira sabiduría tan grande, y no sé cómo me da el Señor ánimo ni esfuerzo para llegarme a ÉL
           
           Estaba un día, vísperas del ESPÍRITU SANTO, después de misa. Fuime a una parte bien apartada adonde yo rezaba muchas veces, y comencé a leer en un Cartujano esta fiesta.
           
           Y leyendo las señales que han de tener los que comienzan y aprovechan y los perfectos.
           
            Estando en esto, veo sobre mi cabeza una PALOMA, bien diferente de las de acá, porque no tenía estas plumas, sino las alas de unas conchitas que echaban de sí gran resplandor. Paréceme que oía el ruido que hacía con las alas.
            
            Otra vez vi la misma paloma sobre la cabeza de un padre de la Orden de Santo Domingo. Dióseme a entender que había de traer almas a Dios.
            
            Del rector de la Compañía de Jesús que algunas veces he hecho mención de él, he visto algunas cosas de grandes mercedes que el Señor le hacía.
            
           Acaecióle una vez un gran trabajo, en que fue muy perseguido, y se vio muy afligido. Estando yo en misa vi a Cristo en la cruz cuando alzaba la Hostia; díjome algunas palabras que le dijese de consuelo, y otras previniéndole de lo que estaba por venir y poniéndole delante lo que había padecido por él, y que se aparejase para sufrir.
           
           De los de la Orden de este Padre, que es la Compañía de Jesús, toda la Orden junta he visto grandes cosas: vilos en el cielo con banderas blancas y he visto de ellos de mucha admiración y así tengo esta Orden en gran veneración, porque los he tratado mucho y veo conforma su vida con lo que el Señor me ha dado de ellos a entender.
           
            Podríamos acaecer lo que a un hombre labrador y esto sé cierto que pasó así; hallóse un tesoro y como era más que cabía en su ánimo, que era bajo y viéndose con él le dio una tristeza, que poco a poco se vino a morir de puro afligido y cuidadoso de no saber de él. Si no lo hallara junto, sino que poco a poco se le fueran dando y sustentando con ello, viviera más contento que siendo pobre, y no le costara la vida.
            
            ¡Oh riqueza de los pobres, y qué admirablemente sabéis sustentar las almas y, sin que vean tan grandes riquezas, poco a poco se las vais mostrando!
            Cuando yo veo una majestad tan grande disimulada en cosa tan poca como es la Hostia, es así que después acá a mí me admira sabiduría tan grade, y no sé cómo me da el Señor ánimo ni esfuerzo para llegarme a EL, que me ha hecho tan grandes mercedes”  
            
            Con lo que le pasó a este pobre labrador, quiere Santa Teresa decirnos, que si Dios nos revelara ya, todo cuanto de maravilloso nos tiene reservado para dárnoslo después de la muerte, nuestra vida en la tierra, se haría insoportable al tener que aguantar tantos contratiempos y no gozar ya de tantos bienes como nos preparados.
             
            Estoy seguro que a muchos que les haya tocado un gran premio gordo, al no saber qué hacer con tanto dinero o lo hayan dilapidado, hubieran preferido haberlo recibido poco a poco para  disfrutarlo mejor y en mayor tiempo.
            
            Pues esto es lo que hace Dios quiere hacer con nosotros:
            
           Que viviendo nuestra FE en todo momento bueno o malo, vayamos descubriendo y esperando lo que Dios nos tiene preparado para los que le amen, porque para eso, casi siempre, se disfruta más esperando algo bueno, que cuando ya lo disfrutamos.

            Por lo tanto cuanto más tiempo caminemos disfrutando AQUÍ de la mirada de Dios, cuando nos ABRACE…???

miércoles, 18 de enero de 2017

¿POR QUÉ LOS QUE TIENEN MUCHO PODER Y POCA AUTORIDAD FRACASAN Y LOS QUE TIENEN POCO PODER Y MUCHA AUTORIDAD, TRIUNFAN

            
           Alg que tienen mucho PODER porque  manejan muy bien la VARA para lo que ellos llaman gobernar o dirigir; pero si se les quita la vara se convierten en pobres diablos, porque no han tenido AUTORIDAD que es un poder oculto más impactante y duradero.

