sábado, 14 de julio de 2018

¿SE PUEDE TRATAR A JESUCRISTO COMO LO HICIERON CON UN MILLONARIO MECENAS?

           Un  PODEROSO multimillonario, GRAN MECENAS, FILÁNTROPO que vivía modestamente y que disfrutaba tanto al ver la alegría que producían sus múltiples donaciones a los pobres, que casi le adoraban, suscitó la sospecha de que sus intenciones era engatusar al pueblo para ganar las  próximas elecciones si se presentaba.

         El gobierno se puso en guardia montando un complot para quitárselo de encima usando toda clase de argucias para el final CONDELARLO

         Al abrir su testamento resultó que sus HEREDEROS únicos y legítimos de su patrimonio incontable eran todos sus ciudadanos y con preferencia los pobres.

¿Como juzgaron tal acontecimiento luctuoso?

Muchos, un tanto manipulados y beneficiados por lo que saldrían ganando, consideraron justa la condena.

Otros, cobardes y atemorizados callaro

Los que no presenciaron tal acontecimiento, no lo creyeron porque si era tan bueno como decían y era tan rico. ¿Cómo consintió tal felonía, cuando “poderoso caballero es don dinero?

Los hubo que no quisieron ni quieren creer en tan ejemplar comportamiento porque no les  cuadraba con sus vidas.

Los que lo creyeron a trancas y barrancas, lo consideraron un idealista trasnochado, un necio e ignorante o un loco.

Los pocos que se informaron buscando la verdad, descubrieron que aquel magnate, fue tan santo y tan hombre de Dios que lo que hizo fue imitar a JESUCRISTO.

          Y ¿Por qué Jesucristo siendo Dios, empezó su vida naciendo en una cuadra, reclinado en un pesebre y tan indefenso que tuvo que huir de Herodes, vivió tan pobre que no tenía dónde reclinar su cabeza y morir clavado en un madero?

 Porque Jesucristólo espera que  LE compadezcamos, LE agradezcamos lo mucho  que ha hecho y nos hace para que surja en nosotros un AMOR AGRADECIDO. “Es de Bien nacidos, ser Agradecidos”

Ningún poderoso, si se mostrara como tal sería,  a lo más, temido, respetado y obedecido pero; si se pusiera al servicio de cada uno de nosotros con AMOR, como lo hace Jesucristo.

               ¿QUÉ DEBERÍAMOS HACER NOSOTROS CON JESUCRISTO?

viernes, 13 de julio de 2018

¿POR QUÉ UN GOBIERNO SIN DIOS ES UNA ABERRACIÓN Y UN DESMADRE?



           Porque si cualquier ciudadano por culto o ignorante, bueno o malo que sea pueda tener, voz y voto para elegir a sus representantes y estos a su vez puedan legislar, prohibir o aceptar ciertos comportamientos, y que DIOS no tenga NI VOZ ni VOTO, es una:

 ABERRACIÓN, o sea “Un grave error del entendimiento o conducta que se aparta de lo aceptado como LÍCITO” y un DESMADRE, que es “Conducirse  sin respeto ni medida” como así los define la RAE.

         Hay que reconocer que Dios no puede tener voz ni voto porque nunca LO hemos oído ni LE hemos visto depositar su voto; pero sus MANDAMIENTOS son lo MÁS LÍCITO, porque están tan vigentes que los tenemos grabados a fuego en nuestras conciencias,

         Es lógico, aunque aberrante, que algunos políticos, sin pruebas y por un error de pensamiento, nieguen la existencia de Dios y por lo tanto sin derecho a tener VOZ y VOTO en la elección del candidato y que este pueda legislar aun en contra de lo MAS LÍCITO.

         Da la impresión de que lo que pretenden algunos gobiernos  sin Dios, no es defender los derechos de los pobres y alcanzar un bienestar, sino borrarnos todo sentimiento y creencia en Dios y en su Iglesia,

         Pero está demostrado históricamente que cuando se consigue eliminar a Dios de las conciencias, la  Democracia se convierte en una ABERRACIÓN porque es un ERROR negar sin pruebas que Dios no existe.

         Y es un DESMADRE porque al no haber Dios que lo VE TODO, nos conduciremos sin respeto ni medida. 

jueves, 12 de julio de 2018

LO QUE DEJÓ ESCRITO UN AMIGO QUE ESTÁ EN EL CIELO

          "Me toco el pecho y voy intentando deletrear con el alma.     
         
          Lo que dicen los latidos. Lo escucharé bien, porque  todo lo que oiga, no han de ser sino palabras de generosidad.

        Un corazón no es más que eso: un hombre con una paloma en la mano, que se asoma a una ventana siempre abierta.

La salud o el dolor, los laureles o el infortunio, no son más que un puro accidente.
         
         El hombre es hombre, solo mientras abre la mano y se proyecta hacia el sol que luce siempre al fondo de todas las brumas.

         El sudor y el forcejeo del trabajo, la penosa gestación de las palabras, el ¡Ay! Que se convierte en un “si”, la quietud o la soledad que se agitan para entrar en la dinámica del espíritu, convergen en el vuelo del amor a los hombres que lleva esa impronta divina, que es la CARIDAD.

         Cristiano, así, es un hombre al que todas las cosas le vibran con la nota más aguda de la esperanza.

         Cristiano es el que vive siempre en proyección hacia afuera y que cuando habla, piensa o actúa, lo hace con el aire del grano de trigo que vuela en otoño.

         Cristiano es el que pasa repicando por las tremendas agonías de cada hora, porque sabe que la verdad de la superación es la alegría y la paz infinitas.

         Cristiano, en fin, es el que va en vilo por las calles, los pisos, los talleres, las redacciones, el hospital, el sanatorio, aunque sea en la cama, pero siempre aupado en la fibra íntima del corazón, navegando hacia arriba, seguro y recio, como un águila que tiene las alas inabatibles de un Dios, que eso es la Gracia, y que sabe que en la fuerza de su plumaje está, a su vez, el ansia mejor de cada uno de los hermanos en la fe.

         Eso, eso sí que es un cristiano, un testigo del dolor; pero también de triunfo. “He aquí que por la Cruz nos vino al mundo la alegría TODA"

         Todo esto y mucho más, lo dejó escrito e inédito y sin corregir mi amigo “LOLO” Manuel Lozano Garrido, que nació en Linares el 9 de Agosto de 1.929 y murió el 3 de Noviembre de 1.971 y el 12 de Junio del 2010, el Vaticano certificó que se había producido el MILAGRO de que LOLO inválido, deformado por completo todo su cuerpo a causa de (espondolitis) y ciego durante los últimos 10 años de vida y que había escrito y dictado 10 libros y miles de artículos, fue el cronista del amor y convirtió su dolor en alegría.

         “Laín Entralgo, después de haber leído un de las obras de LOLO, exclamó:

        En la vida no hay más que dos extremos: el suicidio o la santidad. Lolo escogió la mejor, la heroicidad. Estúpida aparentemente; pero verdadera en su insuperable fondo”