sábado, 15 de diciembre de 2018

¿QUIÉNES NO PODRÁN SALVARSE?


Es lógico y contundente que no podrán salvarse los que no CREAN o no  quieran creer en Dios, inexistente, según ellos.

 San Mateo capítulo 18 cuenta lo siguiente:

En aquel momento se acercaron los discípulos a Jesús diciendo:

¿Quién será el más grande en el reino de los cielos?

“El, llamando a sí un niño, le puso en medio de ellos y dijo:

En verdad os digo, si no os  volviereis y os hiciereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos”
         
         Y efectivamente el niño todo lo CREE, todo lo ESPERA y siempre AMA, y está disfrutando de los años más felices de su vida, porque está VIVIENDO la FE la ESPERANZA y el AMOR como un angelito.
        
          Cuando entramos en una Juventud desenfrenada, la FE deja de alumbrarnos y sólo creemos en lo que disfrutamos.

         Ante los problemas y adversidades en el trabajo y en la  familia, no ESPERAMOS ni en Dios.

         Y cuando el AMOR son amoríos, se convierten en odios.

         Luego queda claro que si queremos salvarnos, tendremos, y no digo TENER sino VIVIR de FE, de ESPERANZA y de AMAR a Dios y a los demás.

         No hay más tea que la que arde, todo lo demás son engañifas.

viernes, 14 de diciembre de 2018

¿CUÁL ES EL MILAGRO QUE TODOS PODRÍAMOS HACER?


          Aunque nos parecería imposible CREER lo que Jesucristo dijo que si tuviéramos FE como un granito de arena, podríamos mover montañas.
  
       Sabemos que en todos los milagros que hizo curando enfermedades, no dijo Yo te he curado, sino TU FE te ha curado.
  
       Luego nosotros podremos hacer milagros si tenemos FE que es gratis aunque lo gratis, sale caro.
  
       Y efectivamente TENER FE es gratis:
  
      Pero VIVIR la FE exige renuncias y ciertos sacrificios.
  
       Cuando Jesucristo nos dijo:
  
       “No busquéis a Dios aquí o allí, porque está DENTRO de vosotros”
  
       “El que come mi carne y bebe mi sangre (Duras palabras), MORA en MÍ y YO en él”
  
       “Yo ESTARÉ con vosotros todos los días”
  
         Muchos, gracias a Dios, lo CREEMOS; pero por desgracia no lo VIVIMOS
  
        Porque cuando LO recibimos  en la COMUNIÓN no somos conscientes durante el día de lo que hemos recibido ni PENSAMOS  que Jesucristo que es DIOS, está DENTRO de nosotros porque sigue a nuestro lado todo el día.
  
       Todo esto es tan grandioso que el VIVIRLO y por lo tanto disfrutarlo, habrá que no sólo TENER FE sino pagar el tributo que supone, el PENSAR en ello en detrimento de otros muchos PENSAMIENTOS, al menos inútiles o acuciantes.
  
       Por eso San Pablo decía “Vivo yo, ya no soy yo, es Cristo quien vive en MÍ”
       
      La Vizcondesa de Jorbalán, hoy  Santa María Micaela del Santísimo Sacramento, al tener que vivir en París con su hermano, Conde de la  Vega y del Pozo, embajador en Francia y por lo tanto obligada a reuniones de Alta Sociedad, dejó escrito:

      "Salía del teatro y salones sin haber PERDIDO un sólo instante la PRESENCIA DIVINA"

       Y si Santa Teresa de Jesús decía:

       "Quien a Dios TIENE, nada la FALTA. sólo DIOS BASTA.

        Luego podríamos hacer el Milagro de sentirnos FELICES, aunque sea en breves momentos si lo PENSAMOS. 
 

jueves, 13 de diciembre de 2018

¿POR QUÉ DIOS SE DEJA TRATAR COMO SI FUERA UN DON NADIE?

.
        Yo diría que el dejarse tratar así, sería la PRUEBA más sencilla y contundente de que es DIOS.
        
         Porque Dios es un PADRE y nosotros hijos de una mala madre que no es otra que la mala vida que nos gastamos.

         A cualquier botarate, guapo, piquito de oro y embaucador que nos promete el oro y el moro, lo CREEMOS  ciegamente y encima dice que Dios no existe, no concediéndole a Dios ni la posibilidad ni el derecho a la vida.

