jueves, 15 de noviembre de 2018

¿FUE JESUCRISTO EL POLÍTICO IDEAL?


         El político que no crea en Dios, ni  tampoco en Jesucristo, que lea los Evangelios, aunque sólo sea por curiosidad histórica y comprobará que Jesucristo fue el Político Ideal y envidiable.

         Porque fue el mas Intelijente, Justo, Inocente, el peor Tratado, convirtiéndose  en el hombre más Divinamente-Humano y PODEROSO habiéndolo demostrado más con HECHOS que con palabras y que aunque murió, como murió, sigue siendo Dios OMNIPOTENTE. Se crea o no se crea.

         En los programas electorales nos PROMETEN muchas cosas buenas y apenas EXIGEN  obligaciones porque eso no da votos.

Lo que hizo Jesucristo en su andadura política o sea su contacto con el pueblo fue mostrar con HECHOS, dando de comer a la muchedumbre, curar enfermos, resucitar muertos y con PALABRAS prometiendo una temporal vida mejor y sobre todo la eterna y no para que así lo proclamaran  Mesías y los librara de la opresión romana, sino cómo deberían ser para conseguir lo que les iba a prometer.

 “Viendo Jesús a la muchedumbre, subiendo a un monte y cuando se hubo sentado, se le acercaron los discípulos y abriendo ÉL su boca, les enseñaba diciendo

         BIEN AVENTURADOS
LOS POBRES porque de ellos es el Reino de los Cielos.
         Los MANSOS, porque ellos poseerán la tierra
         Los que LLORAN porque ellos serán consolados.
         Los que tienen HAMBRE y sed de justicia, porque ellos serán hartos
         Los MISERICORDIOSOS porque ellos alcanzarán misericordia
         Los LIMPIOS de corazón, porque ellos verán a Dios.
         Los PACÍFICOS, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

         Pero ¡Ay de vosotros, RICOS, porque habéis recibido vuestro consuelo!
         ¡Ay de vosotros los que ahora estáis HARTOS, porque tendréis hambre!
         ¡Ay de vosotros los que ahora reís, porque gemiréis y lloraréis!
         ¡Ay cuando todos los hombres dijeren bien de vosotros, porque así hicieron sus padres con los falsos profetas!

Está bien claro que ni Dios y mucho menos un político nos pueden dar la felicidad si no la buscamos nosotros con nuestro trabajo y honradez

Jhon F.Kennedy dijo:

 “No os preguntéis qué puede hacer por vosotros el país.
 Preguntaos que podéis hacer vosotros por el país”.

Por lo tanto el político que quiera pasar a la historia como un preclaro político que cumpla siempre lo prometido, estando al servicio del BIEN de TODOS y no del partido, que no ENGAÑE con medias verdades y demuestre HECHOS incuestionables y sobre todo que haga PATRIA y no PATRIMONIO.                   

miércoles, 14 de noviembre de 2018

¿QUÉ LE PODRÍAMOS DAR A DIOS?


         Yo diría que disgustos y quebraderos de cabeza, ya se los damos, porque no somos  conscientes de que Dios, más que Dios es nuestro Padre.
  
Y si a cualquier buen padre le encanta dar cosas a sus hijos con mucho cariño.

Lo que vuelve loco y se siente orgulloso, es cuando ve que sus hijos, sin apenas de ayuda paterna, se van desarrollando y se van pareciendo a él.

Por lo tanto a Dios que es nuestro Padre, lo mejor que le podríamos dar y que le faltaría, puesto que lo tiene todo, sería el  intentar PARECERNOS a ÉL

¿Cómo podríamos parecernos a Dios, si nadie lo ha visto?

Si a muchas personas, sin haberlas visto, las conocemos por lo que han dicho y sobre todo hecho y nos quisiéramos parecer para ser importantes en la vida.

De Jesucristo que es Dios, y que vivió como uno de nosotros deberíamos saber algo de lo mucho que dijo para que aprendiéramos de ÉL

“Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón”

“Venid a MÍ todos los que estéis cargados con trabajos y cargas que yo os ALIVIARÉ porque mi yugo en suave y mi carga  ligera”

“El que sigue no anda en tinieblas”

El que, a menos, intente SEGUIR  a Jesucristo HUMILDE, PACÍFICO, CONFIADO, aceptando las Cargas y Adversidades  se estará pareciendo a Dios en cuanto a los DICHOS.

