miércoles, 27 de abril de 2016

¿CÓMO JESUCRISTO PUDO DECIR QUE SU CARNE ERA EL PAN DE LA VIDA?



         El que lea el siguiente  capítulo 6º versículo 48 del Evangelio de San Juan y no sea creyente, podrá pensar que Jesucristo estaba loco; pero si lo lee hasta el final sin prejuicios, tendrá, al menos, dudas razonables o empezar a tener atisbo de fe,

         Si Jesucristo nos dice con tal rotundidad que nos puede ALIMENTAR espiritualmente con su CARNE, cosa que demostró con sus milagros, Muerte y Resurrección porque fue porque era Dios y para Dios nada hay imposible.

         El sea creyente sentirá fortalecida su creencia de que Jesucristo, como es Dios, podrá alimentarle y sentirás más deseos de RECIBIRLE siempre que pueda.

         "Yo soy el pan de vida, vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron.

         Este es el pan que baja del cielo, para que el que lo coma,  no muera.

         Yo soy el pan vivo bajado del cielo; si alguno come de este pan, vivirá para siempre, y el pan que yo le daré es mi carne, vida del mundo.

         Disputaban entre sí los judíos, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?

         Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros.

         El que come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna y yo lo resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera vida.

         El que come mi  carne y bebe mi sangre está en mí y yo en él.

         Así como me envió el Padre viviente y yo vivo por el Padre, así también el que me come vivirá por mí.

         Esto lo dijo enseñando en una sinagoga.

         Luego de haberlo oído, muchos de sus discípulos dijeron:

         ¡Duras son estas palabras! ¿Quién puede oírlas?

         Conociendo Jesús que murmuraban de estos sus discípulos, les dijo:

         ¿Esto os escandaliza?, pues ¿Qué sería si vierais al Hijo del hombre subir allí a donde estaba antes?

         El espíritu es el que da vida, la carne no aprovecha nada   

        Desde entonces muchos de sus discípulos se retiraron y ya no le seguían y dijo Jesús a los doce: ¿Queréis iros vosotros también?

        Respondió Simón Pedro: Señor, ¿A quién iremos?  tú tienes palabras de vida eterna y nosotros hemos creído y sabemos que tú eres el Santo de Dios.

        Respondióle Jesús:¿ No he elegido yo a los doce y uno de vosotros es un  diablo?

       Hablaba de Judas Iscariote, porque éste, uno de los doce, habría de entregarle.


No hay comentarios: