sábado, 16 de junio de 2018

¿POR QUÉ VIVIREMOS ETERNAMENTE?


           Porque como somos hijos de Dios, tendremos que vivir eternamente como Dios, puesto que somos parte suya, de lo contario sería volver a la nada.

          Y nada de cuanto Dios ha creado, vuelve a la nada, se transforma.
         
         A la muerte, ni se toca, está como está y punto; pero el que después venga una ETERNIDAD es otro cantar, que para unos, puede que sea  música celestial; pero para otros música infernal.

         Puede que aun para los que esperen un buen concierto, les parezca aburridísimo oírlo ETERNAMENTE, ¿Acaso nos aburrimos durante las ocho hora o más del sueño, que nos parecen unos segundos?

         Para los que teniendo FE; pero  no hayan vivido como Dios manda, no podrán o querrán  comprender cómo Dios les pueda CASTIGAR por toda UNA ETERNIDAD.

         Dios nunca CASTIGA ni se VENGA, porque tan imposible sería que  coexistan el Fuego con el Agua, como el que  coexista un Ateo con Dios, a quien ha condenado a la nada.   

         Los que no hayan tenido FE porque no han visto o no han querido VER a Dios ni a Jesucristo haciendo de su vida, como  “De su capa un sayo” bajo el cual hayan escondido sus múltiples atrocidades, cuando el RESPLANDOR DIVINO les abra los ojos y se vean, como en carne viva, todos sus pecados, tendrán que decir: “Tierra trágame”  

Si la MUERTE fuera sólo el FINAL de todo los placeres sin más,  sería una liberación no deseada; pero aceptable.

Pero si por su mala vida, entran en una ETERNIDAD de tormentos, maldita la hora en que su MUERTE se de la mano con la ETERNIDAD..

         Puede que muchos piensen que es imposible que Dios siendo infinitamente misericordioso y buen padre mantenga eternamente en el infierno a los condenados.

         Hubo, haylos y los habrá que habiendo  sido tan crueles, tan sanguinarios etc. etc. que nosotros mismos pensamos y decimos que si no hubiera infierno, habría que crearlos para ellos.

         El que dude de la existencia de la eternidad, que lea unas cuantas citas, de las muchas, que pronunció Jesucristo y no olvidemos que es Dios.

        Dios amó tanto al  mundo, que le dio su unigénito Hijo, para que todo el que CREA en ÉL, no perezca, sino que tenga la VIDA ETERNA. (Jn.3)
          
         El que beba del agua que yo le diere no tendrá jamás sed, porque el agua que yo le dé se hará en él una fuente que salte hasta la VIDA ETERNA (Jn.4)

Os digo que el que escucha mi palabra y  CREE en el que me envió, tiene la VIDA ETERNA

Procuraos no el alimento perecedero, sino el alimento que permanece hasta la VIDA ETERNA, el que el Hijo del hombre os da. (Jn.6)

Esta es la voluntad de mi Padre, que todo el que ve al Hijo y CREE en ÉL tenga la VIDA ETERNA (Jn.6)

         Yo soy el PAN vivo bajado del cielo, si alguno come de este pan, VIVIRÁ PARA SIEMPRE, y el pan que yo le daré es mi carne, vida del mundo.(Jn.6)

         Si alguno guardare mi palabra, jamás verá la MUERTE.(Jn 8)

         Quien se ama a si mismo, se pierde; y el que se ODIA a si mismo en este mundo, se guarda para la VIDA ETERNA.

         Esta es la VIDA ETERNA: que te conozcan a TI, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo

Y dirá: Apartaos de mí, malditos, al  FUEGO ETERNO, preparado para el diablo y para sus ángeles,

 Unos irán al suplicio ETERNO, y los justos a la VIDA ETERNA.(Mt.25).

         No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, que al alma no pueden matarla; temed más bien a aquel que puede perder el alma y el cuerpo en el INFIERNO (Mt. 10)

         Si tu ojo te escandaliza, sácatelo, que más te vale entrar con un solo ojo en la vida que con ambos ojos ser arrojados en  INFIERNO de FUEGO (Mt, 18).


viernes, 15 de junio de 2018

¿POR QUÉ DIOS SIEMPRE GANA?