      Muchas veces, el pueblo debidamente manipulado, concede el poder, al que esperan que  gobierne con poder y AUTORIDAD  y lo eligen porque tiene buena imagen, es un “Piquito de oro” y promete el oro y el moro; pero carece de autoridad, porque la autoridad o se tiene  de por sí o se adquiere con un comportamiento RESPONSABLE, MORAL INTACHABLE, y que sólo se puede adquirir si gobierna con EQUIDAD, JUSTICIA y para el  bien común de TODOS los ciudadanos, sin PARTIDISMOS, sin ENGAÑAR  ni MENTIR.

         ¿Puede tener AUTORIDAD el que promulgue leyes que  no  prohíban,  sino que permitan y hasta fomenten e inciten al vicio y que dividan las familias y a la sociedad?

         Sólo hay uno que siendo el más débil en APARIENCIA, ha tenido, tiene y tendrá una AUTORIDAD arrolladora.

         ¿Por qué Jesucristo ha sido y sigue siendo tan AMADO, odiado y temido?

¿Por qué ha conseguido que tantos mártires hayan derramado su sangre por defenderLO y ha tenido y sigue teniendo seguidores incondicionales a cambio de nada en este mundo y sin protagonismo?

Un pobre labrador a quién, antes de tenerle que cortar la lengua en la Universidad de Bonn, sólo supo decir: “ALABADO SEA JESUCRISTO”.

Aunque con estas palabras dijo lo más sublime que se puede decir de Jesucristo, otros grandes y famosos personajes de la historia dijeron lo siguiente:

A RENAN: se le vio inclinar la cabeza a un crucifijo que pasaba a su lado y dijo: “Jesús es sin igual”… El es, en tal grado, la piedra angular de la humanidad, que arrancar su nombre de ella, equivaldría a sacudir los fundamentos de la sociedad humana “.

VOLTAIRE: “Mientras todos los demás sabios no ejercían influencia ni siquiera sobre la moral de la calle, en que vivían, el ejemplo de Jesucristo lo ha transformado todo.”

NAPOLEÓN: “¡Qué abismo entre mi miseria y el imperio eterno de Cristo, quien es amado, predicado y adorado en el mundo entero!”.

ROUSSEAU: “Si Jesús no fuese también el más sabio de los hombres, sería el más amable”.

KANT: “Señores míos, ¿Les parece grande lo que estoy diciendo…? Pues cuando necesito consuelo, lo tengo que buscar en el librito del Nuevo Testamento”.

RICARDO WAGNER: “Saber que hemos tenido Redentor, permanece siendo la mayor felicidad del hombre”.

BEETHOVEN: Al leer el pasaje de su Misa “Qui tollit peccata mundi” ( el que quita los pecados del mundo),  no pudo seguir de emoción.

HENDEL: En su aleluya donde se dice: “Del Señor y de su Cristo es ahora el imperio del mundo y en adelante gobierna por toda la eternidad”, impresionado el auditorio se puso de pie aun el rey.

SAN PABLO: “Deseo morir para estar con Cristo” y hasta que llegara ese gran  momento, decía: “Vivo yo, ya no soy yo, es Cristo quien vive en mí”.

Hasta que no consigamos poner en el CENTRO de nuestra vida a JESUCRISTO no conseguiremos ser felices.


lunes, 16 de enero de 2017

NO LLEGA ANTES EL QUE VA MÁS RÁPIDO, SINO EL QUE SABE A DÓNDE VA


            Esto que dijo Séneca lo ignoran todos los que por adquirir muchas riquezas, disfrutar de todos los placeres y tener más en este mundo, se olvidan de DESEAR y esperar el ENCUENTRO con Dios.
          
           Los CREYENTES deberíamos no sólo saber  que VAMOS  a DIOS  sino obrar en consecuencia con lo que nos dijo Jesucristo:
         
        “Buscad el Reino de Dios y su Justicia y todo lo demás, se nos dará por añadidura”
       
        O cuando Jesucristo que estaba donde estaba, al buen ladrón, que sabía a dónde tendría que IR, le dijo: “Hoy mismo estarás conmigo en  el Paraíso”

       Y que cuando San Esteban, primer mártir de la cristiandad, que  era apedreado, lleno del Espíritu Santo, miró al cielo y vio la gloria de Dios y a Jesús a la diestra de Dios, y dijo:
   
     “Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre en pie a la diestra de Dios”
    
       San Pablo en su carta segunda a los Corintios, cuenta:
            
     “Se de un hombre en Cristo que hace catorce años – si en el cuerpo,  no lo sé; si fuera del cuerpo, tampoco lo sé, Dios lo sabe – fue arrebatado hasta el tercer cielo; y sé que este hombre – si en el cuerpo o fuera del cuerpo, no lo sé, Dios lo sabe – fue arrebatado al paraíso y oyó palabras inefables que el hombre no puede decir”

      Por lo tanto si con FE inquebrantable vivimos ESPERANDO el encuentro FINAL con Dios  y si recordamos lo que Jesucristo nos dijo: 

     “Yo estaré con nosotros todos los días hasta la consumación de los siglos”

     Sabremos a dónde VAMOS y el camino, con prisa o sin prisa; pero seguro, para LLEGAR.  


jueves, 12 de enero de 2017

¿SON CREíBLES LAS VISIONES?