Y También pos podremos parecer a Dios por los HECHOS.

Porque en todos las curaciones y hechos milagrosos que hizo Jesucristo, no dijo Mi Padre o yo te ha curado, sino TU FE, te ha curado.

Queda claro que cuando nuestra FE y AMOR a Dios sea como lo dijo el poeta anónimo del siglo XVI

Muéveme, en fín, tu amor, y de tal manera
que aunque no hubiera cielo yo te amara
y auque no hubiera infierno te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues, aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que the quiero te quisiera. 

Haríamos el MILAGRO de que nuestro AMOR, fuera tan parecido al de Dios, que se convertirían en  UN SOLO amor el de DIOS.


  

martes, 13 de noviembre de 2018

¿QUIÉN TIENE LA MÁXIMA AUTORIDAD PARA PEDIRNOS QUE LE ESCUCHEMOS?


          ¿Quién no está pendiente de las noticias, de los debates  demagógicos televisivos, de los enfrentamientos en los parlamentos entre señorías, a veces, no con tanta educación, con  muchas descalificaciones y pocas soluciones?

“Un día, Jesús escogió a Pedro, Juan y Santiago y se subió con ellos a orar en un monte y cuando Jesús se puso a orar, su rostro se transformó y su vestido se volvió blanco y resplandeciente y dos ángeles con ÉL

Los discípulos estaban cargados de sueño y al despertar vieron que Moisés y Elias hablaban con Jesús de su partida que había de cumplirse en Jerusalén y dijo Pedro a Jesús, Maestro: ¡Qué  bien se está aquí!. Hagamos tres tiendas, una para ti, otra para Elías y otra para Moisés.

Mientras esto decía, apareció una nube que los cubrió y quedaron atemorizados al entrar en la nube de la que salió una voz que dijo:

Este es mi hijo amado, ESCUCHADLE y mientras sonaba la voz estaba Jesús solo”.

Al que tenga un poco de FE y sea consciente de que es el mismísimo Dios quien nos dice que ESCUCHEMOS a JESUCRISTO, le vendría muy bien,  para su vida espiritual,  leer algunas de las muchas VERDADES que nos pronunció Jesucristo, aunque sólo sea para descansar de escuchar tanta palabrería inoperante.

“Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida
Sin mí no podréis hacer nada.”

Si sólo estás dos afirmaciones tan categóricas de Jesucristo se clavaran en nuestro interior y se convirtieran en VIDA,  otro gallo nos cantaría.

Si seguimos leyendo como si fuera el mismo Jesús el que nos las dijera  personalmente a cada uno y su imagen se nos hiciera  casi VISIBLE, como puede que suceda cuando alguien siente que en la oscuridad de una habitación, que eso es la FE, hay otra persona amada viviremos algo desconocido.

“De tal modo Dios amó al mundo que le dio a su unigénito Hijo para que todo el que crea en ÉL, no perezca sino que tenga la vida eterna.
Venid a mí todos los que estáis fatigados y cargados, que yo os aliviaré.
Tomad sobre vosotros mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras vidas, pues mi yugo es blando y mi carga ligera
Pedid y recibiréis, llamad y se os abrirá, buscad y encontraréis
¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su alma?
El que come mi  carne y bebe mi sangre está en mí y yo en él

El Padre y yo somos uno.
MI Padre obra continuamente y yo ni más ni menos
El que me ve a mí ve al Padre.

         Por si con todo lo leído no nos sentimos ligados a Jesús,

Categóricamente dijo:

Yo ESTARÉ con vosotros todos los días hasta la consumación de los siglos, porque si no vamos a ÉL sepamos que sigue estando con cada uno de nosotros, siempre que le dejemos ESTAR a  nuestro lado, así de fácil, si lo PENSAMOS y tan difícil de conseguir porque pensamos en TODO menos en ÉL