         Alguno podría, y con razón, decir, pues porque  Dios es Dios.

        Luzbel y sus secuaces, creyéndose poderosos, y al no querer ser meros cortesanos, se rebelaron y quedaron como pobres diablos.
 
          En el Paraíso, Satanás, sabiendo que nosotros  podríamos procrear nuevas vidas y que seríamos hijos de Dios y por lo tanto los herederos, nos engañó sabiendo que  terminaríamos desheredados.

          Dios perdió unos hijos, sabiendo que no LE amarían, al vivir plácidamente en el Paraíso.

         Dado que comimos del único árbol prohibido entre los miles, por la ambición, como siempre, de ser como Dios, detalle más que suficiente de que no amaríamos a Dios como se merece, nos arrojó del paraíso para que cada uno obrara como le diera la gana, puesto que seríamos libres.

         Y así al tener que renunciar a muchos placeres para AMAR a Dios, quedaría demostrado que era un amor verdadero ya que el AMOR ni se compra ni se vende, ni se impone sino que se Entrega a costa de algún SACRIFICIO,

       Porque lo que VALE mucho, CUESTA mucho.

      Dios ha perdido y pierde muchas batallas pero siempre gana el AMOR que es lo único que necesita de nosotros, de lo demás está más que sobrado.

       Los Césares que  quisieron aniquilar el Cristianismo y los Mártires de entonces y los de siempre, al derramar su sangre por AMOR a Dios han conseguido “Que la sangre de los Mártires, sea semilla de Cristianos” 

        Y si ahora dado el panorama de ateismo, y laicismo que se nos puede presentar, nos ofrecerá una ocasión de demostrar con nuestro ejemplar comportamiento, que el CREER y AMAR a Dios no tiene precio y que al final, pese a quien pese, DIOS  saldrá GANANDO. 

jueves, 14 de junio de 2018

¿CÓMO SE QUEDA DIOS ANTE UN BLASFEMO?


        Dios no queda OFENDIDO porque alguien quiera ofenderle con odio o con una blasfemia; pero Dios sí queda un tanto DEFRAUDADO, al quedarse con las manos LLENAS de dádivas destinadas para todos los que de un modo o de otro, LE ODIAN

         Leamos lo que Jesucristo le dijo a Nicodemo:

         “A la manera que Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el Hijo del hombre, para que todo el que CREYERE en ÉL, tenga la VIDA ETERNA.”

         “Quien beba de esta agua volverá a tener sed, le dijo a la Samaritana; pero el que beba del agua que yo le diere no tendrá JAMÁS sed, porque el agua que yo le dé se hará en él una fuente que salte hasta la VIDA ETERNA”

         A los judíos les dijo: “En verdad os digo que el que escucha mi palabra y CREE en el que me ha enviado, tiene la VIDA ETERNA y no es juzgado, porque pasó de la muerte a la VIDA”

         “Mi Padre sigue obrando todavía, y por eso obro yo también. Por eso los judíos buscaban con más ahínco matarle, pues no sólo quebrantaba el sábado, sino que decía que Dios era su Padre, haciéndose IGUAL a Dios”.

         “Alzad nuestros ojos, le dijo a sus discípulos, y contemplad los campos que ya están blanquecinos para la siega. El que siega recibe su salario y recoge el fruto para la VIDA ETERNA, para que se alegren juntamente el sembrador y el segador”.

         Pasados ochos días, otra vez estaban dentro los discípulos, y Tomás con ellos. Vino Jesús, cerradas las puertas y, puesto en medio de ellos, dijo:

“ La paz sea con vosotros. Luego dijo a Tomás: Alarga acá tu dedo y mira mis manos y tiende tu mano y métela en mi costado y no sea INCRÉDULO sino fiel.

Respondió Tomás y dijo: ¡Señor mío y Dios mío!

         Jesús le dijo: Porque me has visto has CREÍDO, dichosos los que sin ver CREYERON”.

         Bien claro dijo Jesucristo que no hay peor ciego que el que no quiera ver, porque algunos INCRÉDULOS o BLASFEMOS lo que quieren es que DIOS NO EXISTA.