                     
            Santa Teresa de Jesús, Doctora de la Iglesia cuenta en el capítulo 32 de su vida lo siguiente:
            
           Estando en oración me hallé en un punto, sin saber cómo, que me parecía estar metida en el infierno.
         
          Entendí que quería el Señor que viese el lugar que los demonios allá me tenían aparejado, y yo merecido por mis pecados.
       
        Ello fue en brevísimo espacio, más aunque yo viviese muchos años, me parece imposible olvidárseme.
            
        Parecíame la entrada a manera de un callejón muy largo y estrecho a  manera de horno muy bajo, oscuro y angosto. El suelo me pareció de un agua como lodo muy sucio y de pestilencial olor y muchas sabandijas .
        
       Al cabo estaba una concavidad metida en pared, a manera de una alacena, adonde me vi meter en mucho estrecho. Todo esto era deleitoso a la vista en comparación del fuego en el alma que allí sentí, que yo no puedo entender, cómo poder decir de la manera que es.
      
       Los dolores corporales tan incomportables, que por haberlos pasado en esta vida gravísimos y, según dicen los médicos, los mayores que se pueden acá pasar, no son nada en comparación de lo que allí sentí, y ver que habían de ser sin fin y sin jamás cesar.

           Esto no es nada en comparación del agonizar del alma: Un apretamiento, un ahogamiento, una aflicción tan sentible y con tan desesperado y afligido descontento, que yo no sé cómo lo encarecer.

            Porque decir que es un estar estarse siempre arrancando el alma, es poco, porque aun parece que otro os acaba;  más aquí el alma  misma es la que se despedaza,

            Estando en tan pestilencial lugar, tan sin poder esperar consuelo, no hay 
sentarse ni echarse,  ni hay lugar, aunque me pusieron en éste como agujero hecho en la pared.

            Porque estas paredes que son espantosas a la  vista, aprietan ellas mismas y todo ahoga. No hay luz, sino todo tinieblas oscurísimas.

            Yo quedé tan espantada y aun lo estoy ahora escribiéndolo, con que ha casi seis años. Y así no me acuerdo vez que tengo dolores ni dolores, que no me parece nonada todo lo que acá se puede pasar, y así me parece en  parte que nos quejamos sin propósito.

Y así torno a decir que fue una de las mayores mercedes que el Señor me ha hecho, porque me ha aprovechado muy mucho para perder el miedo a las tribulaciones y contradicciones de esta vida, como para esforzarme a padecerlas y dar gracias al Señor que me libró,  lo que ahora me parece, de males tan perpetuos y terribles.     



lunes, 9 de enero de 2017

¿Cómo SOMOS, VIVIMOS y nos MOVEMOS en DIOS?


  Puesto en pie Pablo en medio del Areópago dijo:
            
            Atenienses, veo que sois sobremanera religiosos, porque al pasar y contemplar los objetos de vuestro culto, he hallado un altar en   el cual está escrito: AL DIOS DESCONOCIDO.
            
            Pues ese que sin conocerle veneráis, es el que yo os anuncio.
            
            El Dios que hizo el  mundo y todas las cosas que hay en él, ése siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por mano de hombres, ni por manos humanas es servido, como si necesitase de algo, siendo EL mismo quien a todos da la vida, el aliento y todas las cosas.
            
            EL hizo de uno todo el linaje para poblar toda la haz de la tierra por ellos habitables, para que busquen a Dios y siquiera a tientas LE hallen, que no está lejos de cada uno de nosotros, porque:
            
                 “EN EL VIVIMOS y nos MOVEMOS y EXISTIMOS
             
            Con lo que San Pablo quiso decir que:
            
            El Dios Padre, con la cooperación de nuestros padres y sin nuestro consentimiento, nos dio la VIDA y todo cuanto ha  creado para  nuestra supervivencia y para que la defendamos, como gato panza arriba,  nos ha grabado a fuego el instinto de conservación.
            