         Cuando Dios se deja tratar así, NADA pierde  y el que así lo trata lo pierde TODO, demostrando ser poco inteligente, porque si Dios existe, y hay muchas más pruebas de su existencia, no habrá sabido nadar y guardar la ropa.

         Ese mal trato que le dan los Ateos a Dios  no le duele porque Dios no tiene que esforzarse en perdonarlos, allá ellos.

         Pero los que CREEN que Dios existe; pero viven como si no existiera, le duele como a cualquier padre le dolería verse  ignorado y olvidado por un hijo querido y mimado.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

¿Por qué TODOS SOMOS UNOS COMETAS?


         Porque si JHON NEAL dice que “Las cometas se elevan CONTRA y no a FAVOR del VIENTO.
  
       Y nosotros decimos que la vida, es luchar contra viento y marea, estamos aceptando, nos guste o no que somos unos cometas.

         Si cuanto más fuerte es el viento, sube más alto la cometa, nos está diciendo que si queremos subir a lo más alto en la vida, tendremos que luchar contra todo lo adverso que se nos presente.

         Por eso cuando algún contratiempo, en lugar de derribarnos nos eleve, será señal que somos cometas que volamos por encima de lo terrenal y nos vamos acercando a lo celestial.

         Jesucristo, fue y sigue siendo el más brillante y ejemplar Cometa porque vivió siempre contra viento y marea.

         En estos días Navideños en los que en medio mundo se celebra por todo lo alto y con mucho cariño el acontecimiento más humilde contra el viento de la grandeza, el hecho de que  naciera en un pesebre y tuviera que huir a Egipto para no caer en las manos de Herodes.

         Misteriosamente estuvo  perdido tres días, sufriendo y haciendo sufrir a sus padres la búsqueda.

         Volvió a Nazaret para vivir, siendo Dios, como hijo de un carpintero.

         Vivió sin tener donde reclinar su cabeza, haciendo portentos, más como Dios, que como hombre y encima, murió entre dos ladrones como un vulgar malhechor.

         Y Resucitó sin pena ni gloria sin más espectadores que sus discípulos.

         Y lo más triste, misterioso y glorioso es que Jesucristo aun perdiendo muchas batallas, siempre ganas las GUERRAS, pese a quien pese, como podremos ver CAER por su propio peso, a los que han SUBIDO gracias a un viento favorable,

         Por eso, si queremos ser alguien ahora y sobre todo después. No tendremos más remedio que mirar hacia arriba para contemplar a Jesucristo como ÚNICO cometa al alcance de la mano si intentamos, al menos, vivir como ÉL.  


martes, 11 de diciembre de 2018

DEL SENTIMIENTO AL CONSENTIMIENTO COMO DEL DICHO AL HECHO HAY POCO TRECHO



         Nadie puede evitar que la boca se le haga agua al oler un buen guiso si al momento se lo puede comer.

         Tampoco se puede evitar que ante una persona bellísima se sienta cierto enamoramiento y se lance al consentimiento y deseo consumado.

         Sentir tentaciones de algo placentero; pero sin consentimiento no es pecado porque en el Padre Nuestro deberíamos decir LÍBRANOS de las tentaciones y no como decimos: NO NOS DEJES CAER en la tentación.

         Porque el sentir tentación es por nuestra naturaleza un tanto animal, e irracional; pero el consentir o caer en ella, es de nuestra libertad y razonar de los peligros morales y personales en los que nos podemos meter.

         También existe el “Del DICHO al hecho hay MUCHO TRECHO,  o sea “Obras son amores y no  buenas razones”

         Estamos viviendo unos momentos políticos en los que los DICHOS, las Promesas y muchas bonitas palabras nos abruman y podemos sentirnos contentos y consentir y aceptar todo cuanto nos proponen sin molestarnos en razonar.

         Si vamos a bordo de un barco que ha estado a pique de hundirse, pero que una nueva tripulación, con sus fallos y errores lo han sacado a flote y de pronto unos cuantos compañeros de viaje desconocidos, inexpertos, un tanto ambiciosos, sin pocos principios éticos, morales y religiosos quieren de la noche a la mañana, hacerse con el mando del barco para llevarnos a un puerto desconocido por unos mares procelosos.

         ¿Qué deberíamos hacer? ¿Un motín a bordo?

         ¿O usar la inteligencia, la sensatez y olvidar sentimiento y odios que deberían ser más justo y razonables  que la ambición y la violencia?