           El Dios Hijo, nuestro Señor Jesucristo, se hizo hombre como uno de nosotros con todas sus limitaciones, para enseñarnos con palabras y hechos cómo tendríamos que VIVIR.
            
           El Dios Espíritu Santo, Tercera Persona de la Santísima Trinidad, el más desconocido e ignorado, con su viento, impetuoso nos MOVERÁ y  con la Luz de su lengua de fuego nos  iluminarán  a vivir centrados  en medio de este mundo tan ajetreado.
            
            Por lo tanto, nosotros EXISTIREMOS por toda la ETERNIDAD  en Dios  porque así lo ha querido, aunque no hayamos dado nuestro consentimiento para vivir: pero si dependerá de nosotros el vivir con Dios o sin Dios.

           Y si VIVIMOS como Jesucristo nos  ENSEÑÓ, seremos ETERNAMENTE FELICES.

           Pero para conseguir TAL VIDA, tendremos que conseguir que el Dios Espíritu Santo. el más INVISIBLE, sea el que nos MUEVA

           

viernes, 6 de enero de 2017

¿POR QUÉ LA SERPIENTE ENGAÑÓ A EVA Y NO LO HIZO CON ADÁN?



En mi artículo publicado el 8 de Diciembre:

 ¿Por qué Dios prohibió  comer del árbol DE LA CIENCIA DEL B IEN Y DEL MAL?,  hacia la siguiente pregunta: ¿Por qué Satanás  engaño a Eva y no lo hizo con Adán.

Satanás que es muy listo y astuto, tenía la seguridad de que si Adán se dejaba engañar,  no conseguiría que Eva mordiera la manzana sin rechistar.

Porque en los matrimonios es muy frecuente que lo que pretende hacer el marido, sea motivo de discusión, y casi siempre gana la mujer, y en este caso, Satanás estaba seguro que Eva no estaría de acuerdo que Adán se hubiera dejado engañar sin contar con ella en un asunto tan importante como era la desobediencia a Dios.
         
         Porque la mujer es más respetuosa con Dios ya que siempre hay más mujeres que hombres en la Iglesia y más Madre creyentes que educan a sus hijos religiosamente con Padres no creyentes y viven en armonía.
         
          Y por lo que veremos leyendo lo que nos dice el Génesis en el final de su capítulo segundo y principios del tercero, Adán, como buen caballero y como hombre que por complacer a su dama, hace locuras, mordió la manzana sin decir ni mus.
          
        “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se adherirá a su mujer, y vendrán a ser los dos una SOLA CARNE..
      
          Estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, sin avergonzarse de ello.
    
         Pero la serpiente, la más astuta de cuantas bestias del campo hiciera Yavé Dios, dijo a la mujer:

          ¿Conque os ha mandado Dios que no comáis de todos los árboles del paraíso?
          
           Y respondió la mujer a la serpiente: Del fruto de los árboles del paraíso, comemos; pero del fruto del que está en medio del paraíso nos ha dicho Dios: “No comáis de él, ni siquiera lo toquéis, no vayáis a morir”
         
           Y dijo la serpiente a la mujer: “No, no moriréis, es que sabe Dios que el día que de comáis se os abrirán los ojos y seréis como Dios, conocedores del  bien y del mal”
        
          Vio la  mujer que el árbol era bueno para comerse, hermoso a la vista y deseable para alcanzar por él la sabiduría, y tomó de su fruto y comió, y dio también de él a su marido, que también con ella comió.
      
         De todo lo que sucedió después, solo voy a relatar cuando Yavé Dios llamó al hombre diciendo: ¿Dónde estás? Y este contestó:

         Te he oído en el jardín, y temeroso porque estaba desnudo, me escondí.
         
       ¿Y quién te ha hecho saber que estaba desnudo?  ¿Es que has comido del árbol que te prohibí comer?
    
        La mujer que me diste por compañera me dio de él y comí.

        Yavé Dios dijo a la mujer: ¿Por qué has hecho eso?
        
        La serpiente me engañó y comí.
    
       ¿Por qué nunca tenemos la sinceridad y la humildad de reconocer nuestros pecados y errores, sino que siempre  echamos la culpa a otros?
       
                ¡¡Genio y figura hasta la sepultura!!

            

miércoles, 4 de enero de 2017

Ser Católico, ¿ESCLAVIZA o LIBERA?

                   
            Muchos al no creer en Dios y que por lo tanto no existe otra vida, donde, como es natural Dios que es nuestro Padre y Misericordioso nos juzgaría  con  justicia.
       
             ¿Sería justo pensar que todos, buenos o malos, nos iríamos de rositas?
            
            ¿Cuántas veces hemos pensado de alguien que ha sido un criminal, un tirano, o una persona tan monstruosa que hemos dicho?
            
            “Si no hubiera infierno, habría que crearlo”.
            
             Algunos por ignorancia, por no haber sido educados religiosamente. o engañados, creen que ser católico y vivir como tal, es esclavizarse, cuando es todo lo contrario.
            
            Jesucristo como Dios que es, nos deja en plena libertad para que cumplamos o no sus Mandamientos y las normas de su Iglesia que son las que al cumplirlas  nos librarán de caer en una esclavitud.
         
            El que  no vive como Dios manda, se hace esclavo de sus propios libertinajes, porque en todo pecado, lleva su penitencia, o sea se esclaviza.
   
            Muchos que estarán de acuerdo con todo lo dicho, pensarán y dirán que el ser católico obliga a otras muchas cosas,
   
         ¿Por qué tengo que casarme por la Iglesia, Bautizar a mis hijos. Ir a Misa los domingos, rezar, pensar en Dios, en Jesucristo en la  Virgen, comulgar etc.etc.?  

            Ni Dios nos OBLIGA  a vivir así. Tenemos plena LIBERTAD como la tendría cualquier excursionista que se lanzara a una aventura altamente peligrosa sin hacer caso a los consejos del jefe de la excursión y se matara.
   
           Muchos podrían pensar y decir:

        ¿Por qué el guía teniendo la certeza del desenlace, no lo impidió, Ignorando que lo habían atado a un árbol?
  
           Lo mismo podrían pensar que Jesucristo, siendo Dios Todopoderoso debería impedir que cayéramos en el lodazal de pecados, ignorando que nosotros mismos libremente LO tenemos en una Cruz  clavado de pies y  manos y que con lo único con que nos puede ayudar sería seguir dándonos consejos con su lengua, que también quisiéramos habérsela cortado.

            Por eso Jesucristo  y su Iglesia se limitan a darnos consejos y enseñarnos el camino correcto para que nuestras vidas, aun en este mundo sean más llevaderas esperando otra vida infinitamente mejor.       

¿A quién no le gustaría tener en este mundo un amigo muy poderoso sabiendo que si sigue sus consejos y sus ayudas, la vida le será más llevadera y que nos librará de caer en la esclavitud del libertinaje, del alcohol, de la droga etc.etc.?

            Pues Jesucristo que es Dios, se ha quedado con nosotros en la Eucaristía para aconsejarnos y ayudarnos  en nuestro difícil caminar, porque  bien claro dijo:

            “Yo estaré con vosotros tos los días hasta la consumación de los siglos”

            No olvidemos que tenemos cuerpo y alma y si al cuerpo le damos libremente todo los caprichos,  a Dios ni agua.

          ¿Qué ayuda podríamos espera de Dios?
          
          Pues como la de un Buen Padre, Todopoderoso, que respetando el don de la libertad que nos ha dado, nos siga mirando y esperando con infinita paciencia a que vivamos como Dios manda.





      






















       


































               
         








                  
































               
         


















            









            









            
               
         



















            

lunes, 2 de enero de 2017

¿SE PODRÍA HABER DADO UN GOLPE DE ESTADO

      
            ¿Acaso Rajoy estaba siendo atacado, sin razón, o con razón porque muchos no lo creían  idóneo o porque  lo que querían era que dimitiera para proponer su candidato?

            ¿A nadie se le pasó por la cabeza el que dimitiera, devolviendo la Jefatura al que libremente se la otorgó y que en aquellos momentos, ante el electorado estaba inmune?
            
             Hubiera sido un Golpe de Estado sin precedentes, ejecutado por dos Hombres  de Estado que nos  hubiera  impactado a todos.
            
            ¿No se hizo porque nadie lo pensó o porque  el que lo pudo proponer, fue muy inteligente, con alto sentido de estado, y porque sabía que si seguía en el Poder,  hubiera sido Pan  para hoy y Hambre para mañana?
            
            ¿Prefirió seguir resistiendo los duros ataques sabiendo que se impondría la razón y sobre todo que sería lo mejor para todos los implicados en el proceso y por lo tanto más duradero?

            Que lo están demostrando  los acuerdos que se están dando y se darán, ganando prestigio y credibilidad todos los partidos que tengan sentido de estado.